El tránsito vehicular entre el puerto principal y la capital chimboracense solo puede realizarse por una vía

Lluvias no dan tregua en 5 provincias

- 05 de marzo de 2016 - 00:00
En el barrio Bellavista del cantón Milagro, el agua ingresó a las casas tras el desbordamiento del río del mismo nombre y por las torrenciales lluvias de las últimas horas.
Foto: William Orellana/El Telégrafo

En Guayaquil y Milagro (Guayas), Machala y ciudades de la parte alta de El Oro, Esmeraldas, Azuay y Chimborazo las torrenciales lluvias causan daños en las calles, inundaciones, desbordamientos de ríos e interrupciones en las carreteras intercantonales. Las precipitaciones duraron hasta 16 horas en los últimos días.

Luis Aguirre, en la mañana de ayer, buscaba ayuda en la intersección de las calles Inmaconsa y Honorato Vásquez, en el noroeste de Guayaquil.

Su auto se quedó dañado cuando intentó pasar uno de los baches que se formaron durante las últimas semanas. El ciudadano se acercó a inmuebles cercanos para encontrar asistencia técnica, sin embargo, tuvo que seguir su trayecto con la avería.  “No me di cuenta de la profundidad del hueco. Está tapado por el agua estancada. Se me dañaron los amortiguadores y el tren delantero”, reclamó el conductor, a quien le preocupaba el problema que iba a tener con el propietario. “El carro es prestado”, lamentó.

El asfalto de la Honorato Vásquez presenta deterioro en varios puntos. Juan Carlos Suárez, quien labora por la zona, aseguró que tras las precipitaciones aumentaron las dimensiones de los agujeros. “Parece que el material se desprende con la permanente humedad y el paso de camiones”.

Esa arteria vial conecta con la Casuarina, que también evidencia deterioro. El asfalto, en uno de sus tramos, está desgastado. Los buses urbanos y los carros livianos deben hacer maniobras, para transitar por allí.

Los charcos surcan todo el ancho en uno de los carriles. Esto es aprovechado por jóvenes que arrojan restos de tierra para rellenarlos. “¿Podemos pedir dinero por rellenarlos?”, pregunta uno de los chicos al equipo periodístico de este medio de comunicación.

En este mismo extremo de la urbe hay más inconvenientes. En la cooperativa Balerio Estacio, bloque 2C, los colectivos ya no quieren pasar, debido al mal estado de la vialidad. El agua estancada cubre casi toda la llanta. La vecina Mariana Plúas recordó que las autoridades municipales colocaron una capa de tierra el año pasado, pero rápidamente se formaron hoyos.  “Aquí hay un canal que se desborda en invierno”.

Los vecinos sugieren al Municipio de Guayaquil que instale tuberías más anchas en la cuneta para que esta no rebose. En esa zona tampoco existe alcantarillado.
Por otro lado, en el centro hay hundimientos en la calle José Mascote, desde Urdaneta hasta Aguirre.

Los moradores coincidieron en que la ruta comenzó a presentar daños desde que los buses urbanos circulan por allí. Este medio de comunicación, antes de la etapa invernal, denunció que la avenida no ha recibido mantenimiento. De igual manera, en Urdesa, en el norte, en Mirtos y Las Monjas, la vía está en mal estado. Justamente la semana pasada se registró el hundimiento del asfalto al pie del Cabildo (en 10 de Agosto y Malecón).

Mientras en la provincia del Azuay se dan problemas similares, pero en las rutas de las comunidades de Estero Piedras y Santa Teresita, pertenecientes a la parroquia Molleturo. En la zona se produjeron desbordamientos de ríos.

José Gutama, presidente de la Junta Parroquial, señaló que existen complicaciones con los afluentes Limones y Tres Ranchos. “Crecen y se hace una correntada grande lo que obstaculiza el paso vehicular”. Añadió que alrededor de 3.000 personas están siendo afectadas por las lluvias,  que en los últimos días duran hasta 12 horas. En Guayas, los chubascos se han prolongado por casi 16 horas.

“Hemos pedido el apoyo de la Prefectura que tiene una pequeña máquina trabajando, pero esa no es la solución porque cada vez que llueve nuevamente se va todo el relleno”.

Acotó que urge la necesidad de construir 2 puentes sobre estos ríos, para lo que se necesitaría unos $ 350 mil. “En el Gobierno Provincial nos dicen que no tienen recursos”. Entre las vías deterioradas  están: la Tamarindo- Estero Piedras- Putucay y la Cochapamba – Tres Marías. En la capital de la provincia verde 2 casas sucumbieron debido a un derrumbe del cerro en el sector 20 de Noviembre.

No se registraron pérdidas de vidas humanas ni heridos. (I)

Trenes de olas llegan al país

Olas que vienen del noroeste del Pacífico, con alturas medias entre 1 m y 1,5 m llegan desde ayer a Galápagos y al continente, con períodos de entre 14 y 16 segundos.

A partir de hoy hasta el 7, en cambio prevalece el oleaje del suroeste, con alturas medias entre 1 m y 1,5 m, y períodos entre 15 y 17 segundos. Además, 2 trenes de olas arribarán hasta el miércoles 8.

En el borde costero se observará un mar moderado, con formación de corrientes de resaca por la presencia de los oleajes continuos de períodos mayores a 14 segundos.

El Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) advierte de la presencia de olas, de alrededor de 1,5 m, por lo que pide a los ciudadanos tomar precauciones en el desarrollo de las diferentes actividades en el borde costero, especialmente en las horas de pleamar.

El organismo espera que estos fenómenos no causen afectaciones a las estructuras costeras como ha ocurrido con otros anteriores.

La institución recomienda a los pobladores de las zonas costeras, turistas y a quienes realizan sus labores en la playa estar atentos a las señales que emita. (I)

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

Una vía menos en Chimborazo

En Milagro 13 familias tuvieron que evacuar

El desbordamiento del río Milagro inundó al cantón del mismo nombre. Calles del centro de la ciudad estuvieron inundadas desde la noche del jueves hasta la mañana de ayer.

En los barrios Las Pozas, Bellavista y en Unidad Norte, el agua llegó casi hasta la cintura de los habitantes. Socorristas tuvieron que evacuar de las casas a las familias. Algunas personas de la tercera  edad se resistieron a ser desalojadas, expresó la alcaldesa Denisse Robles.

La funcionaria acudió a la zona anegada junto a elementos del Cuerpo de Bomberos. El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial se activó ayer.

El gobernador Julio César Quiñónez y autoridades de otras instituciones se instalaron ayer. Hasta el cierre de esta edición se analizaba la posibilidad de declarar en emergencia a la ciudad. “Estamos constatando los daños para dar soluciones integrales”, aseveró el representante del ejecutivo en un recorrido por los sectores inundados.

Al mediodía de ayer, el río Milagro estaba al tope de la calzada en el sector de la calle Esmeraldas y avenida de Las Américas, reportó el ECU-911 de Samborondón.
Mientras tanto, en Chimborazo ahora los conductores y transportistas cuentan con una sola opción para llegar al puerto principal: la carretera Riobamba-Guaranda-Babahoyo-Guayaquil.

A finales del mes pasado, una alcantarilla colapsó en el sector de Chalguayacu, situado a 8 kilómetros de Cumandá, y esto causó el socavamiento de las bases de la vía. La calzada cedió dejando una abertura de más de 30 metros.

Posterior a ello, maquinaria del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) adecuó una vía alterna para rodear el hoyo, pero por las fuertes lluvias esta se inundó.

Ayer se informó que en la vía Alausí-Huigra-Piedreros hubo derrumbes, lo cual vuelve intransitable el camino.

“Ahora pedimos que utilicen la  Riobamba-Guaranda-Babahoyo. Es la única estable en estos momentos. Las lluvias que se radicalizaron no nos permiten limpiar la ruta alterna ni fortalecer los taludes para la colocación del puente bailey en la carretera principal”, señaló Ricardo Paula, director provincial del MTOP. La afectación de la carretera causó problemas a los dueños de los puestos de comida que se ofertan en el cantón Pallatanga. En este sitio pasajeros y transportistas realizan paradas para consumir platos de la zona.

“Por esta calzada el tránsito era fluido y los negocios se beneficiaban de ello, ahora hay pocos carros y eso influye en los comerciantes. Esperamos que se solucione lo más pronto posible”, indicó Lenín Broz Tito, alcalde de Pallatanga. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: