Subsidios a los combustibles no se reducirán en 2019

- 09 de noviembre de 2018 - 00:00
Foto: Archivo / El Telégrafo

El gobierno prevé desembolsar $ 4.176 millones. El Viceministro de Finanzas informó que todavía no existen fechas para analizar una posible focalización.

La anunciada focalización de los subsidios que entrega el Estado a los combustibles se mantendrá en espera.

El gobierno resolvió que el próximo año no eliminará o reducirá las subvenciones vigentes en diésel, gasolina extra y gas licuado de petróleo (GLP). Así lo afirmó Fabián Carrillo, viceministro de Economía y Finanzas.

El pasado 21 de agosto se  informó sobre la eliminación del subsidio a la gasolina súper, reducción en el diésel industrial y próxima apertura de mesas de diálogo para focalizar el resto de subvenciones.

La primera medida entró en vigencia el 27 de ese mismo mes; la segunda se implementó desde el 14 de septiembre, y la tercera no pasó del anuncio.

Ahora Carrillo aseguró que “no se van a tocar los subsidios, sin embargo se mantiene el espíritu de diálogo y de abrir una discusión social a nivel nacional” con respecto al monto que se destinará el año siguiente para cubrir ese rubro.

La proforma presupuestaria de 2019 asigna un total de $ 4.176,47 millones para subsidios a combustibles.

Son $ 2.469,43 millones más que lo contemplado para 2018, cuyo presupuesto en esta área fue aprobado con $ 1.707,04 millones.

El incremento radica principalmente en el precio referencial del barril de petróleo, explicó el funcionario, pues en 2018 se calculó en $ 41,92, mientras que para 2019 se fijó en $ 58,29.

A lo largo del año en curso el crudo ecuatoriano se ha comercializado a un promedio efectivo de $ 61 por barril; al mismo tiempo la importación de derivados se ha encarecido debido a que las cotizaciones internacionales escalaron por encima de las expectativas.

En ese sentido, la proyección de la proforma fiscal, en trámite en la Asamblea Nacional, se basa en esos precios, puntualizó Carrillo.

Las principales variaciones se encuentran en el diésel y la nafta. El presupuesto 2018 estimó $ 1.158,21 millones para ambos productos, pero la nueva proforma presenta $ 3.235,07 millones.

Focalizar los subsidios ha sido una recomendación recurrente de analistas y sectores privados para reducir el gasto público, disminuir el contrabando y sincerar precios.

Con la eliminación del subsidio a la súper y reducción al diésel industrial se espera un ahorro de $ 42,7 millones al año. Y para 2019 se proyectaban alrededor de $ 120 millones. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: