Industria automotriz local sigue perdiendo mercado

Ensambladores de vehículos y fabricantes de partes automotrices piden reunión con el Ministro de Economía para exponer su situación. Cuestionan la gestión del Comité de Comercio Exterior.
22 de mayo de 2018 00:00

La participación en el mercado de vehículos ensamblados en el país pasó de 55,7% en enero de 2015 a 34,6% en el mismo mes de 2018, es decir una reducción de más de 21 puntos porcentuales, lo que demuestra la crisis que enfrenta el sector.

Entre enero y abril de 2017, el 53% de vehículos vendidos fue importado y el 46,9% fue ensamblado en el país. Pero en el mismo periodo de 2018, la comercialización de autos importados llegó al 68,1% y de los ensamblados cayó al 31,9%.

Para David Molina, director ejecutivo de la Cámara de la Industria Automotriz Ecuatoriana (Cinae), la situación es el resultado de la ausencia, desde hace seis años, de una política pública integral que regule a la industria, pues este sector compite pagando 15% de tributos en sus insumos, frente a vehículos importados que ingresan con cero aranceles o con tarifas preferenciales por los acuerdos comerciales vigentes.

Molina señaló que, como resultado del proceso de diálogo impulsado por el actual gobierno, se firmó un acuerdo ministerial para regular el ensamblaje en el país.

Allí se exige que los vehículos ensamblados en Ecuador contengan el 19% de partes fabricadas localmente.

Por otra parte se elaboró una tabla arancelaria inversa al contenido local que permite una reducción del arancel a las autopartes importadas, en la medida en que el componente nacional aumente.

Sin embargo esta tabla no ha sido discutida en el pleno del Comité de Comercio Exterior (Comex) y sin su resolución oficial la industria ensambladora pierde competitividad ante las importadoras.

En consecuencia, el sector también alerta la pérdida de plazas, empleo directo e indirecto.

A inicios de este año, la Cinae envió una carta al presidente Lenín Moreno explicándole la delicada situación por la que atraviesan los ensambladores y fabricantes de partes, pero hasta al momento no ha tenido respuesta.

Por esta razón, el sector confía en que el nuevo Ministro de Economía y Finanzas atienda sus requerimientos.

Luis Carlos García, gerente de Imfrisa, empresa dedicada a la fabricación de rodamientos y retenedores, señaló que tanto el desarrollo como las inversiones en el sector fabricante de autopartes se han estancado debido a la falta de política pública y aseguró que existe incertidumbre en la industria.

Juan Carlos Calle, de Faesa, fabricante de aires acondicionados de autos, señaló que la industria apoya la apertura comercial de Ecuador, pero requiere incentivos para que la competencia sea igualitaria.

Motos perdieron participación
Aunque no de una forma tan dramática como el ensamblaje automotriz, el mercado de las motos también perdió participación en los últimos meses, manifestó Oswaldo Landázuri, gerente de Metaltronic.

Anteriormente esta industria copaba el 80% del mercado y actualmente se encuentra aproximadamente en el 72%. A pesar de esta realidad, el ensamblaje de motos tiene ya un porcentaje de incorporación local que está aprobado y que hace que el arancel del CKD (componente importado) de este tipo de vehículos sea del 5%.

Esto no permite que la caída en la participación del mercado sea tan aguda como la de los autos. (I)

Perspectivas
Exigen política pública
Los representantes de ensambladoras automotrices y de autopartes aseguraron que no se oponen a los acuerdos comerciales que firme el país, pero exigen un política pública que les permita competir en igualdad de condiciones.  

19 por ciento es la proyección de la participación en el mercado hasta 2021 si no se corrige la situación.

Recuperación de plazas
Industriales consideran que una adecuada política pública podría recuperar cerca de 2.000 plazas de empleo. (I)

Contenido externo patrocinado