La Ley de Eficiencia Energética impulsa el uso de buses eléctricos

- 12 de enero de 2019 - 00:00
Todo vehículo que preste servicios de transporte público a partir de 2025 será eléctrico, según la ley aprobada en segundo debate en la Asamblea Nacional. La normativa creará alianzas e incentivos para este tipo de transporte.
Foto: Lylibeth Coloma / El Telégrafo

El proyecto de Ley de Eficiencia Energética, aprobado por unanimidad en la Asamblea Nacional el 8 de enero, tiene un elemento clave: impulsar el uso de vehículos eléctricos para el transporte público urbano e interprovincial.

De acuerdo al artículo 14 de la normativa, el transporte público y de carga por medios eléctricos se priorizará como medida de eficiencia energética en la planificación pública del país.

El proyecto de ley establece que a partir del año 2025, todo vehículo que se incorpore al servicio de transporte público urbano e interparroquial deberá ser eléctrico y gozará de tarifas energéticas diferenciadas preferenciales.

Para el desarrollo de esta iniciativa se ha considerado impulsar las alianzas público-privadas, las cuales permitirán, entre otras cosas, desarrollar proyectos como las electrolineras, para la recarga de los vehículos.

Esteban Albornoz, presidente de la Comisión de Desarrollo Económico, destacó que el país debe avanzar hacia la sustitución de vehículos de consumo de combustibles fósiles, altamente contaminantes, por lo que usan energías renovables.

En ese sentido, destacó que el Gobierno ha dado el impulso al uso de vehículos eléctricos como la eliminación de impuestos y aranceles que permitirán la reducción de los costos de los buses.

El asambleísta Mauricio Proaño resaltó que el haber enfocado la eficiencia energética en el transporte público es debido a que los buses y camiones son altamente contaminantes por el uso de diésel. Este combustible genera altos niveles de dióxido de carbono (CO2), uno de los principales gases de efecto invernadero en la atmósfera terrestre.

En este sentido, la cooperativa Saucinc, que opera en Guayaquil, ya dio uno de los primeros pasos y adquirió en China una flota de 20 buses eléctricos que llegarán al país a fines de enero.

La compañía BYD, fabricante de este tipo de buses, estima que esta flota dejará de emitir 12,8 toneladas de CO2 y 2,9 millones de galones de diésel subsidiado al año, lo que generará un ahorro fiscal de $ 8 millones.

Cristóbal Buendía, presidente del Observatorio de Movilidad, resaltó que el proyecto aprobado por el Legislativo en cuanto a la transportación eléctrica es positivo pues representa un cambio respecto a la protección del medio ambiente y de la salud.

Por esta razón, el experto dijo que el Estado debe garantizar los suficientes incentivos para que pueda cristalizarse un servicio público de transporte eléctrico. Por ejemplo, revisar los costos de los pasajes y los de la adquisición de los vehículos, frente a los de combustibles fósiles.

“Debe haber una relación costo-beneficio en este método de transporte para que la gente lo prefiera”, señaló el experto.

Por otra parte, Buendía aseguró que el rol de las asociaciones público-privadas para concretar el cambio de modelo de movilidad será fundamental.

“Se debe posibilitar que el operador privado haga, en términos de gestión, lo que sabe hacer y el Estado tome su rol de regulador, de planificador y en el control. Si hacemos esa sinergia de participación pública y privada en estos roles, podemos generar una posibilidad cierta de que esta iniciativa salga adelante”, señaló Buendía.

La Ley crea el Sistema Nacional de Eficiencia Energética

El proyecto de ley, tal y como fue aprobado por la Asamblea Nacional, crea el Sistema Nacional de Eficiencia Energética y agrupará a instituciones, políticas y programas de inversión.

Los esfuerzos de este sistema estarán enfocados en cumplir las metas establecidas en el Plan Nacional de Eficiencia Energética (Planee) que se elaborará en base a la información actualizada de los indicadores de cada sector y contendrá estrategias, acciones y metas que deberá cumplir el sector público y será indicativo para el sector privado.

Eficiencia energética en el sector de la construcción

La ley apunta también a desarrollar prácticas de eficiencia energética en el sector de la construcción.

El proyecto ordena al Ministerio de Vivienda la coordinación y emisión de políticas y de la normativa orientada a que las edificaciones destinadas al uso industrial, comercial, recreativo y residencial cumplan con las metas del Plan Nacional de Eficiencia Energética.

Se deberá emprender un proceso de evaluación de cumplimiento y calificación sobre el consumo energético de las edificaciones nuevas y las que se encuentren en remodelación, ampliación o rehabilitación.

Así mismo, los constructores deberán informar al comprador sobre la calificación energética de las edificaciones en venta y los beneficios que ostenta en el consumo de energía.

La Ley aprobada en el pleno fue enviada al Ejecutivo para su respectiva aprobación o sanción previo a su publicación en el Registro Oficial. (I)

Proyecciones
Categorías de consumo
El proyecto de Ley de Eficiencia Energética en manos del Ejecutivo categoriza a los consumidores de electricidad en grandes, mediano y pequeños, cuyos rangos deberán estar establecidos en el respectivo reglamento.

27 artículos en seis capítulos integran este proyecto de ley que busca mitigar efectos del cambio climático.

Fondos para proyectos
El gobierno creará un fondo de inversión para financiar proyectos de eficiencia energética que tengan rentabilidad. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: