Propuesta para reactivar la economía se teje en Cumbayá

La iniciativa pretende atraer el turismo en la parroquia quiteña.
11 de febrero de 2021 18:23

Existe un proyecto en Cumbayá que ha reunido a 81 comercios y más de 33 familias residentes, que de manera segura y al aire libre, benefician al desarrollo económico y social del sector; una solución innovadora que se consolida en momentos de pandemia. Los actores de esta propuesta nos reseñan en la siguiente nota sus beneficios y nos invitan a disfrutar de este espacio para el feriado que se aproxima.

Los grandes modelos de convivencia no son ajenos a la realidad nacional. Cumbayá nos da ejemplo de unión y creatividad. Hace tres años y medio, sus habitantes implementaron la iniciativa “Circuito Cumbayá”, un modelo de vida armónico entre el espacio público y el comercio.

Renato Ávila es cofundador del colectivo Pata de Gallo y nos detalla sobre la generación de esta “especie de ecosistema de emprendimientos, un gran ensamblaje de pequeños proyectos y negocios que buscan conectar dos sectores de Cumbayá.”

Esos dos sectores eran, por una parte, el casco histórico con negocios propios del sector, y por otra, la contemporánea propuesta de comercio. Sin embargo, llegó la pandemia. “Hubo una disminución significativa de la actividad comercial para estos locales, muchos de ellos estuvieron a punto de cerrar o inclusive cerraron”, aseguró Ávila.

Carolina Reece es dueña del primer restaurante especializado en ostras en Quito. La emergencia sanitaria obligó a cerrar sus puertas por algunos meses. Vino el cambio del color del semáforo, pero aún así, no podría reactivarse por completo.

“Dios mío, debíamos decidir si entran los empleados, entran los clientes o poner las mesas, no podíamos entrar todos al mismo espacio. Ese 50% de aforo no era viable para el montón de locales de aquí que son muy pequeños. El mío era de 21 m2. Otros tenían espacio en el patio de atrás y no tenían problema, pero para nosotros el aforo permitido era prácticamente cerrar.”

Por lo que volvieron activarse todos quienes forman parte de la iniciativa Circuito Cumbayá para plantear estrategias como la de extensión de los comercios en el espacio público. Una alternativa diferente y segura en esos momentos.

“Se generó no un beneficio individual sino colectivo, no solo para comerciantes sino para todos los habitantes. El proyecto ha reunido a 81 comercios y más de 33 familias residentes”, precisó Renato Ávila.

La comunidad volvió a sentir confianza, propiciaron la reactivación y la apropiación de espacios para uso colectivo, con medidas de bioseguridad. “Hay una serie de actividades que se pueden hacer al aire libre, hay música, los niños aprender a montar bicicleta otra vez en la calle. Las personas mayores nos comentaban que cuando el tren pasaba, esa era la lógica.”

Según una encuesta realizada por la Universidad San Francisco, este proyecto permitió: 70% de incremento en ventas, 30% incremento en compras (proveedores), 60% de locales conservaron planilla de trabajadores, 20% contrataron nuevo personal medio tiempo y 10% tiempo completo.

Los propietarios, trabajadores y habitantes del sector participan en comunión con esta iniciativa de reactivación. Reece nos cuenta entre risas, “si uno no tiene mesa, le pide prestado al vecino, los clientes incluso piden platos de comida de diversos restaurantes, es convivencia muy chévere.”

Cuentan con una Bolsa de Trabajo como ayuda entre los comercios. Para este feriado, se convierte en una gran alternativa para conocer y disfrutar en familia. Carolina Reece nos hace la invitación, “Todos invitados a venir a Cumbayá, se dan la vuelta por todo el circuito, pueden caminar e ir probando toda la propuesta gastronómica. Disfrutar de los nuevos emprendimientos, tienda de ropa para niños, tienda de zapatos, muebles, pastelería, heladería, es un lugar seguro, al aire libre”. (I)