Vía Cuenca-Azogues tardó 5 años en su arreglo

- 12 de julio de 2018 - 20:42
Con un costo de $ 134 millones, esta vía es estratégica para la comunicación entre Cuenca y Azogues.
Foto: Fernando Machado / EL TELÉGRAFO

La carretera, por donde circulan más de 17.000 vehículos diariamente, tiene una extensión de 43,6 km. El Gobierno invirtió $ 135 millones en su reparación.

Cinco años esperaron los transportistas y usuarios de la vía Cuenca-Azogues-Biblián, en el sur del país, para tener una carretera expedita y con mayores seguridades.

El monto, para sus estudios, en 2012, fue de $ 1’197.503 y el plazo de entrega era de ocho meses desde el momento que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) otorgara el anticipo que correspondía el 50%.

En 2013 se inició la obra física, pero a finales de 2015 los trabajos se paralizaron por falta de recursos, se los retomó a mediados de 2016.

El MTOP adjudicó el proyecto de reconstrucción de la vía Cuenca-Azogues-Biblián a la constructora Hidalgo e Hidalgo por el monto de $ 72’167.266,52 y con un plazo de 20 meses de ejecución y cuatro años de mantenimiento.

Dentro de la obra se determinaron los taludes inestables y sitios críticos en las dos provincias y la construcción de pasos laterales. Además, se encontraron inconvenientes y se sugirieron nuevos cambios que provocaron la firma de tres contratos complementarios por lo que la obra pasó de $ 72 millones a $ 111 millones.

Tras este tiempo y la serie de peripecias en su reconstrucción, el ministro (e) de Transporte y Obras Públicas, Boris Palacios, sostuvo que el Gobierno cumple con los habitantes del sur del país al entregar una vía con mayores seguridades para quienes transitan por este lugar y quieren comunicarse entre las provincias de Azuay y Cañar.

El ministro agregó que esta obra reactivó el comercio entre las dos provincias y, además, se crearon más de 700 fuentes de trabajo, de manera directa.

La carretera que comienza en el sector conocido como “Control Sur” (Salado), en la ciudad de Cuenca, encontró su primer obstáculo en el sitio denominado Guzho, donde una falla geológica impidió acelerar los trabajos.

El segundo problema fue cerca de la Universidad del Azuay, donde también una falla causó que los terrenos se hundieran, sobre todo en épocas de invierno.

En la provincia de Cañar también hubo inconvenientes. A dos kilómetros de El Descanso una falla geológica retrasó las labores. “Esta es una vía por donde transitan más de 17.000 carros diariamente”, indicó el ministro de Transporte y Obras Públicas.

A lo largo del recorrido se construyeron 14 pasos a desnivel para que transiten los peatones de una orilla a otra.

“Con esto vamos a disminuir los accidentes de tránsito en esta vía”, expresó el presidente de la República, Lenín Moreno, quien este jueves 12 de julio llegó al sector Guangarcucho para entregar la carretera, una vez que finalizaron los trabajos de reconstrucción.

El Presidente de la República llegó hasta el sector Guangarcucho, donde fue recibido por habitantes de las provincias de Azuay y Cañar.El Presidente de la República llegó hasta el sector Guangarcucho, donde fue recibido por habitantes de las provincias de Azuay y Cañar. Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

A los $ 111 millones se les sumó el IVA y el monto alcanzó los $ 120 millones, a los que se incrementó el valor de la fiscalización y la inversión total llegó a $ 135 millones.

Esta vía cuenta con seis carriles (tres por sentido), parterre central, 14 puentes peatonales y un puente carrozable.

Los trabajos se cumplieron en tres tramos, el primero, desde El Salado-Guangarcucho, donde se construyeron veredas y la estabilización de fallas. En el mismo tramo, en el sector Turi se reparó el espacio para pavimentar las veredas, construir los bordillos del parterre central y se avanzó con el intercambiador de tráfico en el ingreso a la parroquia El Valle.

En el segundo tramo, que va desde Guangarcucho hasta Azogues, los obreros reparan aceras, en parterre central y en otro frente de trabajo extrajeron material para conformar la estructura vial. Por último, se cumplió con el tramo Azogues-Biblián.

La vía de 43,6 kilómetros cuenta con asfalto, guardavías, señalización, veredas y taludes estabilizados, también se realizan obras para mejorar la seguridad vial y el acceso a varias comunidades. “Ahora tenemos una nueva vía, igual que la Girón-Pasaje”, expresó el Mandatario.

Sin embargo, esta carretera se ha convertido en la más peligrosa de la provincia de Azuay. Según la Comisión de Tránsito del Ecuador, más de 3.000 citaciones hubo en el mes de junio, el 80% de ellas en esta carretera.

“Tenemos una vía reconstruida, pero también es importante que los usuarios consideren que no pueden excederse los límites de velocidad”, dijo el ciudadano Ángel Heredia.

En esta carretera los límites de velocidad están permitidos hasta los 90 km/h, pero algunos ciudadanos se pasan de los 130 km/h, que ponen en riesgo a los ciudadanos que habitan cerca de esta carretera.

La vía a Gualaceo
Paralelamente a esta entrega, en Gualaceo se firmó un contrato complementario de la vía de 4 carriles desde este cantón hasta el sector denominado El Descanso.

Juan Diego Bustos, alcalde de Gualaceo, y Boris Palacios, ministro de Transporte y Obras Públicas, fueron testigos.

Palacios indicó que será una obra integral destinada al beneficio de los azuayos. Señaló que el plazo de los estudios será de cinco meses y con un monto aproximado de un millón de dólares. Bustos acotó que la gestión para concretar los estudios se inició hace algunos años y que ahora es una realidad. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: