Las plataformas digitales potencian los negocios inmobiliarios

La compra, venta o alquiler de propiedades se consolida a través del internet, cuyas herramientas han desplazado a los medios tradicionales.
01 de mayo de 2019 16:20

Comprar una vivienda, venderla, construirla, alquilarla... ahora todo es más fácil  gracias a las plataformas virtuales que apalancan  a los negocios inmobiliarios.

Es que la digitalización del mercado de bienes raíces le quitó protagonismo a los medios tradicionales, tanto, que según Market Watch, empresa dedicada a la investigación y estudios de mercado, más del 60% de los usuarios en Ecuador utilizan internet para informarse sobre las ofertas del sector.

En el último lustro la incidencia de los medios de comunicación cambió radicalmente y el protagonismo que tenían los anuncios clasificados, principalmente impresos, decayó para abrirles paso a los portales online.

De eso es testigo María Callejas, gerenta de Spazio, constructora especializada en soluciones habitacionales.

“Hasta 2017 usábamos los clasificados de los periódicos, pero fueron perdiendo fuerza. Antes, los anuncios en el periódico nos reportaban la llegada de grupos considerables de gente. Hace un año lo intentamos por última vez y no tuvimos ni siquiera llamadas”, argumenta la empresaria.

Alfonso García, gerente de marketing de la empresa GLS Constructores, se suma al criterio de Callejas respecto al impacto positivo de ofertar a través del ciberespacio.

Aunque esta firma también echa mano de la publicidad en los medios tradicionales, en ferias del ramo y vallas, encuentra en las plataformas digitales la manera más práctica y segura de llegar a su público objetivo.

“Hoy casi todos los ecuatorianos tienen acceso a internet y al smartphone, entran a diario a las redes sociales y a los portales inmobiliarios. El crecimiento en el uso de los teléfonos inteligentes va de la mano con el crecimiento del uso publicitario de las redes sociales”, reflexiona.

La mensajería instantánea
Gonzalo Rueda, gerente general de Market Watch, manifiesta que los canales virtuales cambiaron la dinámica del comercio inmobiliario, pues quienes están interesados en adquirir un bien ya no deben esperar las ferias especializadas o acudir directamente a la construcción, les basta navegar desde su hogar u oficina para enterarse de las alternativas.

Hoy, en las páginas web, se  realizan  tours virtuales y hay un primer acercamiento con lo que se busca. Esto les permite a los usuarios ganar tiempo y observar varias alternativas a la vez.

“Las ferias son un complemento donde hay precios promocionales, pero para saber de los proyectos uno utiliza las páginas web o las redes sociales,  sobre todo para agilitar los procesos y darles facilidad a las personas que están interesadas en comprar”, argumenta Rueda.

Con este criterio concuerda Silverio Durán, presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción (Camicon), quien señala entre las herramientas virtuales a los servicios de mensajería Messenger y WhatsApp.

Las webs de las constructoras ahora incluyen esas aplicaciones y les permiten al internauta tener un acercamiento previo a una negociación.

Añade que, mediante las plataformas virtuales se hacen visualizaciones directas y el usuario puede escoger las opciones que les parezcan  más convincentes. Ya no es necesario ir personalmente a cada proyecto para ver el estado en el que está la obra. 

Acercarse al cliente final
Las nuevas tecnologías son compatibles con la renderización, un procedimiento computarizado con el que se generan imágenes a partir de información digital. Ese método permite mostrar en 3D los diseños de las edificaciones que son compartidas a través  de las plataformas digitales.

Rueda expresa que en el mercado inmobiliario figuran bienes nuevos, no nuevos, terrenos y las propiedades en alquiler. De todos ellos brindan información las páginas web de las constructoras, las redes sociales y las plataformas especializadas: Plusvalía, Vive1, Trovit, OLX, Properati de OLX, Re/Max, etc.

Al referirse al uso que la constructora Spazio les da a los medios online, María Callejas detalla que su página web es más informativa, en ella se habla en general de los proyectos inmobiliarios, mientras que en las redes sociales anuncia los bienes en venta y se especifican los precios. En ambos canales se comparten  las fotografías de los bienes.

Sobre la efectividad de estos medios, indica que las visitas personales de potenciales compradores a conocer los conjuntos habitacionales se incrementaron en un 50%. Cuando echaban mano de los clasificados en periódicos llegaban un promedio de 10 personas, ahora el promedio es de 15. Este flujo se registra los domingos.

Pero, como todo método, las redes sociales presentan su dificultad. Si bien Facebook e Instagram son las vías que más contactos les han permitido reunir, muchos de ellos no son ni serán clientes finales.

“Es muy fácil dar un clic por algo que simplemente te llamó la atención, pero no necesariamente porque encontraste algo que estabas buscando. Gracias a las redes sociales, en volumen, tenemos una base de datos bastante nutrida, pero debemos depurarla y darle un seguimiento”, explica.

Al respecto, Alfonso García opina que todo depende del proyecto y el target. Mientras Facebook e Instagram funcionan más para ciudadanos de entre 25 y 35 años, los portales web tienen mayor impacto en los de 30 a 45 años. “Todos son importantes, ya que comunican de diferentes maneras a los diferentes públicos”.

En ese sentido, son las plataformas especializadas los mejores canales de promoción. Al menos ese es el razonamiento de Rafael Portilla, country manager de OLX Región Andina, que une a Ecuador y Perú.

El directivo afirma que el mercado inmobiliario es uno de los puntos fuertes de la oferta de clasificados online. En el caso de OLX, en términos de demanda, representa el 26% de sus usuarios activos mensuales, en relación al total de visitantes del portal.

“Cuatro millones de usuarios ingresan a nuestro portal cada mes, 750.000 se interesan en bienes raíces. A esto debemos sumar el atractivo de Properati, una plataforma dedicada a propiedades de venta y arriendo con estadísticas e información únicas para tomar una mejor decisión al comprar. Allí el número de usuarios que ingresan mensualmente alcanza el millón de visitas”.

Conforme a las estadísticas de la marca, la primera categoría en oferta es la venta de inmuebles residenciales (casas y departamentos), con más de 19.000 anuncios mensuales activos. El siguiente grupo con mayor presencia es el expendio de terrenos: 13.000.

 Cita que, en promedio, las operaciones de renta de propiedades residenciales se concretan en menos  de 30 días; en tanto, la transacción que involucra bienes en venta puede tomar entre 45 y 60 días. Portilla admite que la industria de los bienes raíces es una de las más importantes para OLX.

De hecho, el aporte económico de este ámbito le significa alrededor del 30% de los ingresos que la compañía factura en Ecuador. (I)  

Contenido externo patrocinado