El frío y las lluvias causan estragos en el sur del país

- 16 de noviembre de 2019 - 00:00
El torrencial aguacero que cayó entre la noche del jueves y madrugada del viernes en los cantones de Limón Indanza y Logroño afectó vías e inundó casas. Las autoridades emprendieron tareas de socorro a los damnificados.
Foto: Cortesía Boris Jiménez.

Los cambios bruscos en el clima toman desprevenida a la ciudadanía. En Loja están afectadas las cosechas de cebolla y papa y en Morona Santiago se desbordaron ríos.

Las provincias sureñas de Loja, El Oro, Azuay y las sur-orientales de Zamora Chinchipe y Morona Santiago enfrentan lluvias diarias y una ola de frío pese a que la estación lluviosa aún no empieza.

En Morona Santiago, los cantones Limón Indanza y Logroño fueron los más afectados este viernes 15 de noviembre de 2019 por la crecida y desbordamiento de quebradas. También se sobresaturó el sistema de alcantarillado e ingresó agua en viviendas que fueron evacuadas como medida de prevención.

Las parroquias lojanas de Gualel, El Cisne y Chuquiribamba, así como el cantón Saraguro enfrentan lluvias diarias y una ola de frío que afecta el turismo, las cosechas de papa y cebolla, porque el exceso de agua las pudre y las vías no están asfaltadas. “Esta es la primera vez, en más de 30 años, que llueve todos los días en octubre y noviembre”, comenta Tobías Tene Curipoma, de 78 años, oriundo de la parroquia Gualel, en el cantón Loja.

Su esposa, Luz Emérita Angamarca, de 70 años, explica que desde hace más de tres décadas dejó de llover en esos meses en la región y que los aguaceros normalmente empezaban la segunda quincena de diciembre. “Ahora nos ha cogido desprevenidos, llueve todos los días”, comenta.

En Saraguro, el sacerdote católico Ángel Chávez corrobora lo comentado por los esposos Tene Angamarca de Gualel. “Antes estaban definidos los meses de frío, pero ahora en cualquier momento hace frío o calor extremo”, comenta Chávez.

El sacerdote detalla que esos cambios bruscos afectan, además de la salud de las personas, los cultivos que con el frío excesivo se queman.

En los cantones de la parte alta de El Oro también se han presentado problemas producto de las lluvias en los meses de octubre y noviembre. En tramos de la vías Portovelo-Loja, Salatí-El Cisne y Piñas-Santa Rosa se han generado accidentes por la espesa niebla que de manara abrupta se presenta desde octubre.

El COE se instala en Morona

A primeras horas de la mañana de ayer se activó el Comité de Operaciones Especiales (COE) de la provincia de Morona Santiago para analizar la situación de los cantones afectados por las lluvias.

Los habitantes de Limón Indanza, límite con la provincia de Azuay, y en Logroño sacaban el lodo y el agua de las viviendas con la ayuda de los Bomberos. Maquinaria municipal de Limón se encuentra trabajando en la zona, para el encauzamiento de la quebrada desbordada.

En un informe del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE) se indica que se coordinó la atención a las emergencias suscitadas debido a las constantes precipitaciones registradas en Morona Santiago en la noche y madrugada del 14 y 15 de noviembre.

“En Limón Indanza al momento se tienen cinco viviendas de cinco familias, un total de 18 personas afectadas y dos heridas; la emergencia fue atendida por el Cuerpo de Bomberos de Limón Indanza. Maquinaria del GAD se encuentra trabajando en la zona, para el encauzamiento de la quebrada. El COE cantonal presidido por el Alcalde se encuentra activo”, se indicó.

“Desde la Unidad de Monitoreo del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias nos encontramos realizando la coordinación para la atención de las emergencias”, recalcó el Gobernador de Morona Santiago, Juan León.

De igual manera, no todas las vías están habilitadas. La Guarumales-Méndez tiene problemas con deslizamientos. La Gualaceo-Limón está parcialmente habilitada, al igual que la Chiguinda-Gualaquiza.

En Azuay, las lluvias han sido permanentes. Los caudales de los ríos están altos, aunque no se han desbordado; asimismo la neblina ha sido densa en la vía Cuenca-Loja, como también en la carretera Cuenca-Girón.

Los técnicos del Inamhi opinan que los cambios bruscos golpean fuerte los microclimas. Boris Malavé insiste en que la mano del hombre puede alterar gravemente estos pequeños sectores.

El sur del país posee diferentes microclimas. Cerca uno de otro hay bosques tropicales y subtropicales secos, tropicales húmedos y andinos templados. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: