Acería china responde a denuncias hechas por autoridades del Estado

- 10 de enero de 2019 - 00:00
Yao Yen Sui (centro), representante legal de la acería Xinlong, estuvo presente durante la rueda de prensa en la que se defendió a su empresa.
Foto: Karly Torres / El Telégrafo

La Fiscalía inició una nueva investigación por el presunto delito de lavado de activos en el caso de la acería china Xinlong S.A, ubicada en el cantón Milagro, Guayas.  

También indaga otra denuncia por un supuesto delito de asociación ilícita en contra de dicha empresa, presentada el 3 de diciembre de 2018 por la expresidenta y representante de la Junta Parroquial de Roberto Astudillo, del cantón Milagro, Melisa Freire.

Tras las investigaciones, no se descarta iniciar otros procesos por los delitos de defraudación aduanera y tributaria, e incluso ambiental.

La fiscal General (e), Ruth Palacios, indicó que estas investigaciones determinarán la existencia de uno o posibles delitos y la responsabilidad o grado de participación de cada persona, entre ellas los representantes legales de dicha compañía.

El proceso investigativo se inició a partir de información proporcionada por el Servicio Nacional de Aduanas (Senae), ante las inconsistencias detectadas en los movimientos de cuentas bancarias e importaciones.

En torno al operativo efectuado en Milagro, Palacios indicó que se hizo a base de una información contundente. “Hemos encontrado indicios importantes para nuestra investigación”.

Además, Palacios presume el cometimiento de varios delitos, que por estrategia se manejan con objetividad y carácter reservado.

Los representantes de la empresa Xinlong S.A., rechazaron este miércoles 8 de enero las aseveraciones de las autoridades gubernamentales.

Jorge Mayorga, abogado de la firma, dijo que dentro del proceso la acería realizará todas las descargas de pruebas suficientes. “Xinlong apoyará a las investigaciones y pide que se respete el debido proceso y su garantía a la defensa”.

Vicente Egas, también defensa de la empresa, sostuvo que la compañía existe desde 2014, pero “no está operativa y aún se halla en proceso de construcción”.

Eduardo Franco, defensor de Jorge G., dijo que relacionar a su defendido con la acería “es un atropello a la verdad,... no es dueño, ni accionista de la acería”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: