La agroindustria tiene potencial en Europa

- 10 de julio de 2019 - 00:00
El encuentro contó con la participación de representantes de la Unión Europea quienes han dado a conocer las relaciones bilaterales existentes y como estas benefician a los países.
Foto: Cortesía @Fedexpor

Los consumidores europeos, la mayoría adultos mayores, buscan productos naturales, responsables con el ambiente y disponibles en línea.

Para 2030 el comprador europeo será otro. Tendrá mayor edad, será educado y con solvencia económica. El análisis de la tendencia del consumidor debe ser la base en la estrategia comercial de las empresas ecuatorianas que buscan entrar a los mercados europeos.  

Así lo aseguró Jaime Meléndez, consultor internacional de mercados globales, en su exposición en el III Encuentro Empresarial Europa - Ecuador el 9 de julio de 2019 en Quito.

Meléndez apuntó que Ecuador tiene un gran potencial para vender productos más elaborados, ya no solo primarios. Lo que falta es una buena estrategia.

Insistió en que el producto tenga éxito en Europa se debe conocer a sus compradores. Detalló que en unos años los principales consumidores serán aquellos nacidos entre 1946 y 1964.

Ellos buscan productos y servicios que ayuden a su mente y cuerpo a mantenerse jóvenes. Les gusta las propuestas de sanación natural y remedios tradicionales para el bienestar.

Además, son más conscientes sobre lo que consumen y cómo lo consumen. Priorizan su salud, felicidad y simplicidad, así tengan que gastar más en alimentación, nutrición, belleza y moda.

Tienen una cultura de cuidado con el medio ambiente. Así el producto cueste más, si es amigable lo comprarán. Adicionalmente son consumidores digitales. El 70% primero busca información en alguna plataforma antes de comprar.

Actualmente un tercio de la Unión Europea (UE) adquiere comida por internet. En Alemania un tercio de los adultos compra ropa virtualmente.

En base a este perfil, Daniel Legarda, presidente ejecutivo de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), considera que la agroindustria ecuatoriana tiene potencial para llegar al mercado europeo.

La oportunidad está en aquellos alimentos que sean exóticos ya que tienen ventajas competitivas. Por ejemplo, frutas como papaya, piña y pitahaya tienen acogida en los supermercados.

Pero también hay productos elaborados que pueden llegar con sus propias marcas o como proveedores a hoteles y restaurantes.

La Unión Europea es el principal mercado no petrolero de Ecuador. El objetivo del encuentro, realizado en Quito, fue exponer cómo aprovechar los beneficios del Acuerdo Multipartes que tiene el país con el organismo desde enero de 2017.

Según Felipe Ribadeneira, presidente del directorio de Fedexport, entre ambas partes hay más de $ 5.500 millones en intercambio comercial. En dos años los flujos comerciales crecieron en promedio el 11%, las exportaciones no petroleras el 7% y las importaciones el 18%.

Ribadeneira dijo que el acuerdo mantuvo más de 300.000 empleos vinculados directamente a las exportaciones al Viejo Continente. Y aportó a la formación de alrededor de 22.000 nuevas plazas de trabajo.

Según Andrea Ferrari, jefe de Cooperación de la delegación de la Unión Europea para el Ecuador, en el último año ingresaron 200 nuevos productos ecuatorianos a ese mercado, como tejas de cerámica, cuero, mermeladas, jugo de limón, pulpa de fresa, entre otros.

Edit Bucsi-Szabó, embajadora de Hungría en Ecuador, manifestó que hay muchas oportunidades en Europa para los empresarios. Destacó que de 2016 a 2017 el intercambio comercial entre ambos países creció el 342% y el 60% de 2017 a 2018.

Lo mismo opinió Rafael Roldán, presidente de la Cámara Española. España es el primer socio comercial de Ecuador en la UE. El comercio bilateral creció el 718% entre 2008 y 2018. Ecuador exporta conservas de mariscos, flores, frutas tropicales, entre otros productos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: