El ingreso tributario casi se triplicó, al pasar de $ 200 por persona en 2004 a $ 700 en 2007

Con el ‘boom petrolero’ (1972-1982) inició el endeudamiento externo (Infografía)

- 16 de marzo de 2015 - 00:00

El ingreso tributario casi se triplicó, al pasar de $ 200 por persona en 2004 a $ 700 en 2007

El petróleo ha sido durante los últimos 43 años la mayor fuente generadora de divisas para el país y representa actualmente más del 30% de lo contemplado como ingresos no permanentes dentro del Presupuesto General del Estado (PGE).

Pese al importante ingreso petrolero entre 1972 y 1982 y la recuperación del precio del crudo entre 2004 y 2006, a criterio de analistas e informes relacionados a lo que ocurrió con el denominado ‘boom petrolero’, los gobernantes no mejoraron las condiciones de vida de los ciudadanos y prefirieron pagar la deuda externa, la cual paradójicamente creció de la mano de la evolución del costo del barril del ‘oro negro’.

De acuerdo al artículo ‘Bonanza petrolera y pobreza ciudadana’, publicado en 2005 por el Centro de Derechos Económicos y Sociales (CDES), acatando con rigor los postulados neoliberales, la política estatal se orientó en ese entonces a privilegiar el pago de la deuda externa e interna en lugar de cumplir con las obligaciones constitucionales en relación a los derechos fundamentales de la población.

Si en épocas de bonanza, con altos precios del petróleo, la pobreza continúa profundizándose y el pago de la deuda externa tiene preeminencia sobre las políticas públicas sociales, ¿cuándo entonces podrán esperarse cambios?

“El caso ecuatoriano es elocuente al respecto. Aunque en los últimos 33 años (1972-2005) el país recibió grandes volúmenes de divisas por la venta de petróleo, esto no se ha reflejado en un mejoramiento de las condiciones de vida de sus habitantes. Paradójicamente, el aumento de los ingresos públicos durante el ‘boom petrolero’ (1972-1982) desató un inusitado proceso de endeudamiento externo”, señaló el CDES.

El representante de la Red Agraria, Romelio Gualán, recordó que la dictadura y los gobernantes de ‘ultra derecha’ que estuvieron al frente del país entre 1972 y 1990, teniendo importantes ingresos petroleros seguían endeudándose con organismos internacionales.

“Todo era sesgado a sus intereses, a los grupos de poder. La política petrolera hasta 2006 no fue buena, en muchas ocasiones fueron las petroleras extranjeras las que obtuvieron los mayores beneficios, mientras la población apenas lograba una parte marginal de divisas generadas por el petróleo”, dijo Gualán.

El dirigente campesino reconoció que en este Gobierno los excedentes petroleros se han destinado a la obra pública y social. “Hoy todo esto se palpa en la vialidad, seguridad, educación, social. Hubo importantes cambios en este período de Gobierno”, agregó Gualán.

El  artículo de la agencia EFE ‘Bonanza petrolera de Ecuador no se sintió en economía de bolsillo’, publicado el 6 de diciembre de 2004 por diario El Universo, señaló que “la espectacular subida del precio del crudo benefició a la macroeconomía de Ecuador, el quinto productor americano, aunque esa bonanza no se vio reflejada este año (2004) en los bolsillos de la mayoría de ecuatorianos pobres”.  

En ese entonces el país fue Gobernado por Lucio Gutiérrez, quien prometió para el siguiente año (2005) emprender una agresiva campaña internacional de atracción de capitales de inversión, para que sean empresas foráneas las que arriesguen y produzcan en campos petrolíferos vírgenes.

De acuerdo al Centro de Derechos Económicos y Sociales, según el Índice de Desarrollo Humano, el país experimentó un retroceso. Si en 1999 Ecuador ocupaba el puesto número 69 entre 175 países del mundo, en 2004 pasó a ubicarse en la posición número 100. En 2014 el país se ubicó en el puesto 98 entre 187 países evaluados.

En 2001, la inversión estatal en salud apenas llegó a $ 16 anuales por habitante, ubicándose como la más baja entre 18 países de la región y obligando a las familias a asumir directamente 48,6% del total de ese gasto. En ese mismo año, Ecuador invirtió en educación $ 45 anuales por habitante, superando en la región solamente a Nicaragua, que invirtió $ 28.

El resultado de esta baja inversión fue que llegado 2004 unos 700.000 niños, niñas y adolescentes entre 6 y 17 años no pudieron ingresar al sistema educativo ecuatoriano.

Entre 2006 y 2013 la inversión social por persona, en salud, educación, bienestar social y deporte se incrementó en $ 319,33. En esos 7 años se aumentó en más de 3 veces la inversión educativa, que en 2006 fue de $ 1.083,5 millones y en 2013 de $ 3.289,8 millones.

Deuda externa

Para Carlos Alfredo Uquillas, del Observatorio de la Economía Latinoamericana, los ingresos petroleros dieron lugar a que los gobiernos militares de la época incrementen sus gastos en forma desmedida, y producto de ese excesivo egreso corriente hubo fuertes desequilibrios fiscales.

“La inflación en esta etapa no se disparó solamente porque el tipo de cambio permaneció estable durante todo este período debido a la capacidad exportadora del país y al fácil acceso al mercado financiero internacional, motivo -éste último- que condujo a un acelerado endeudamiento externo tanto público como privado”, expresó Uquillas.

Hernán Ramos, en su artículo ‘Las dictaduras del 70 moldearon la economía petrolera’, manifestó que  en 1971 la relación deuda externa/PIB era de apenas 4,1%, en principio, una proporción muy baja y holgada de manejar para cualquier gobierno responsable. Esta proporción se mantuvo más o menos estable hasta 1975 (4,8%). Sin embargo, cuando el ‘boom petrolero’ estaba en su apogeo, las cosas tomaron un giro que se volvería fatal.

En 1976 esa proporción subió al 5,7%; en 1997 alcanzó el 7,5%; en 1978 trepó al 16,9%, y al cierre de 1979, es decir, cuando los militares emprendieron la retirada de Carondelet hacia sus cuarteles, la relación deuda externa/PIB había alcanzado la impresionante cifra de 28,6%.

Valor neto del petróleo

El presidente Rafael Correa en su último enlace ciudadano rechazó las aseveraciones de ciertos opositores que aseguran que durante los años de este Gobierno el precio del petróleo se ha mantenido en promedio de $ 100, por lo que, según dicha lógica, el país ha tenido un mayor ingreso económico.

De acuerdo al Jefe de Estado, al efectuar sus análisis dichos opositores no consideran criterios técnicos como los valores netos, constantes y per cápita.

En ese sentido, el presidente explicó que en cuanto a valores netos, no es lo mismo que el costo del barril de petróleo sea $ 40 y el de producción $ 5, como ocurría hace 35 años, “que tener el costo del barril de petróleo a $ 100 y su costo de producción sea $ 70, como sucede  en ciertos campos petroleros”.

Esta situación se da debido a que cuando se inicia la explotación de un pozo de petróleo la extracción es fácil y la inversión es mínima, sin embargo una vez que el yacimiento pasa su período de madurez se requiere una mayor inversión para sacar una menor cantidad de petróleo.

En línea con la explicación previa, en lo que corresponde a valores constantes, explicó que no es lo mismo el costo  de $ 100 por barril en la actualidad, que $ 40 en la década de los 80, pues dicho valor nominal tenía una mayor adquisición, por lo que precisó que mayor valor nominal no significa mayor valor real. “No ha existido tal suerte o bonanza petrolera (…) y nunca el país ha avanzado tanto como ahora porque no ha sido suerte, han sido manos limpias, mentes lúcidas y corazones ardientes por la patria”, expresó el Jefe de Estado.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: