Proyecto de reforma al Código Monetario busca la independencia del Banco Central

- 25 de octubre de 2019 - 07:52
La Comisión de Régimen Económico y Tributario de la Asamblea Nacional analizó la reforma al Código Monetario.
Foto: Verónica Endara / et

La Comisión de Régimen Económico y Tributario de la Asamblea Nacional recibió a Marcos López, delegado del Presidente ante la Junta Monetaria, y a Verónica Artola, gerente general del Banco Central del Ecuador (BCE), para ampliar lo que contiene el proyecto de Ley de Crecimiento Económico en el apartado que se refiere a la reforma al Código Monetario.

Sobre todo se habló de la autonomía del BCE que se busca conseguir con esta reforma. López dijo que esto se conseguirá si esta entidad tiene independencia en sus decisiones en política monetaria y cambiaria. Asimismo se busca establecer un directorio conformado con miembros independientes idóneos nombrados por el Presidente.

Los legisladores se cuestionaron si verdaderamente este directorio va a ser autónomo si los miembros serán asignados por el Presidente.

López contestó a estos cuestionamientos asegurando que se establecen requisitos estrictos para ser miembro del directorio como tener 10 años de experiencia en la parte directiva del BCE y que no pertenezcan a ningún partido político.

Artola explicó que los miembros de este directorio durarán un tiempo específico para que no dependan del poder político, de hecho se propone que sea diferente al tiempo del gobierno de turno. Además, se propone establecer una política estricta de conflictos de interés para que los miembros no respondan a intereses propios.

La representante del BCE aseguró que están abiertos a conversar sobre quién asigna a los miembros del directorio, así como el tiempo de su permanencia, pero "el fondo es que el BCE debe ser independiente".

Por otro lado, López dijo que con esta reforma se busca blindar la dolarización con la recapitalización progresiva del BCE fundamentalmente de sus utilidades. Además se establece la prohibición de que el BCE preste dinero directamente al Estado o a la banca pública, es decir el BCE no cumplirá una función de prestamista.

"Todo el dinero que está en los depósitos no es del Banco Central es de los terceros. Para que haya dinero del Banco Central que pueda entregarlo y destinarlo a cualquier cosa que estimara conveniente en una ley, las reservas tendrían que ser más que los depósitos, Mientras tanto el Banco Central es un administrador de recursos", comentó López.

Artola aseguró que con la reforma se busca poner más controles a las decisiones y actividades del BCE. Por ejemplo, se propone que esta entidad entregue un informe semestral a la Asamblea. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: