El microcrédito creció un 15% durante 2012

02 de marzo 00:00

Las instituciones que conforman el sistema financiero nacional (IFIS) incrementaron en cerca de 380 millones de dólares los créditos para las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) al cerrar el tercer semestre del año pasado con 2.809,8 millones de dólares en colocaciones, superando los 2.430,4 millones del mismo periodo de 2011.  

Esos resultados se obtuvieron luego de un estudio realizado por la Superintendencia de Bancos y Seguros (SBS), en el que además se descubrió que estos fondos fueron colocados por 76 entidades, entre las cuales figuran 24 bancos comerciales, 39 cooperativas, 7 sociedades financieras, 4 mutualistas, la Corporación Financiera Nacional (CFN) y el Banco Nacional de Fomento (BNF), representando al sector de la banca pública.        

Según las estadísticas proporcionadas por el organismo de control, el aporte conjunto de la banca y el cooperativismo alcanzó los 2.470,8 millones de dólares, es decir el 88% del total, el restante 12% correspondió a las otras entidades. Aquella cantidad se dividió en 1.309,9 millones de dólares por parte de los bancos y 1.168 por parte del sistema de cooperativas.

Sin embargo, el organismo de control informó que entre septiembre de 2011 y  2012 del mismo mes, el volumen de entregas de microcréditos por parte de las IFIS creció en un 15,61%, cifra que registra una reducción respecto al 20,05% del año anterior, pero fue superior a la inflación de la fecha del análisis, que alcanzó el 5,22%.

Asimismo, en el periodo de análisis se realizaron 975.635 operaciones de microcrédito por parte del sistema financiero nacional. Estos fueron concedidos en un 66% por la banca privada, seguido por las cooperativas con un 18%, el sector financiero público con un 14%, las sociedades financieras con un 2% y las mutualistas con un 0,04%.  

Por otra parte, la SBS informó que el volumen de crédito entregado por las IFIS en el periodo de estudio ascendió a 20.415 millones de dólares, de los cuales el 12,35% corresponde al microcrédito, con 2.521 millones. La cifra registró un descenso de unos 173,6 millones de dólares respecto al lapso 2010-2011, cuando alcanzó los 2.694,9 millones.

Esta contracción tiene relación con una ligera desaceleración en el crecimiento de la economía, según explicó el catedrático Marcos Pozo. “Mientras en 2011 el Producto Interno Bruto (PIB) creció el 8%, en 2012 subió el 5,01%, lo cual no es malo porque seguimos en un porcentaje alto, por ello no hay que alarmarse, pues la economía ecuatoriana está saludable”, señaló.

Con ello coincidió  el gerente del Banco Central del Ecuador (BCE), Mateo Villalba, quien indicó que “no es raro que países con un crecimiento elevado entren en una etapa de desaceleración; pero lo destacable del caso ecuatoriano es que se mantiene con tasas de crecimiento positivas”.   

Los beneficiarios de los microcréditos han tenido una recepción favorable de este beneficio y recomiendan aprovechar sus ventajas, en especial para impulsar proyectos productivos.           

Uno de ellos es Raúl Jibaja, propietario de una tienda de abarrotes ubicada al norte de Quito, quien decidió realizar una ampliación en su negocio y obtuvo un microcrédito de la banca privada. “Estos préstamos son una buena opción para mejorar locales, por ejemplo esta vez pedí $2.000 para aprovechar un espacio de mi tienda que está inutilizada y poner allí mesas para que los clientes coman. No es la primera vez que aplico a un microcrédito”, indicó el tendero.