El terremoto fue asociado erróneamente con los volcanes en la Sierra Centro

- 17 de abril de 2016 - 11:07
Volcán Tungurahua en actividad moderada.
FOTO: Tomada de la cuenta Twitter de ‏@alelopez74

Por la duración y fuerza del temblor, miles de habitantes en Cotopaxi y Tungurahua pensaron que el remezón estuvo relacionado con una reactivación inesperada de los volcanes. Pero se equivocaron.

Jorge Yerovi, técnico de turno del Observatorio del Volcán Tungurahua (OVT), negó rotundamente que las réplicas del terremoto tuvieran vinculación con los colosos. “El volcán Tungurahua se encuentra con actividad baja y no se han registrado cambios. No hay ninguna relación con el terremoto”.

A la par, el Instituto Geofísico reportó que el Cotopaxi mantiene una actividad interna moderada con tendencia descendente. Durante la noche del sábado se pudo observar una débil emisión de vapor a nivel del cráter.

Entre tanto, en la memoria de la gente se mantienen las imágenes y escenas que se vivieron en diversos sectores de estas provincias. Juan Rodríguez tomó un bus Jerpazol en la avenida Atahualpa, al sur de Ambato, para dirigirse a su casa.

Eran las 18:50 del sábado. “De pronto el chofer gritó ¡temblor! y se estacionó. El bus estaba lleno y veíamos a través de las ventanas como la gente salía de las casas por la plaza de toros. La sorpresa y el susto fueron grandes y quedamos paralizados hasta que pasó”.

El remezón oscilatorio duró alrededor de un minuto, según el testimonio de decenas de ambateños. “Concluíamos una reunión con un grupo de laicos cuando empezó el movimiento. Pasaron más de 30 segundos y no se calmaba. Comenzamos a rezar y acudí a atender a los adultos mayores que cuidamos. Todos estaban bien, gracias a Dios”, explicó la hermana Luzmila Cardona, desde la Casa de la Divina Misericordia, en Izamba.

En las parroquias Atahualpa, Augusto N. Martínez, Pinllo y Quisapincha la gente salió de sus viviendas y buscó un lugar en las calles. Desde los miradores observaban hacia el centro de Ambato como si buscaran en las luces de las calles iluminadas la confirmación de que el sismo no había desplomado edificios.

En las casas de sectores como Ingahurco, El Español, San Luis, Atocha, El Dorado y otros, las familias se reunieron para mirar las noticias. “Decidimos dormir vestidos y armar la mochila de emergencias con cobijas, linternas, agua y comida que no se dañara”, aseguró Elizabeth Cruz en el barrio San Luis Bajo, en Atocha.

En Latacunga, la asociación del movimiento telúrico con la reactivación del Cotopaxi fue más acentuada. Habitantes de sectores como El Carmen, Nueva Vida, FAE, San Silvestre, El Bosque, consideradas como zonas de riesgo por su cercanía a los afluentes Alaquéz y Tanicuchi, evacuaron hacia las zonas altas.

La Policía Nacional debió coordinar patrullajes para perifonear y explicar a la población de que no había peligro volcánico. El Cuerpo de Bomberos recibió una llamada de emergencia por cuatro personas que se quedaron atrapadas en el ascensor de Centro Comercial Popular El Salto. Omar Arroyo, del Departamento de Comunicación, informó que fueron rescatadas sanas y salvas.

Daños en Tungurahua y Cotopaxi

A las 20:10 del sábado, el Ministerio de Trasporte y Obras Publicas (MTOP) reportó que la vía La Maná – Latacunga se cerró debido a un deslizamiento de roca ocurrido en el sector El Guango. Y permaneció inhabilitada toda la noche, debido a la peligrosidad que representaba realizar los trabajos de limpieza en la oscuridad.

La mañana de ayer maquinaria fue enviada para habilitar el paso.

En Sigchos, el temblor afectó la construcción de la cúpula y paredes de la iglesia central que tiene 120 años de construcción, aproximadamente. Según Everardo Arguello, oriundo de ese cantón, en comunidades como Canjaló y Guasumbini hay casas seriamente afectadas. “Se trata de casas antiguas, viejitas”, detalló.

También se reportan daños es viviendas en la parroquia Zumbahua del cantón Pujilí. Las afectaciones precisas y la ayuda se coordinarán en la reunión del Comité de Operaciones de Emergencia (COE).

En Tungurahua, la vía Ambato-Píllaro, que fue afectada por el descenso de rocas a la latura de La Virgen, ya fue habilitada, pero las autoridades recomendaron circular con cuidado por causa de piedras sueltas en la calzada. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: