El FMI eleva al 5,5% su previsión de crecimiento para 2021 por las vacunas y nuevos estímulos

La institución confía en un impulso creciente durante el segundo trimestre del año.
26 de enero de 2021 09:21

La economía mundial crecerá este año un 5,5 % después de caer en un 3,5 % en 2020, mientras que en 2022 moderará su ritmo de expansión al 4,2 %, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El organismo revisó tres décimas al alza su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2021 para reflejar el efecto positivo esperado de las vacunas y de los nuevos estímulos previstos en economías avanzadas como Japón y Estados Unidos.

"La actividad económica parece estar adaptándose con el paso del tiempo a la moderación de actividades intensivas en contacto", señala la institución en su informe Actualización de las Perspectivas Económicas Mundiales.

El informe indica que espera que las medidas de estímulo adicionales anunciadas a finales del año pasado, especialmente en los Estados Unidos y Japón, "brinden más apoyo en 2021-22 a la economía mundial", lo que supone un punto de partida más sólido para las perspectivas mundiales para este año y el siguiente de lo previsto en octubre.

No obstante, advierte de que el aumento de las infecciones a finales de 2020, incluyendo las nuevas cepas del virus, además de las nuevas restricciones implementadas, los problemas logísticos en la distribución de las vacunas y la incertidumbre sobre su aceptación "son contrapuntos importantes a las noticias favorables".

Bajo el escenario principal contemplado por el FMI, la institución confía en que tras un debilitamiento inicial a comienzos de 2021 se dé paso a un impulso creciente durante el segundo trimestre del año a medida que las vacunas estén más disponibles, lo que permitirá que se fortalezca la actividad de mayor contacto físico, permitiendo un rebote del crecimiento en la segunda mitad del año.

Los nuevos pronósticos del FMI anticipan un crecimiento del 4,3% del PIB de las economías avanzadas, cuatro décimas más de lo esperado en octubre, después de una contracción estimada del 4,9% en 2020, mientras que para 2022 proyecta un crecimiento del 3,1%, dos décimas más que su anterior previsión.

Esta mejora de previsiones para las economías avanzadas reposa principalmente sobre la fuerte progresión de las proyecciones de EE.UU. en 2021, cuando el PIB del país crecerá un 5,1%, dos puntos porcentuales más de lo anticipado en octubre, después de la contracción del 3,4%  sufrida en 2020, aunque para 2022 el FMI recortó en cuatro décimas su anterior pronóstico, limitando la expansión al 2,5%.

En el caso de Japón, la institución prevé un crecimiento del PIB este año y el siguiente del 3,1% y el 2,4%, respectivamente, lo que implica una mejora de ocho décimas para este año y de siete en 2022 respecto de sus previsiones de octubre, tras una contracción del 5,1% en 2020. (I)

 

Contenido externo patrocinado