La comunidad china considera que se difunde desinformación

- 07 de febrero de 2020 - 00:00
Los dueños y dependientes de restaurantes chinos afirman que las ventas han bajado, pero no en altos porcentajes.
Miguel Castro / ET

Profesionales chinos en Ecuador afirman que hay alarmismo y desconocimiento de lo que pasa en China con el coronavirus. Las ventas en algunos chifas han bajado, pero no en alto porcentaje.

Una de la tarde en Guayaquil. El sol y la humedad agobian

El termómetro marca 33 grados centígrados y la sensación térmica es de 36 grados.

Un grupo de cuatro trabajadores de la construcción entran apurados, con su jefe, al chifa Maxin, ubicado en la ciudadela Bellavista, en el centro norte de Guayaquil.

El dependiente, un ecuatoriano que trabaja en el sitio desde hace seis años, prefiere no dar su nombre ni hacer comentarios.

En la caja está una joven asiática, estudiante de la Universidad Católica.

Ella comenta que su restaurante no ha experimentado ningún bajón en las ventas por el coronavirus.

Considera, sin embargo, que existe demasiada desinformación sobre el tema. Y enfatiza en que son los periodistas los que generan las alarmas. “Aquí las ventas están igual”, insiste.

Con este criterio coincide Beatriz Chan, presidenta de la Asociación de Profesionales Chinos en Ecuador.

Sostiene que a través de las redes sociales existe mucha desinformación y que la ciudadanía se deja llevar de eso.

Afirma que de lo que ha podido investigar con sus compañeros de asociación son los restaurantes los más afectados.

Pero refuta que la disminución de clientes sea del 70%. Cree que eso es una exageración. En el Chifa Maxin, a la hora de almuerzo, las mesas están llenas.

Jiade Yuan, de la Colonia China en Guayaquil, cuenta que muchos de sus amigos ecuatorianos le han dicho que el coronavirus ha aparecido por comer animales; sonríe y agrega que sí que “para hacer chaulafán se necesita carne de animales, pero los animales de Ecuador no de China”. Yuan tiene 27 años en Ecuador, aunque reconoce que en algunos negocios de comida han bajado las ventas, en el resto del comercio no hay problema.

Yuan trabaja en minimarkets y afirma que con sus clientes habla de los problemas del coronavirus. “Pero mis clientes están bien informados”, destaca.

El presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriana China, Gustavo Cáceres, también enfatiza en la falta de información.

Afirma que los medios solo hablan de los muertos por parte del coronavirus, pero no hablan de los que se han curado.

“Los que han superado la enfermedad son más de 1.500 personas y eso es muchísimo más que los fallecidos”, insiste. (I)

El Gobierno explora formas de traer a los compatriotas

El Gobierno de Ecuador garantizó ayer el bienestar de los ecuatorianos residentes en China.

El canciller José Valencia y la ministra de Salud, Catalina Andramuño, anunciaron que se exploran diversos escenarios para una posible extracción de los compatriotas que residen en Wuhan, donde se originó el coronavirus. Sin embargo, la prioridad es cumplir los protocolos de prevención y evitar contagios.

Valencia reiteró que “el Estado ecuatoriano tiene la absoluta voluntad para atender los requerimientos de los ciudadanos”.
Por ello, en coordinación con las autoridades chinas se da seguimiento a su situación y se les ha provisto de suministros médicos, alimentos y todo lo necesario para el sustento.

Ayer, en Quito, un grupo de familiares de estudiantes ecuatorianos en China realizaron un plantón para exigir que estos  sean repatriados. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP