Especulación en los mercados y tiendas con el precio del arroz

12 de julio de 2012 - 00:00

Desde abril existe una escalada del precio del arroz en las tiendas de barrios por los rumores de escasez del producto a causa de las fuertes precipitaciones pluviales del invierno pasado. Los intermediarios aducen que la producción para este año ha sido severamente afectada.

Este argumento lo respaldan con la decisión de la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA) de no ocupar sus silos en el acopio de la graminea al no “haber la necesidad ”por la caída de la producción.

Esta información fue recabada por este Diario entre varios dependientes del Mercado Central, de las Cuatros Manzanas y el de las calles Gómez Rendón.

Teodoro Torres Lino, mayorista de arroz, expresó que el precio de sustentación que tiene la gramínea es de $ 32. Sin embargo, ese valor sirve para que los agricultores que venden el producto no reciban menos. Por ello, al momento de comercializarlo en el mercado, el valor puede variar hacia arriba, como ocurre en la actualidad.

Justifica que esta es la razón que dan los especuladores para vender el quintal de arroz a $ 38 de promedio. “Si el valor es elevado de forma superior, se debe a los avivatos de las tiendas, quienes tienen la libertad de poner precios según sus estimaciones de ganancias”, anotó.

En un recorrido realizado por las despensas y tiendas de barrios, en varios sectores de la urbe se evidenció una variación de precios en la libra de arroz.

Por ejemplo: en las calles 20 y García Goyena la libra es vendida en $ 0,40; en las calles Colombia  y Gallegos Lara en $ 0,42; en la II etapa de la Alborada en $ 0,45; en la Atarazana en $ 0,45; y en Cristal, Guasmo Sur, en $ 0,40.

Los propietarios de estos puntos de venta justifican que ellos compran el quintal de arroz hasta en $ 42 y que en el terminal de transferencia de víveres (TTV)  no lo venden solo, es decir, deben adquirir otros artículos para que accedan al producto.

Ángel Rivero, principal de la Federación de Trabajadores Agroindustriales, Campesinos e Indígenas Libres del Ecuador (Fenacle), aseguró que la producción de arroz en el Ecuador de este año permite enfrentar la demanda del producto e, incluso, puede existir la posibilidad de exportar la gramínea.

Si existe una alza en el precio del arroz en las tiendas, esto responde a estrategias especulativas que hay en la cadena de comercialización de la gramínea y no es a causa de una escasez y mucho menos desabastecimiento, reiteró.

Anotó que es verdad que hay extensas zonas arroceras que han sido afectadas por las inundaciones y otras por la plaga del caracol.

En este punto pidió la participación del Estado con la colaboración de medidas técnicas que logren acabar con la plaga y que a los pequeños y medianos agricultores les den la posibilidad de obtener créditos blandos para recuperar la cuadra, comprar semillas e insumos y así  volver a cultivar.

Azucena Yúnez, casera, quien compra en el Mercado Central, mostró su enojo por la falta de acción efectiva de la Intendencia de Policía. “Ellos son los llamados a vigilar que no especulen con los precios de los productos de primera necesidad. El arroz lo venden al valor que les da la gana”, anotó.

Similar posición sostuvo Marcela Cárdenas. Ella vive en Manuel Galecio y Rumichaca y denuncia que en el sector la libra de arroz es vendida en $ 0,45 desde el mes de abril. “Nadie controla. Están afectando a los pobres”, dijo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: