Henry Sarmiento y Roxana Montalván, migrantes ecuatorianos, creadores de la empresa The Avocados Club L.L.C.

El aguacate se toma Miami de la mano de dos ecuatorianos

- 09 de junio de 2019 - 00:00
Drink your Avocados y AvocaTea (arriba), son dos de los productos que forman parte de The Avocados Club L.L.C., emprendimiento de Henry Sarmiento (55 años) y Roxana Montalván (44).
Fotos: Cortesía The Avocados Club

Él tiene experiencia en mercadeo de bebidas masivas y ella en el arte culinario. La pareja fusionó sus conocimientos y creó productos bebibles basados en aguacate y también un cake. Su intención es introducirlos en Ecuador.

Henry Sarmiento nació y creció en el norte de Quito, en la ciudadela El Rosario, junto al que antes fue el aeropuerto Mariscal Sucre.

Hijo de una familia de clase media que emergió con el boom petrolero en la década del setenta, al terminar la colegiatura decidió estudiar programación de sistemas.

El amor tocó a su puerta muy joven y se casó. Poco después viajó a los Estados Unidos en busca del llamado “sueño americano”.

La oportunidad laboral se le presentó en Canon; también ingresó a la Escuela de Educación Continuada de la Universidad de Nueva York.

Allí estudió Marketing y Publicidad, “siempre me cautivó esta carrera”.

Sin embargo, luego de poco más de cuatro años, la nostalgia por su país hizo que regresara, pero no volvió solo con su primera esposa, sino también con sus dos hijos, procreados en EE.UU.: Andrés y María Alejandra.

Una vez en su tierra se vinculó a la industria farmacéutica, inicialmente, como visitador médico.

Luego, por sus conocimientos, fue promovido al cargo de Gerente de Producto en Schering Plough -Farmacéutica Americana. Y no paró.

Su crecimiento profesional lo llevó a aceptar un contrato con la empresa Roche, como gerente de la División Vitaminas. Tuvo la oportunidad de viajar a EE.UU., Alemania, Argentina y Colombia para realizar seminarios y cursos de Marketing Farmacéutico, siempre representando a las oficinas de Ecuador.

A inicios de la década del 90 fue contratado por Coca-Cola para ocupar la gerencia de planta en Santo Domingo de los Colorados. Pero en ese camino de logros sufrió un revés, la terminación de su primer matrimonio.

Ocho años después, en Santo Domingo, conoce a quien es ahora su segunda esposa, Roxana Montalván, una manabita que no solo es su compañera de vida sino también su socia en la empresa que juntos crearon hace tres años en Estados Unidos.

De esta relación nació su tercera hija, Ana Paula.

Pero el marketing y la publicidad seguían siendo sus mejores aliados. Entonces, desde 2011 hasta 2016 colaboró como consultor externo y director comercial de Avena Polaca. El trabajo que allí hizo afianzó la amistad con los dueños de este producto, Gustavo y Yamile Buriticá.

El sueño de su última hija

Un día, motivados por la excelencia académica de su hija, quien ostentaba las mejores certificaciones en su colegio, tomaron una decisión que implicaba alejarse de su país y radicarse en Miami.

“A los 13 años nos dijo: papis, yo quiero que me lleven a estudiar a los EE.UU.”.

Actualmente Ana Paula está nominada para cursar  en la National Academy of Future Scientists and Technologists Award of Excellence, de Boston. Ella se graduó con honores magna cum laude en el colegio e ingresó becada al Broward College a estudiar finanzas.

Ellos se radicaron en el municipio de Aventura, Miami Dade, en julio de 2016.

Nace su empresa

“Al llegar a Miami comenzamos a analizar el entorno e identificar formas de emprender un negocio propio a efectos de generar ingresos y poder desenvolvernos de manera independiente”, cuenta Sarmiento.

Su experticia en bebidas de consumo masivo y mercadeo sumada a la pasión de su esposa por el arte culinario los llevó a elaborar una bebida de aguacate tomando en cuenta el gran consumo de este fruto en todos los segmentos de población y en la forma tradicional de ingerirlo, como puré-guacamole.

“Es así que formulamos nuestro jugo de aguacate combinado con frutas naturales y obtuvimos tres sabores básicos; paralelamente yo iba creando el concepto de marca y la presentación comercial”.

Mientras que Roxana Montalván, una chonera que se desempeñaba como ejecutiva de diagnósticos clínicos en Santo Domingo (Ecuador) y con conocimientos de psicología clínica, se convirtió en la formuladora de los sabores de las bebidas: Drink your Avocados y AvocaTea. Este último se elabora sobre la base de la semilla del fruto.

Pero no solo trabajó en los sabores del jugo y del té sino también en su innovación: el pastel llamado Avocake, que es una especie de cupcake que combina aguacate con zucchini y banano.

En la actualidad sus productos se distribuyen bajo pedido en bares naturistas y locales de comida vegana de la zona de Aventura y Bay Harbour, en Miami.

Pero el emprendimiento no se quedará localizado solo en Miami, pues la pareja trabaja en una alianza estratégica con la compañía chilena Sia Spa, para que Avocados se comercialice en esa nación.

Sarmiento reconoce que sus primeros catadores fueron sus amigos y vecinos, quienes los impulsaron a lanzarse con este emprendimiento que nació de una lluvia de ideas, entre ellas “beba su aguacate”. El target group de The Avocados Club L.L.C. es amplio, pues las bebidas y pasteles los consumen personas de todas las edades.

“Hoy nuestra prioridad número uno es ingresar al Ecuador con nuestros productos”, destaca Sarmiento. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: