Mercados y centros de abasto se fortalecen en las provincias

- 09 de abril de 2020 - 14:13
Foto: Municipio de Cuenca

Las autoridades locales piden a la ciudadanía no bajar la guardia en la lucha contra el covid-19. Para reforzar el trabajo preventivo en el territorio nacional se ejecutan diferentes estrategias en las provincias, las cuales son lideradas por los gobernadores.

En los cantones de Muisne y Atacames, en Esmeraldas, se habilitaron tres números telefónicos (0985035032 - 0982920025 – 0982936324) para atender consultas relacionadas con esta enfermedad. Las llamadas serán atendidas por personal médico del Distrito de Salud, de esta forma se evita la aglomeración de pacientes en los hospitales de estas poblaciones.

Dependiendo de la valoración médica, el especialista indicará al ciudadano los pasos a seguir. Entre ellas, quedarse en casa o acudir al centro de salud más cercano. Además, el experto será quien llame a la línea de emergencia 911 en caso de ser necesario el traslado a un consultorio, para el tratamiento correspondiente.

En Azuay, las autoridades visitan de manera constante los mercados y centros de abastos para evitar la presencia excesiva de personas al momento de adquirir los alimentos. En un recorrido efectuado en la plataforma de Narancay se evidenció la masiva presencia de compradores sin cumplir con los protocolos mínimos de seguridad.

Por ello, se aumentó la presencia de la Guardia Ciudadana en todos los mercados de la provincia, a fin de evitar que proliferen actividades comerciales en las calles.

De su lado, la gobernación de Napo, en coordinación con los presidentes de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) parroquiales de San Pablo, Cotundo, Hatun Sumaku y la Federación de Barrios de Archidona, organiza ferias para vender alimentos directamente del productor al consumidor.

De esta forma, se evita la especulación de precios y se garantiza el estricto cumplimiento de las medidas de bioseguridad, protección personal y distanciamiento social.

Asimismo, en esa provincia las autoridades coordinaron con representantes de entidades bancarias para que un corresponsal acuda a las ferias y pague a los beneficiarios que -únicamente presentando la cédula- cobran el Bono de Desarrollo Humano y el de Protección Familiar. Este servicio directo se piensa en extender a las parroquias, de esta manera se evita la aglomeración de personas y la propagación del virus. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP