El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.27/Ene/2021

Política

Tendencias
Historias relacionadas

Especial coronavirus

Gobierno plantea prórrogas para que empresas mantengan liquidez

Además del diferimiento del impuesto a la renta y el IVA, se propone postergar tres meses el aporte patronal. La inyección de capital externo es clave para afrontar un déficit presupuestario que alcanza los $ 8.500 millones
13 de abril de 2020 00:00

La economía ecuatoriana decrecería 6% este año, según las proyecciones del Banco Mundial difundidas este domingo 12 de abril de 2020. De acuerdo al Ministerio de Finanzas, el Producto Interno Bruto (PIB) podría decrecer hasta el 7%. El ajuste principalmente se da por el impacto económico de la emergencia sanitaria que afecta a todo el mundo.

Chile, por ejemplo, decrecerá 3%, Colombia, 2%; y Perú, 4,7%; incluso con paquetes de ayuda fiscal que superan los $ 20.000 millones en algunos casos y con una macroeconomía estable.

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, en una entrevista en Ecuador TV, explicó que el país no está en las mismas condiciones que el resto de economías. Antes de la emergencia sanitaria, el déficit fiscal de Ecuador estaba calculado en $ 3.500 millones para este 2020, pero debido al panorama actual, se incrementó a $ 8.500 millones más, es decir $ 5.000 adicionales. “En este momento Ecuador necesita refinanciarse para salir de esta crisis”, dijo el ministro Martínez.

Por esta razón, el Gobierno intensifica las conversaciones con organismos multilaterales, como el Banco Interamericano de Desarrollo, Banco de Desarrollo de América Latina y con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener recursos.

En este sentido, al FMI se le solicitará financiamiento adicional a través de la recién aprobada línea de financiamiento rápido para atender la emergencia. Además, hasta junio se renegociará el acuerdo de financiamiento firmado en 2019 con metas basadas en la nueva situación económica del país.

Adicionalmente, con China se analizan otras líneas de financiamiento. “Nuestra capacidad de apoyo a la reactivación económica va a depender de los recursos que podamos levantar en el exterior, del esfuerzo colectivo, de la renegociación de la deuda y la reducción del gasto público innecesario”, explicó el ministro en una cadena nacional previa a la entrevista.

Martínez también indicó que se busca aliviar el peso de la deuda - actualmente por encima del 50% del PIB- y reducir el Presupuesto General del Estado. Sobre este último punto ya se ha logrado recortar $ 1.400 millones.

A este ajuste, señaló el secretario general de Gabinete, Juan Sebastián Roldán, se sumará el ahorro anual de $ 300 millones por la reducción del 50% de los salarios del Presidente, Vicepresidente, ministros y viceministros; y el aporte mensual que realizarán empleados públicos, según su remuneración durante el tiempo que dure la emergencia sanitaria.

El Ministro de Finanzas recalcó que el destino prioritario de los fondos disponibles y los que vendrán será la salud. Es así que $ 760 millones serán para la adquisición de equipos médicos, test de detección, camas de cuidados intensivos, entre otros.

Está previsto que el proyecto de ley de emergencia llegue hoy lunes 13 de abril de 2020 a la Asamblea Nacional. Durante este fin de semana, autoridades del Gobierno dialogaron con los jefes de las bancadas políticas para acoger sus recomendaciones.

El secretario Roldán, quien también participó en la entrevista televisiva, hizo un llamado a generar acuerdos. “No hay cabida para la politiquería”. (I)