Palmar posiciona su fe en un cerro con vista al mar

- 19 de junio de 2018 - 00:00
La iglesia es uno de los principales atractivos de la comuna de la provincia de Santa Elena.
Fotos: Miguel Castro / El Telégrafo

La comuna de Santa Elena inauguró en el año 2000 el Santuario Virgen de Fátima, edificado con aportes de coreanos católicos. Se trata de una estructura octagonal.

En el cerro María Guare de la comuna Palmar en la parroquia Colonche, está el Santuario Virgen de Fátima. El sitio está ubicado a 30 km de la ciudad de Santa Elena.

La estructura octagonal y moderna, contrasta con las viviendas de los pescadores que residen en este caserío creado hace 80 años (22 de febrero de 1938).

La edificación religiosa cuenta con 2.500 metros cuadrados, refiere Silvia Suárez, miembro de la Comunidad de Jesucristo, que administra y cuida el centro que además tiene un convento que sirve a peregrinos.

La mujer, oriunda de la comuna, cuenta que el Santuario -Nuestra Señora de Fátima- se construyó con recursos de la comunidad y de católicos provenientes de Corea del Sur residentes en Ecuador y fuera del país.

La única compañía de Suárez es la coreana Verónica Kim, quien por su escaso español no habla mucho. Ambas monjas habitan en el convento construido junto a la iglesia.

Palmar cuenta con una amplia playa y un malecón renovado por la Prefectura de Santa Elena, donde se pueden comer platillos tradicionales.Palmar cuenta con una amplia playa y un malecón renovado por la Prefectura de Santa Elena, donde se pueden comer platillos tradicionales.

La construcción fue impulsada por el surcoreano Pablo María Kyu Up Choi, párroco por más de 30 años de la iglesia de Palmar y actual rector del Santuario.

El hombre de más de 80 años de edad, quien ideó el lugar con capacidad para 800 personas y simbologías religiosas en toda la estructura,  atraviesa, por estos días, problemas de salud, dijo la comunera Beatriz Quimí.

La mujer oriunda del recinto Sacachún, recordó que los pobladores se unieron para recaudar fondos y poder construir el templo en el cerro, espacio que fue donado en 1987 por los comuneros.

Beatriz, de 77 años de edad, contó que hace poco menos de 30 años se reunían con el párroco para planificar actividades que servían en la recaudación de fondos.

Este Santuario es parte de la denominada Ruta de las iglesias que recorre con una procesión de 3 km a orillas del mar. Esta actividad es parte de las tradiciones religiosas de los habitantes de la costa peninsular.

El Santuario posee significados en cada estructura que tiene: como en sus dimensiones de 33 m de largo por 33 m de ancho que simbolizan la edad de Cristo en su muerte.

Las cuatro columnas del ingreso al templo son un ideograma a los cuatro evangelios de la Biblia, (Juan, Lucas, Mateo y Marcos).

Los 12 asientos instalados junto al púlpito son la representación de los 12 apóstoles mientras que en el techo, que contiene 12 escalinatas, figuran las tribus de Israel.

En el exterior donde está una plaza con 72 columnas, simbolizan al mismo número de profetas que Dios envió para anunciar la llegada de Cristo. Además desde este sitio se puede apreciar la playa de la comuna.

El Santuario funciona de lunes a sábado de 09:00 a 17:00; los domingos se celebra misa de 11:00; es un sitio de reflexión para los comuneros y la atracción turística para aquellos que buscan en la ruta del Spondylus la cultura costeña. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: