Nueva ley promueve fondos colaborativos

- 08 de enero de 2020 - 00:00
Mario Egas / ET

A través de plataformas de internet, emprendedores podrán contactarse con inversores para que financien sus proyectos.

La Ley Orgánica de Emprendimiento e Innovación busca corregir aquellos factores que impiden a los negocios nacientes surgir y perdurar en el tiempo.

Según el asambleísta Esteban Albornoz (PAIS), el 42% de los ecuatorianos tiene la intención de emprender. Pero el 32% tiene miedo al fracaso. Y si bien la tasa de emprendimiento temprana en Ecuador es la más alta de la Región, la tasa del fracaso también lo es.

A criterio del legislador, esta Ley elimina varios obstáculos que impiden a los emprendedores justamente salir adelante con sus ideas. Una de esas barreras es el financiamiento. 

La normativa promueve la creación de plataformas de fondos colaborativos o crowdfunding que conectan mediante plataformas de internet a promotores que necesitan capital para un determinado proyecto con inversionistas.

Estas plataformas estarán divididas en categorías: donación, recompensa, precompra, inversión en acciones y financiamiento reembolsable.

Las páginas estarán controladas por la Superintendencia de Compañías. La nueva Ley establece permisos y prohibiciones de lo que podrán y no podrán hacer.

La banca pública también apoyará en el financiamiento del desarrollo de nuevas ideas. Esta establecerá productos y servicios con condiciones favorables en plazo, tasa y periodos de gracia.

Además los emprendedores podrán colocar activos intangibles en el sistema financiero nacional como garantía para sus créditos.

Quienes consten en el Registro Nacional de Emprendimiento -que promueve la nueva Ley- tendrán acceso preferente a los servicios financieros y a los fondos de inversión públicos.

Este Registro estará a cargo del Ministerio de Producción. En la lista podrán constar aquellas personas que tengan microempresas con menos de 49 trabajadores y ventas menores a $ 1 millón.  

Adicionalmente, esta normativa considerará como emprendimiento aquel proyecto que no tiene más de cinco años de existencia, que necesite recursos para cubrir una necesidad o aprovechar una oportunidad. Y su finalidad es generar utilidad, empleo y desarrollo.

El documento normativo que contiene 57 artículos no solo vela por el financiamiento de quienes se aventuran, también pretende guiarlos y crear estrategias que los apoyen.  

Se propone la creación del Consejo Nacional para el Emprendimiento e Innovación (Conein). Entre varias atribuciones, este Consejo podrá formular políticas para el acceso a créditos destinados a emprendimiento e innovación en el sistema financiero.

También este organismo elaborará la Estrategia Nacional de Emprendimiento e Innovación con un horizonte de cinco años.

El Conein estará conformado con representantes de instituciones públicas y privadas, como de los Ministerios de Trabajo, Turismo, Finanzas, Educación y de universidades.

Este Consejo contará con una Secretaría Técnica  que funcionará como una guía para emprendedores.

Esta dará información -por ejemplo- sobre aspectos macroeconómicos, mercados internacionales, legales, tributarios, sectoriales, laborales, societarios y financieros del ecosistema del emprendedor.

También proveerá de un directorio de las oficinas comerciales del Ecuador en el mundo, con información para exportar productos y servicios.

Otra de las propuestas de esta Ley es la creación de una ventanilla única empresarial, tanto física como en línea, que incluya a todos los niveles de Gobierno e instituciones públicas, para concentrar y reducir la tramitología y volver más eficiente la gestión pública.

“Los jóvenes son digitales, cómo se nos puede ocurrir que los chicos vayan a hacer fila en la Superintendencia para abrir una compañía”, mencionó el legislador César Rohon, del Partido Social Cristiano (PSC).

Según Albornoz se debe ser consciente de que actualmente el mundo del trabajo es diferente al que existía años atrás. Sin precarizar el empleo -dice-, la Ley promueve también contratos laborales que se adapten a las nuevas necesidades.

Se plantea un régimen especial de contratación de personal para emprendimientos con el objetivo de incentivar la generación de empleo y la formalización del trabajo en estos.

La Ley dispone al Ministerio de Trabajo desarrollar modalidades contractuales que incluya jornada parcial, duración de los contratos y pago de los beneficios de ley.

A criterio de Rohon, es fundamental que Ecuador tenga un marco jurídico que apoye a la gente con iniciativa pues ellos generan empleo y colaboran con el desarrollo económico del país.

La Asamblea Nacional inició el segundo debate de esta Ley. Hasta el cierre de la edición, el Pleno no votaba por la normativa. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP