Compañías presentan balances bajo normas internacionales

05 de abril de 2011 - 00:00

Entre enero y marzo solo un 5,8% de 68.061 compañías activas registradas en el país han presentado sus estados financieros del ejercicio 2010. Para dar agilidad a este trámite la Superintendencia de Compañías habilitó ayer dos centros de atención en Quito y Guayaquil.  

Entre las compañías que tienen que presentar esta información se encuentran las que están sujetas y reguladas por la Ley de Mercado de Valores, que deben entregar sus primeros estados financieros del año 2010 bajo las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF).

Estas instituciones corresponden al primer grupo de 345 empresas que en 2009 iniciaron el proceso de transición de las Normas Ecuatorianas de Contabilidad (NEC) a las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), dispuesto en 2008 por una resolución de la Superintendencia de Compañías.

Durante el primer cuatrimestre de cada año todas las empresas que están bajo el control de la Superintendencia de Compañías están obligadas a presentar sus estados financieros del periodo contable anterior.

Este año debido a la transición de normas financieras solo las compañías reguladas por el mercado de valores y las firmas auditoras externas deberán hacerlo bajo las NIIF, mientras las demás aún pueden usar las NEC, explicó Margarita Solar, miembro de la Comisión del Proyecto de Aplicación de las NIIF de la Intendencia de Compañías de Quito.

Centros de atención

Para la presentación de los estados financieros se ha establecido un cronograma de acuerdo al noveno dígito del Registro Único de Contribuyentes (RUC) de la empresa. De esta forma hoy deberán entregar sus informes las empresas que tengan el número 1, mientras mañana lo harán las del número 2 (ver gráfico) así hasta concluir con el 0 el 25 de abril. Solo una vez podrán pedir una prórroga de hasta 30 días.

En Guayaquil y Quito, por ser las ciudades de mayor desarrollo empresarial, se han abierto dos centros de atención.

En la capital los usuarios pueden acudir al edificio de la Corporación Financiera Nacional, (CFN), en las calles Juan León Mera y avenida Patria. Mientras en Guayaquil al Centro de Convenciones Rodolfo Baquerizo, en la avenida 9 de Octubre y Tungurahua, donde se han habilitado 30 ventanillas. También se atiende en las Intendencias de Compañías de Cuenca, Portoviejo, Manta, Machala, Esmeraldas, Ambato, Loja, Latacunga, Riobamba, Ibarra y Santo Domingo de los Tsáchilas.     

Víctor Anchundia, intendente de Compañías de Guayaquil, informó que en el país existen 115.786 compañías de las cuales 68.061 se encuentran activas. Sin embargo, hasta marzo  solo  3.956 compañías activas (5,8%) han presentado sus estados financieros.

“En realidad son muy pocos los que han cumplido con esta obligación, por eso les estamos dando las facilidades a los empresarios para que presenten sus balances sin demora”, indicó Anchundia.

El funcionario destacó que ahora el trámite es más ágil ya que los  formularios que usan las empresas para recoger la información contable  se pueden descargar de la página digital de la Superintendencia de Compañías.

“Gracias a esta innovación tecnológica, este año la mitad de los balances presentados hasta la fecha se los ha recibido vía electrónica, pero es preciso que los presenten de manera física para validarlos”, explicó el Intendente.

La Ley de Compañías y la Ley de Mercado de Valores establece sanciones para quienes no cumplan con esta obligación, recordó Anchundia tras resaltar   la implementación de las NIIF en el sistema contable ecuatoriano.

Un mismo idioma contable

Las NIIF son un sistema de medición financiero en el que se hace una mayor especificación sobre cada uno de los activos y cuentas de las compañías. Fueron emitidas por el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB, por sus siglas en inglés) para que fueran aplicadas por las empresas de todo el mundo.

En Ecuador, su implementación se inició en 2009 luego de que la Superintendencia de Compañías puso en ejecución un cronograma para que unas 40 mil empresas del país apliquen en sus balances las NIIF. El proceso debe concluir en 2012 y el objetivo es que “todas las empresas hablen un mismo idioma contable”, precisó Gina Hidalgo, miembro de la Comisión del Proyecto de Aplicación de las NIIF de la Intendencia de Compañías de Quito. 

Para Mario Hansen Holm, socio director de la firma de auditores Hansen –Holm & CO, el nuevo sistema es más estricto que el anterior, pero lo considera eficiente ya que permite conocer el patrimonio razonable de las empresas, sus inventarios, cuentas por cobrar, monto de activos fijos, vida útil, entre otros detalles.

Hansen- Holm mencionó que es importante que los estados financieros se ajusten a la realidad porque son la primera información que pide un inversionista, un prestamista o un banco antes de entregar recursos a una compañía.  

El experto contable indicó que antes de 1999 no existían normas contables en el país y fue en ese año cuando se emitieron las NEC, que eran una recopilación de otras normas internacionales. Sin embargo,  su aplicación no fue integral porque los estados financieros se hacían usando más las disposiciones tributarias que el ejercicio contable.

Lo que se pretende con las NIIF es que se presente información financiera de acuerdo con las normas internacionales, pero sin que por ello se deje de cumplir con las obligaciones tributarias”, aclaró.

Con él coincide  Hidalgo, quien señaló que las NIIF significan “un cambio de mentalidad, ya que siempre las compañías hicieron sus estados financieros desde el punto de vista tributario y ahora tendrán que hacerlo desde el financiero”.

Fabián Delgado, socio director de la firma de auditores SMS,  sostiene que las NIIF establecen un control financiero más transparente y permite conocer la situación real de cualquier empresa.

“Hay empresas que al momento de hacer un balance se muestran siempre  pérdidas, pero cuando quieren buscar un préstamo para un banco son muy solventes, pero con estas normas no se podrán hacer muchos truquitos”, afirmó el asesor.

Delgado destacó que el nuevo sistema trae cambios en la presentación de la información y unas de las cosas más complejas es llenar el detalle del impuesto diferido.

Las empresas han usado el formulario 101, que recoge la información contable y tributaria de la empresa y sirve para hacer la declaración del Impuesto a la Renta, pero ahora las empresas deberán llenar dos formularios: uno para el Servicio de Rentas Internas (SRI) y otro en la Superintendencia para presentar sus balances financieros.

Además, en esta ocasión las empresas, el primer grupo, deberán presentar una comparación de sus estados financieros de 2009 y 2010 para medir los efectos de la transición. Al respecto, Delgado considera que los principales cambios se verán en el incremento del patrimonio o en las depreciaciones de los bienes por el deterioro.

Implementación de las NIIF

La implementación de las NIIF se inició en 2009 para un primer grupo de 345 empresas vinculadas con el mercado de valores así como compañías auditoras. Estas son las que en este mes deberán presentar sus primeros balances bajo estas normas.

El segundo grupo corresponde a 1.850  empresas que tuvieron al 31 de diciembre de 2007  más de 4 millones de dólares en total de activos, son las compañías Holding o tenedoras de acciones, las compañías de economía mixta y las sociedades constituidas por el Estado o por entidades del sector público. También las sucursales extranjeras que ejerzan sus actividades en el país.  Para ellas el año de transición terminó y están obligadas a usar NIIF desde enero de este año, mientras que el balance lo deben presentar hasta abril de 2012.

Para el tercer y último grupo, conformado por 38.000 empresas, el 2011 es su año de transición y hasta el 30 de mayo próximo deben elaborar un programa de implementación de las NIIF.  Aquí se incluye a las compañías que tengan activos totales menores a 4 millones de dólares, un valor bruto de ventas anuales menor a 5 millones de dólares y menos de 200  trabajadores.

Debido a estas características estas compañías deberán usar NIIF para Pymes, que comprende apenas 30 páginas, pero si las pequeñas empresas se salen de uno de estos tres rangos antes mencionados deben usar las NIIF completas que tiene 2.800 páginas.

La Superintendencia de Compañías realiza visitas de control a las empresas para ver si se está cumpliendo o no con el cronograma.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: