Feria De la Mata a la Mesa genera ahorro del 35% al consumidor

- 10 de noviembre de 2019 - 00:00
Se estima que el ahorro en la compra de estos productos, en las ferias, oscila entre el 35% y el 40% con respecto a los precios de los supermercados.
Mario Egas/ et

El ministro de Economía, Richard Martínez, anunció que trabajan en la creación de un nuevo crédito para apoyar con financiamiento a los productores. El nuevo producto tendría una tasa de interés menor al 7% y de 15 a 20 años plazo.

Rosa Caiza y Segundo Barrera se levantaron bien temprano para ver cómo estaban los precios en la feria De la Mata a la Mesa, realizada este sábado en Quito.

Rosa se asombró de que una guanábana que normalmente compra en $ 12, “aquí la encontré en $ 5”. A Segundo le satisfizo que todo estuviera “mucho más barato que en cualquier otro mercado”.

También Marcelo Vera se dio un salto a la explanada del Ministerio de Agricultura y Ganadería (Magap), en el norte de la ciudad, donde adquirió unos verdes.

“Es importante que tengamos la facilidad de comprar alimentos sanos”.

Para Rosa Ceballos, en cambio, los precios estuvieron “más o menos”.

Mery Aldaz se decidió por unas habas tostadas. “Son buenas para el cerebro; con esto no hay que comprar ningún medicamento”, señaló.

Esta es la segunda macroferia de cuatro que están previstas por el Gobierno Nacional para acercar a los productores con los consumidores.

No obstante, se mantienen activas otras 133 ferias, un número que podría incrementarse, según adelantó el ministro de Agricultura, Xavier Lazo. Ahí confluyeron alrededor de 650 agricultores de nueve provincias de la Sierra, la Costa y la Amazonía.

El Ministerio los apoyó con un porcentaje de los gastos en la transportación de los productos desde las provincias, mientras la infraestructura y el espacio fueron dispuestos de manera gratuita.

Carlos Aurelio Tambulla, de la Asociación agrícola Valle Nuevo de Guayllabamba, destacó el apoyo que recibieron para el transporte porque les permitió abaratar costos, lo que fue una ventaja para los consumidores.

En tanto, María Ponce saludó la apertura del Gobierno para dar a conocer la harina de plátano que producen 28 personas en la Asociación Agropecuaria “Vida Sana”, de Santo Domingo de los Tsáchilas.

Entre los participantes estuvo Carlos Fulche, exministro de Agricultura de Chile (2014- 2018), quien resaltó la iniciativa porque los productores tienen mejores posibilidades de vender al entrar en contacto directo con los consumidores y estos, a su vez, adquieren productos a precios más competitivos y de mayor calidad.

Apuntó que un valor adicional es que acerca el mundo rural a la ciudad. “Es muy bueno que se conozca el esfuerzo, el trabajo y la dignidad que hay detrás de cada alimento que consumimos”.

El chileno enfatizó que para ser competitivos, acceder a los mercados locales, regionales o, incluso, internacionales es necesario organizarse y una manera moderna de hacerlo es a través de las cooperativas.

En el caso de Ecuador ve una diversidad notable desde el punto de vista productivo, pero precisó la importancia de agregar valor a la agricultura familiar.

Añadió que la aspiración es que los circuitos que van desde el productor hacia el consumidor sean cortos y eficientes, por lo que iniciativas como De la mata a la mesa permiten eliminar la intermediación.

Rosa Bejarano celebró que las 60 personas que integran la asociación de mujeres BIOVIDA estén participando en la feria que se realiza cada miércoles en la Plaza Dominical de Cayambe, donde ellas venden “todo lo que producimos en nuestras casas”.

Alejandra Cabrera confirma el resultado esperado: “compré algo de verduras, estaban frescas y me pareció que tenían un costo apropiado”.

La venta promedio de los productores que asistieron a la feria se calculó entre $ 80 mil y $ 90 mil. La realizada en Imbabura generó ventas por $ 72 mil a los 920 productores.

Se estima que el ahorro para los consumidores en la compra de productos en las ferias oscila entre el 35% y el 40% con respecto a los precios de los supermercados.

Para el ministro Lazo este intercambio permite conocer las necesidades de los productores y sus organizaciones, como puede ser de acceso a la capacitación, además de programas de crédito y de riego, por ejemplo.

Entre los ministros participantes estuvieron, además, el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez; la titular de Turismo, Rosi Prado de Holguín; y de Educación, Monserrat Creamer.

Ellos adquirieron productos e intercambiaron con los productores y representantes de asociaciones.

El ministro Martínez afirmó que “la idea de estas ferias es romper una cadena de comercialización que muchas veces es injusta para los productores y que también afecta al consumidor”.

Señaló que desde el Gobierno trabajan en la creación de un nuevo crédito, con una tasa de interés menor al 7% y de 15 a 20 años plazo para que los productores puedan financiarse.

Además indicó que se hacen modificaciones al proyecto de Ley de Crecimiento Económico, que está en trámite en la Asamblea Nacional, para refinanciar las deudas pendientes, sobre todo, para los agricultores que resultaron afectados por el paro de octubre pasado.

Para el ministro Lazo es importante incidir no solo en la tasa de interés sino también, como ha dispuesto el presidente Lenín Moreno, en un ajuste en términos de gracia y plazos del crédito, de acuerdo a cada ciclo biológico de los productos.

Por su parte, la ministra Prado de Holguín señaló que el interés de su cartera es que “la gente se mantenga en el campo, que produzca, a fin de atraer a los turistas para que disfruten la experiencia de lo que significa cosechar y comer directamente”.

El Estado pretende que estos espacios sean permanentes para evitar la especulación de los intermediarios, además de otorgarle un rostro social al intercambio de productos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: