El precio internacional de la tonelada de cacao cae $ 700

- 06 de abril de 2020 - 00:00

Los agricultores ecuatorianos pierden $ 40 por quintal. A pesar de que la producción ha bajado en un 50% por la emergencia sanitaria, las exportadoras siguen con sus operaciones.

Antes de que inicie la emergencia sanitaria por coronavirus (covid-19) a nivel mundial, la tonelada de cacao de exportación se cotizaba en $ 2.940. Ahora con las medidas para mitigar la infección, el precio del producto ecuatoriano llega a los $ 2.230. Es decir, la crisis provocó una pérdida de $ 700 por cada tonelada de cacao.

El perjuicio, según Francisco Miranda, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Cacao (Anecacao), es directamente para los agricultores quienes pierden $ 40 por cada quintal al comercializar el fruto.

“Recordemos que el cacao es el cultivo de exportación con mayor cantidad de agricultores en todo el Ecuador, incluso por encima de flores y banano. Tenemos más de 240.000 familias que dependen de la cadena cacaotera y a quienes este decrecimiento de precio los tienen en colapso”, alertó Miranda.

Además, la demanda del producto cayó, explica Julio Zambrano, gerente general de Cofina S.A. (Chocolates Finos Nacionales). “Los compradores en el exterior nos han pedido que aún no embarquemos”, puntualizó.

En el ámbito local también existió una reducción de los clientes por las restricciones de transporte en las provincias y por los horarios de toque de queda en el país.

Sin embargo, esta no es la única dificultad que deben sortear en el sector. Se suma también la ausencia del personal que por cuidado a su salud debe faltar a su trabajo, explica Zambrano. “Hemos tenido que rotar o modificar los turnos para no parar al 100%. Aunque estamos operando en cerca de un 55% de nuestra capacidad”, agregó.

Como otro punto en contra citan el desconocimiento de las autoridades locales o la falta de coordinación entre el Gobierno Central y los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD).

Miranda denunció que en las últimas semanas, muchos GAD cerraron los centros de acopio que usan comúnmente intermediarios cacaoteros, “quienes son los que interactúan con los agricultores. Esto corta el flujo del producto hacia la ciudad y a su vez detiene el flujo de dinero de vuelta hacia el campo”, dijo.

Esta descoordinación también provocó que los exportadores notifiquen el arresto de sus trabajadores por cumplir con el transporte del cacao, además de agricultores detenidos por vender el producto, clausura de negocios y multas. Para los cacaoteros es primordial que el Estado cuide de la cadena de producción que entra a su fase alta en abril.

De no ser por la crisis, el sector podría continuar con su crecimiento. Entre 2018 y 2019, las exportaciones de cacao aumentaron en $ 86,4 millones, pasando de $ 594,4 millones en la venta de 2018 a $ 680,8 millones en 2019. La ganancia corresponde al crecimiento de 33.338 toneladas (ver infografía).

Pese a las dificultades, el sector continúa con el trabajo de comercialización y exportación. “Si bien las compañías transnacionales o internacionales han cerrado sus operaciones, las compañías exportadoras ecuatorianas estamos operando al 100% de la capacidad”, añadió Miranda.

Aunque Ecuador y casi todos los países a nivel mundial afrontan la crisis, Juan Pablo Zúñiga, gerente general de la Exportadora e Importadora A y J S.A., agrega que lo ideal es que la emergencia tarde lo menos posible para que el cacao no sufra daños. “Si el cacao recibe el proceso debido de fermentación y secado puede permanecer dos o tres meses siempre y cuando tenga el correcto almacenamiento”, indicó.

Frente a este panorama, las firmas internacionales están evitando que los pagos se realicen con el mismo dinamismo que se hacía antes de la crisis.

Por ello, el gremio solicitó que el Estado impulse la exigencia para que el sector financiero otorgue plazos a las responsabilidades crediticias de cacaoteros para que estos puedan seguir operando y comercializando.

A la banca pública, en cambio, solicitaron que inyecte recursos que serán utilizados para el área comercial del producto. “Necesitamos que los recursos económicos lleguen a los agricultores. Y así también, que el producto llegue a nosotros”, relató Miranda.

Por su parte, en la competencia que le corresponde al Ejecutivo, afirmaron que la voluntad por retrasar el pago al impuesto a la renta y el apoyo para continuar las exportaciones, permitirá que el sector mantenga un dinamismo y, con ello se pueda dar paso a las transferencias de dinero que ingresa al país tanto para agricultores como para trabajadores. (I) 


----------------------------------------------------

Las industrias aplican normas sanitarias para exportar

El Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca informó que Ecuador continúa exportando, pese a la emergencia sanitaria. Para esto cumple con normas de bioseguridad y de inocuidad que el mercado internacional exige. Se aplican, por ejemplo, arcos de desinfección y productos antisépticos en la limpieza y purificación de contenedores que ingresan al país, así como en los que van al exterior. Las cadenas de producción y exportación cumplen con medidas de bioseguridad tanto para los trabajadores como para la producción propiamente dicha.Por ejemplo, las industrias de productos pesqueros, de camarón, banano, conservas de frutas y vegetales no han parado durante estos días.

Las agencias de regulación están haciendo controles y entregando certificaciones fitosanitarias de exportación. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP