En Manabí empezarán a prepararse para la Semana Santa

La ocupación en los hoteles fue desigual

- 09 de febrero de 2016 - 00:00
Algunos hoteles hicieron paquetes promocionales para que los turistas se alojen más días en sus establecimientos. Hubo quienes prefirieron no salir a la playa y aprovechar las instalaciones, como la piscina.
Foto: William Orellana / El Telégrafo

En General Villamil y en Manta, los administradores de estos sitios para alojamiento revelaron que en algunos casos se llenaron todas sus habitaciones, pero en otros solo llegó al 50%.

Playas - Manta.-

En el tercer día de feriado, los hostales y hoteles de Playas registraron capacidades diferentes. Por ejemplo, el sitio de alojamiento identificado como Romanos, con capacidad para 100 personas, tuvo el 100% de sus habitaciones ocupadas.

El propietario del establecimiento, Romano López, explicó que la acogida que tuvo durante la temporada de carnaval fue producto de los paquetes promocionales que ofrecieron a las familias.

El costo de una habitación por persona, para los cuatro días de feriado era de $ 100, pero las familias enteras podían hospedarse por $ 350. “Esa estrategia nos ayudó mucho. Además de que el hotel hace un esfuerzo inmenso en cuestión de dar un buen servicio para que la gente se sienta en un paraíso”, expresó López.

La hostería El descanso de don Quijote hasta ayer tenía el 70% de sus habitaciones llenas.

La dueña, Elena Abarca, señaló que llegaron turistas desde Guayaquil, Babahoyo y Cuenca.

Añadió que la mayoría de sus huéspedes tenían previsto regresar ayer, antes del éxodo de quienes retornan a sus hogares, por lo que a manera de promoción ofreció no cobrarles el último día de feriado. “Unos accedieron y otros no”, comentó la mujer.

Hasta el lunes, la hostería Sinfonía del Mar, ubicada en la vía a Data, registró el 50% de su capacidad ocupada. El administrador del sitio, Fabricio García, explicó ayer por la mañana que en el transcurso del día esperaban seguir recibiendo a más visitantes.

La misma percepción tuvo Narcisa León, dueña del hostal Promenade con 11 habitaciones. Ella señaló que hasta el domingo, 3 habitaciones estaban desocupadas, pero el lunes la cifra aumentó a 6.

Mencionó que la mayoría de sus huéspedes llegan de sitios cercanos a Playas, como Guayaquil, por lo que la demanda de habitaciones se registra en un solo día.

Agregó que la competencia desleal de personas que alquilan sus casas o dormitorios a los viajeros ha causado gran malestar en el sector hotelero. “Algunos optan por esas opciones, aunque no les brinden todos los servicios y una plena seguridad.”, destacó León.

La playa de Tarqui, en Manta, no tuvo alta concurrencia ayer. Operadores turísticos creen que los oleajes y la falta de efectivo incidieron para que algunos hoteles no se llenaran. Foto: Vivian Zambrano / El Telégrafo

En Manta, también se registró un hecho similar al de General Villamil. Así, hubo visitantes que decidieron estar de paso en la ciudad sin ocupar una habitación, como lo hizo Jeanette Cabrera, de Daule. Ella llegó con otros cuatro amigos a pasar el día en la playa de Tarqui, pero regresó a su ciudad de origen en horas de la tarde.

Celia Higueras, titular de la Cámara de Turismo de Manta y propietaria del hotel Lun Fun, expresó  que la ocupación de las habitaciones en su local (que son 41) llegó apenas al 50%, es decir 21. “He llamado a otros tres hoteles y todos estamos así”.

Cree que uno de los factores que  incidió fue la cercanía del feriado de fin de año con el de carnaval. “Apenas cuatro semanas. Es poco tiempo como para que la gente se recupere, viaje y haga un gasto de tres noches y cuatro días”. Asimismo, considera que faltó promocionar a la ciudad puerto.  

La dirigente gremial anunció una reunión con los socios en los próximos días para analizar las estadísticas reales y tomar medidas para obtener ganancias.

El plan se aplicaría para el feriado de Semana Santa. “Nunca para esa fecha los hoteles se llenan al 100%  porque es un turismo religioso, que lo hay más en la  Sierra; sin embargo, la meta es tener el 70% copado”.

Briseida Briones, recepcionista del hotel Goletta, explicó que de las 24 habitaciones que tienen fueron ocupadas 16. Las lluvias, los aguajes y oleajes, así como la falta de efectivo, a su criterio, incidieron para que los sitios de descanso no se llenaran.

El hotel Velero también tuvo solo 50% de su capacidad alquilada, según la recepcionista Íngrid Caicedo. Para su colega, Jonathan Alcívar, del hotel Vista al Mar, la situación fue distinta. “Nosotros hemos tenido buena afluencia. En el primer día estuvimos al 100% con las 61 habitaciones”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: