El mantenimiento de la refinería durará 15 días

- 26 de marzo de 2018 - 00:00
La reparación de la Unidad HDS está a cargo de técnicos de Petroecuador. La repotenciación hecha por el Gobierno anterior resultó fallida.
Foto: Archivo / El Telégrafo

La Unidad Hidrodesulfuradora de Diésel es la primera en ser intervenida por Petroecuador. La empresa garantiza el abastecimiento del derivado.

Tal como se lo había anunciado ayer empezó la intervención de la Refinería de Esmeraldas para reparar desperfectos técnicos de la Unidad Hidrodesulfuradora de Diésel (HDS).  

El mantenimiento de la máquina encargada de remover el azufre del diésel durará 15 días y es parte del plan de paros programados que la empresa pública Petroecuador ejecutará.

Personal técnico de la Refinería atenderá el primer paro programado. Los repuestos serán suministrados por empresas debidamente calificadas por el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop), indicó Petroecuador.

De la Unidad HDS se cambiarán sellos secos en el compresor D-C02, pruebas hidrostáticas en los intercambiadores de calor D-E05 A/B/C y corrección de tubos rotos, lo que garantizará una operación confiable y segura. También se reemplazará el termosking en los tubos del horno P1-H01 de la Unidad HDT.

Al finalizar el proceso se prevé que la Unidad HDS funcione a su máxima capacidad produciendo 24.500 barriles de Diésel Premium al día con un contenido de Azufre menor a las 100 partes por millón (ppm).

Petroecuador resalta que esto representa una mejora del 500% en la calidad del producto con respecto a la norma INEN que establece como máximo 500 ppm.

Durante la intervención el abastecimiento de derivados no sufrirá alteraciones. La empresa asegura que mantiene el stock suficiente de Diésel Premium, el cual se reforzará con importaciones del producto.

La próxima paralización será en mayo por alrededor de 54 días.

La intervención se produce siete meses después de que el presidente de la República, Lenín Moreno, y el ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, denunciaron que la repotenciación hecha entre 2007 y 2015 resultó fallida.

Ambos aseguraron que esa rehabilitación parcial no solucionó los problemas. Además se presume que hubo sobreprecio en el proceso, pues el proyecto inició con $ 1.100 millones pero finalizó en $ 2.200 millones. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: