El sábado realizarán una asamblea general para evaluar acciones contra la propuesta del Gobierno

Sindicatos rechazan posibles reformas laborales

11 de febrero de 2016 00:00

El anuncio de reformas laborales, por parte del presidente de la República, Rafael Correa, provocó la inmediata reacción de representantes de gremios sindicalistas, quienes anuncian medidas en rechazo a la iniciativa gubernamental.

Nelson Erazo (foto), dirigente del Frente Único de Trabajadores (FUT), asegura que la propuesta relacionada con la reducción de la jornada laboral para evitar mayor número de despidos, viola los derechos de los empleados, ya que, a su criterio, es una precarización del trabajo.

El presidente Correa adelantó que el próximo 15 de febrero enviaría a la Asamblea Nacional un proyecto de ley urgente, donde se especifique que  únicamente en casos extremos, y con previo acuerdo entre empleadores y empleados, se pueda disminuir la jornada laboral y pagar un salario conforme a la jornada. Erazo asegura que hacer modificaciones al Código de Trabajo, mediante una normativa con carácter urgente, es inconstitucional, puesto que esa condición se la emplea para el tratamiento de cuestiones económicas.

La propuesta del Gobierno no dista de las alternativas planteadas por el sector empleador, quienes apuntan a un “ajuste” de la jornada laboral.

Richard Martínez, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), en entrevista con EL TELÉGRAFO explicó que se trata de una medida temporal que nace de un concepto de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) para proteger el empleo.

Varias centrales sindicales convocaron a una asamblea general para analizar las acciones a seguir sobre el tema, mencionó Nelson Erazo. La reunión se desarrollará el sábado 13 de febrero, a partir de las 08:30, en la sede de la Unión Nacional de Educadores (UNE), en Quito. (I)