Tres personas se salvaron de quedar sepultadas en Esmeraldas

Los aludes y lluvias impactan en 4 zonas; aguajes en dos balnearios

- 11 de marzo de 2016 - 00:00
Parte de un cerro se vino abajo en Esmeraldas, lo cual bloqueó un camino vecinal y taponó un estero.
Foto: Luis Freire/El Telégrafo

En la capital azuaya, las autoridades aumentarán el número de cámaras que vigilan los ríos para estar alerta por las crecidas.

Esmeraldas-Cuenca.-

Los aguaceros y deslizamientos de tierra continuaron ayer causando problemas en diferentes provincias. En Esmeraldas, donde 3.766 personas han sido afectadas, se produjo el mayor incidente.

El derrumbe de una loma, por efectos del aguacero del miércoles, taponó un camino vecinal y el estero Tabete. Tres personas, entre ellas dos niñas que se bañaban, se salvaron de ser sepultadas, afirmó Lucrecia Santos, habitante del sector. Maquinaria del Gobierno Provincial se movilizó al sitio para desalojar el material.

En abril de 2013, siete personas murieron sepultadas al interior de sus viviendas por el derrumbe de la misma montaña.

Mientras que, la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) intervino en días pasados en los barrios 7 de Septiembre, San José, Guayabal, San Ramón y Alborada, del cantón Quinindé. Estos conjuntos habitacionales quedaron anegados por los aguaceros y el desbordamiento del río Cocola. Cuarenta y dos familias que suman 190 personas recibieron ayuda del personal de la entidad.

La Unidad de Gestión de Riesgos del Gobierno Municipal de Quinindé y el Cuerpo de Bomberos evacuaron a la población a un lugar seguro hasta que las aguas regresen a su cauce normal. Poco a poco, y a medida que el agua bajó, los ciudadanos retornaron a sus moradas.

En la provincia de Guayas, el ECU911 de Samborondón reportó lluvias en los cantones El Empalme y El Triunfo. Las cámaras no captaron inundaciones o crecidas de los ríos.

Otras centrales de emergencia como la de Ambato y la de Riobamba informaron respecto a las vías Puyo-Macas y en el sector  Chuquipogyo, en Guano. La ruta Cumandá-Pallatanga sigue cerrada. Las maquinarias de distintas entidades no pueden intervenir por las constantes lluvias.

Por otra parte, las fuertes precipitaciones que se presentaron ayer en las faldas del nevado Chimborazo arrasaron con piedras, troncos, y palos. El material obstaculizó la vía principal que une Riobamba-Sigsipamba-Urbina; alrededor de 120 familias estarían afectadas.

Vigilancia en ríos azuayos

El próximo mes el Consejo de Seguridad Ciudadana (CSC) de Cuenca prevé inaugurar el sistema de alerta temprana o de emergencia en las orillas de los ríos.

Se trata de postes con  cámaras y megafonía IP para prevenir a la ciudadana y evitar incidentes. El sistema emitirá una alerta auditiva con la cual se informará sobre el incremento del caudal de los ríos.

Ayer, una persona murió ahogada luego de que fue arrastrada cuando intentó cruzar por las correntosas aguas del río Tomebamba, que experimenta una crecida producto de los chubascos.

Rómulo Montalvo, director del CSC, explicó que hasta la fecha los dispositivos han sido colocados en 4 puntos: en el sector de Barabón, en la Empresa Eléctrica, Balsay y la Quinta Lucrecia. Está pendiente la instalación en dos puntos más y para esto se efectúa un análisis con la Dirección de Riesgos para determinar los sitios críticos.

Problemas por aguaje

Salinas, en Santa Elena, y Jambelí, en El Oro, sufrieron los embates de grandes olas a consecuencia del aguaje.

En el primero de estos balnearios, el agua llegó hasta el malecón y llenó la calle de conchillas. En el otro, los muros provisionales construidos por los isleños fueron arrasados. El malecón de la parroquia Puerto Bolívar también quedó anegado.

Anoche, en Guayaquil varias zonas quedaron anegadas por algunos minutos debido una marea alta de 4.77 metros en el río Guayas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: