Al cantón llegaron 58 médicos para atender a los heridos en el epicentro del terremoto

A Mari una mesa de comedor le salvó la vida

El mandatario Rafael Correa recorrió ayer Pedernales y tras una inspección cuestionó las construcciones antitécnicas que se permitían antes de 2014. En este cantón se derrumbarán las estructuras de las casas afectadas para posteriormente reconstruirlas, pero hasta tanto las familias serán ubicadas en refugios temporales. Esa estadía podría durar meses.
19 de abril de 2016 00:00

Pedernales luce destruida. Casi la totalidad de las viviendas de la ciudad, localizada al sur de Manabí, resultaron afectadas luego del devastador terremoto de 7,8 en escala de Richter, producido la noche del sábado pasado.  

Apenas se llega a la zona urbana, el panorama se vuelve dramático: casas caídas, otras desmoronadas. Incluso las que resistieron al intenso movimiento telúrico tienen grietas o resquebrajaduras.   

El ambiente es tenso y el cielo encapotado le da un tono gris a la urbe que está envuelta en una nube de polvo que emana un olor a nueces descompuestas.    

Tras la catástrofe natural, ahora es común ver a la gente reunida en grupos con pertenencias en la calle. Muchos de ellos custodian lo que algún día fueron sus hogares y lo que aún queda de sus bienes.

Uno de los sobrevivientes, Fabián Párraga, estaba parado cerca de un montón de escombros pertenecientes a su hogar de 4 plantas. Dijo que se salvó “por segundos”, ya que apenas empezó el sismo salió de su casa para ver si su mamá se encontraba bien y en ese momento la edificación se desplomó. Afortunadamente nadie se encontraba adentro.

Sin embargo, el hombre de 26 años no sabe qué harán de hoy en adelante: “Perdimos todo. Como me ve, solo tengo la pantaloneta con la que estoy, todo está enterrado”. Decía esto mientras levantaba los hombros e intentaba sonreír.

El joven aseguró que no sabe a quién acudir para que le guíe. “Nadie ha venido a indicarnos qué hacer, dónde ir o qué pasará, cómo se hará  la limpieza y cómo harán  para empezar desde cero”, reclamó.

No obstante, ayer las principales autoridades visitaron la zona. El propio presidente, Rafael Correa, inició un recorrido por las ciudades más afectadas, entre ellas, Pedernales. Allí el Mandatario llegó a una Escuela del Milenio y luego verificó  los daños en las calles.   

Luego de su inspección cuestionó las construcciones antitécnicas que se permitían antes de 2014 y por ello anunció que se intensificará la normativa, siendo los municipios los principales entes de control: “Después de un terremoto de casi 8 grados en escala Richter, aquí, en Japón o Estados Unidos van a derrumbarse edificios, pero probablemente de forma menos catastrófica. Vamos a ser más rigurosos en las normas de construcción”.

En cuanto a las personas que lo perdieron todo, Correa manifestó que en estos momentos las diferentes carteras de Estado e instituciones están realizando trabajos coordinados para brindar apoyo y protección a las familias afectadas.   

En la zona existen 4 refugios y se han movilizado militares y policías para mantener el orden público: “Tenemos refugios y entendemos que algunas personas no quieran alejarse y duerman en la calle para cuidar sus enseres”.

No obstante, señaló que esa situación no puede perdurar en el tiempo y que luego de algunos días deberán trasladarse a los refugios “que insisto, son temporales pero de mediano plazo, es decir, 8 meses, talvez más de un año porque hay que derrumbar esas estructuras que están en mal estado y reconstruir nuevas viviendas y barrios para esas familias que perdieron sus casitas”.

Ese es el caso de Mari Chancusig, quien el domingo pasado acomodaba una silla de plástico en la vereda para sentarse delante de la casa que habitó por más de 23 años y que hoy está destruida. Para ella, lo que le sucedió fue un milagro, puesto que la mesa del comedor, en donde se escondieron cuando inició el movimiento telúrico, le salvó la vida a ella y a sus familiares.

Intensa tarea de rastreo y rescate de víctimas y supervivientes

El centro de Pedernales está a menos de un kilómetro de la playa. Allí la situación empeora. Las cuadrillas de socorristas siguen en la tarea de remover escombros buscando sobrevivientes o cuerpos enterrados. Alrededor de 6 retroexcavadoras retiran las montañas de material de las viviendas destruidas, en diferentes puntos de la ciudad.

Byron Romero, quien dirige un grupo de Bomberos que llegó  desde la ciudad de El Coca (Orellana) para ayudar en las tareas, indicó que el Hotel Royal se cayó por completo y que en su interior podrían estar 2 personas enterradas, “posiblemente extranjeros”. Ese día sacaron 4 cadáveres de otras casas derrumbadas.

Los forenses de la Fiscalía han efectuado 146 pericias. Hasta el momento -indicó el legista William Ibujes- solo existe un cadáver que se encuentra como N.N., pues los demás ya han sido identificados por sus familiares.

Incluso se les entregó un ataúd sin costo alguno para que inicien los trámites del sepelio. Ayer, la institución publicó en su página web un registro actualizado de las víctimas.

Asistencia sanitaria

Pedernales es uno de los lugares más afectados por el terremoto. De acuerdo con Santiago Tarapues, vocero del Ministerio de Salud Pública, en ese cantón hubo impacto de diferentes grados en la infraestructura de los centros de salud, y los pacientes, de acuerdo a su gravedad, fueron trasladados a Santo Domingo de los Tsáchilas, Quito, Esmeraldas y Guayaquil.

Ayer se trasladaron 58 profesionales de la salud directamente a Pedernales, los cuales serán reemplazados cada 3 días. Asimismo, se han desplazado 3 hospitales móviles con capacidad quirúrgica. Tarapues explicó que los medicamentos más utilizados son anestésicos, analgésicos y medicina especializada para cuadros de patologías crónicas como diabetes, presión arterial y problemas del corazón. Aunque aún hay abastecimientos de estos medicamentos, esperan donaciones.

En el estadio de Pedernales se encuentra el Cuerpo de Bomberos de 5 provincias y personal del Ministerio de Salud con carpas para la atención de heridos. También personal de los Ministerios de Obras Públicas, Vivienda y MIES. Agentes de la Dinased también están presentes para recibir denuncias de personas desaparecidas: al momento son 34 personas.

Fallecieron 3 médicos cubanos

El Ministerio de Salud Pública de Cuba informó ayer que 3 médicos que integraban la brigada médica de la isla en Ecuador fallecieron durante el terremoto.

Los galenos Bárbara Caridad Cruz Ruiz, de 46 años; Leonardo Ortiz Estrada (53) y Eric Omar Pérez de Alejo Quesada (41), murieron al derrumbarse el edificio donde se encontraban en Pedernales, señaló un comunicado del Ministerio.

El texto precisó que Cruz, Ortiz y Pérez integraban la brigada de 742 profesionales cubanos de la salud que labora de forma permanente en Ecuador, de los cuales 59, incluidos ellos tres, lo hacían “en la zona azotada por este desastre natural”. (I)

DATOS

Según el Ministerio de Obras Públicas, las vías habilitadas hacia Pedernales desde Quito son: Quito-Calacalí-La Independencia-La Concordia-Puerto Nuevo-Pedernales.

Otra vía es: Quito-Alóag-Santo Domingo-La Concordia-Puerto Nuevo-Pedernales (desde las 12:00 a 17:00).

Desde Guayaquil es Guayaquil-Nobol-Isidro Ayora-La Cadena-Jipijapa-La Pila-Portoviejo-El Rodeo-Rocafuerte-San Clemente-Bahía-San Vicente-Canoa-Jama-Pedernales.

Desde Ambato es: Ambato-Latacunga-La Maná-Quevedo-El Empalme-Pichincha-Pimpiguasí-Rocafuerte-San Clemente-Bahía-San Vicente-Canoa-Jama-Pedernales.

------------------------------------------

414 internos fueron trasladados desde la cárcel El Rodeo a CRS de Guayas

Foto: Cortesía

Antes de las 15:00 de ayer, 414 personas privadas de libertad salieron desde la cárcel El Rodeo, en el cantón Portoviejo (Manabí), hacia uno de los centros de rehabilitación social (CRS) de Guayaquil. La llegada de los internos estaba prevista para pasadas las 18:00; sin embargo, podría demorar debido a los daños registrados en la carretera.

Ledy Zúñiga, ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, quien está en la provincia de Manabí desde el pasado domingo, recorrió el penal que sufrió graves daños por el terremoto del pasado sábado.

La funcionaria informó que otros centros de rehabilitación social también presentan afectaciones; por ejemplo, el de Esmeraldas y el de Santo Domingo de los Tsáchilas, pero no representan ningún riesgo para evasiones.

Un contingente de las fuerzas del orden, Policía Nacional y Fuerzas Armadas (FF.AA.) refuerza la seguridad interna y externa de los 60 centros de privación de libertad que hay en el país (29 centros de rehabilitación social, 20 centros de detención provisional (CDP), 11 centros de atención integral para menores en conflicto con la ley (CAI) y de las tres casas de confianza ubicadas en las provincias de Pichincha, Guayas y Napo.

“Los centros de adolescentes infractores se mantienen en total calma, ningún joven ha resultado herido. También visitamos los centros de rehabilitación social de Jipijapa, el de Bahía de Caráquez y el centro de rehabilitación social de mujeres”, manifestó la funcionaria.

Zúñiga indicó que en El Rodeo algunas paredes y muros de los pabellones se desmoronaron, pero lo más grave fue la destrucción de al menos el 60% del cerco exterior, lo que facilitó la fuga a 127 personas privadas de libertad (PPL).

Agregó que 30 de ellas ya fueron recapturadas y que otras 8 se entregaron voluntariamente.

Sin embargo, aclaró que la mayoría de personas que lograron escapar no es de máxima peligrosidad. “Nos hemos quedado con un número menor que nos facilite el control. Los que aquí permanecen están conscientes de las condiciones en las que permanecen, pero se han mostrado solidarios”.

Asimismo, explicó que se ha conversado con los familiares de los internos que fueron reubicados para informarles lo sucedido y entregarles las pertenencias de sus parientes. También con otros allegados para detallarles por qué están suspendidas las visitas e informarles las medidas que se están tomando para restablecerlas.

“Hemos suspendido las actividades y visitas en todos los CRS del país, a fin de salvaguardar la integridad y seguridad tanto de PPL como de sus familiares. Insistimos: la integridad de las y los internos no se ha visto afectada, descartamos la existencia de fallecidos o heridos graves. Un privado de libertad del CRS El Rodeo presenta una fractura leve, pero recibió atención oportunamente por los organismos de salud”, explica un comunicado publicado por el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos.

La ministra recalcó que están trabajando en el levantamiento de información para verificar los nombres e identidad de los internos que se encuentran prófugos y que se activaron los operativos para recapturarlos. No obstante, ahora la prioridad de la Policía es colaborar con el rescate de quienes se encuentran atrapados entre los escombros de los edificios que cayeron en las zonas afectadas por el sismo.

El Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece la evasión como un delito. “La persona que por acción u omisión permita que un privado de libertad se evada del centro de privación de libertad será sancionada con pena privativa de libertad de 1 a 3 años. Si el sujeto activo del delito es una o un servidor público, la pena será de 3 a 5 años de privación de libertad.

Si la infracción es culposa, la pena será de 6 meses a un año de privación de libertad. La persona privada de libertad, sea por sentencia condenatoria o por
medida cautelar, que se evada, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años”. (I)

Te recomendamos

Las más leídas