Ventas en Ecuador caen el 30% a causa del comercio ilícito

Las industrias tabacalera, textil y cosmética registran grandes pérdidas en los últimos cuatro años. Estudio sugiere alianzas regionales para combatir el contrabando.
28 de noviembre de 2018 00:00

Ecuador se ubica en el puesto 60 del Índice del Entorno Global del Comercio Ilícito que evaluó la capacidad de protección frente a esta actividad de 64 países de todo el mundo.

El estudio evaluó 25 indicadores que se relacionan con políticas legales, comerciales y culturales de cada país. Ecuador obtuvo una calificación de 50,1 sobre 100.

La investigación fue realizada por la Unidad de Inteligencia de The Economist por encargo de la Alianza Transnacional para Combatir el Comercio Ilícito (Tracit, por sus siglas en inglés) y presentada este martes 27 de noviembre en Quito en un evento organizado por la Cámara de la Industria y la Producción (CIP).

Jeff Hardy, director general de Tracit, reconoció las mejoras en los controles ejercidos por Ecuador, pero dijo que “los retos aún son grandes”.

En el evento, representantes de tres sectores expusieron los efectos del contrabando en sus economías. Una de las industrias más afectadas es la tabacalera.

Mauricio Sáenz, director de Asuntos Externos de Itabsa, Tanasa, Proesa (afiliadas a Philip Morris Internacional) indicó que uno de cada dos cigarrillos que se consume en el país es de contrabando, es decir, una incidencia del 55,2% en el mercado en el primer semestre de 2018.

De acuerdo a sus datos y a un estudio de MS Intelligence, entre 2015 y 2017 el Estado perdió $ 295 millones en recaudación tributaria solo por concepto del Impuesto a los Consumos Especiales de estos productos. “Si este año se mantiene la tasa de contrabando, el país perdería $ 141 millones”, aseveró.

La venta de cosméticos y de productos de higiene personal (desodorante, pañales, toallas sanitarias) también se ha visto afectada, sobre todo en los últimos cuatro años.

Según María Fernanda León, directora ejecutiva de ProCosméticos y de la Asociación Ecuatoriana de Empresas de Venta Directa, el negocio legal cayó en el 30%. Indicó que las redes sociales son un nuevo canal por el que se venden marcas no autorizadas en el país.

Alertó que allí se exponen catálogos incluso con precios en pesos colombianos que no tienen permiso de comercialización.

Como recomendaciones para combatir el comercio ilegal, León manifestó que las autoridades deben agilitar el trámite a las denuncias de las firmas privadas, incrementar los controles en los puntos de venta y no crear regulaciones que obstaculicen el negocio formal.

El tercer sector afectado es el textil. Su producción ha caído entre el 10% y 12%  de igual manera en los últimos cuatro años, dijo Javier Díaz, presidente de la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador (AITE).

Las cifras oficiales indican que entre enero y octubre se han incautado 300.000 prendas de vestir, pero Díaz considera que “eso puede ser el 8% del total de mercadería que ingresa”.

En 2008 se importaron 25.000 t de ropa y actualmente han ingresado 10.000 t. “Ese hueco de 15.000 no fue sustituido por los productores nacionales sino por contrabando”, afirmó.

El comercio ilícito también ha causado el cierre de empresas en el sector. De las 430 compañías existentes hace cuatro años, ahora quedan 315. (I)

Cooperación
Alianzas público - privadas  
Jeff Hardy considera que buscar cooperación entre aduanas y fuerzas de seguridad dentro de América Latina, sobre todo en Colombia y Perú, mejoraría los controles “inmediatamente”, así como alianzas con el sector privado.

20 Instituciones públicas son parte de la lucha contra el contrabando en el país.  

Control en las Zede
El estudio de Tracit también sugiere plantear políticas de seguridad en las Zonas de Desarrollo Económico (ZEDE) para que no sean explotadas por traficantes de forma ilícita.

Una de las industrias más afectadas por el contrabando es la tabacalera.
Foto: Cortesía Ministerio del Interior.
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado