Los ingresos eran de $ 600 millones en 2007 y ahora son de $ 6.600 millones

38 mil no dependientes se afiliaron en 70 días

Los ingresos eran de $ 600 millones en 2007 y ahora son de $ 6.600 millones
12 de marzo de 2014 00:00

El presidente del directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Fernando Cordero, aclaró ayer en Quito que la afiliación de trabajadores sin relación de dependencia no es obligatoria como había dicho anteriormente el director de afiliación voluntaria de la entidad, Raúl López.

Cordero afirmó que el director del IESS, Francisco Vergara, analizará el tema y tomará las medidas administrativas correspondientes.

Explicó que de conformidad con lo que indica la resolución 464 emitida por el Consejo Directivo del IESS, de fecha 20 de febrero de 2014, se determina que los trabajadores que no están sujetos a un patrono, sino que prestan sus servicios o son sus propios jefes, no están en la obligación de afiliarse al Instituto, sino que es facultativo, cuyo monto mínimo, en caso de decidir ingresar, es de acuerdo al Salario Básico Unificado que este año es de $ 340.

“No hay nada que vuelva obligatorio para el trabajador sin relación de dependencia o para el voluntario que vive en el exterior el afiliarse”, sostuvo Cordero, quien recalcó que este tema no es de ahora sino que está vigente desde 2001 y tras 13 años con la resolución se lo ha visibilizado.

El titular del IESS informó que desde el 1 de enero hasta el 11 de marzo de este año se han afiliado voluntariamente 38.000 no dependientes y con la Resolución 464 “se espera que se logre entre 170.000 y 180.000 nuevos afiliados entre voluntarios y sin relación de dependencia”.

Rechazó las aseveraciones de varios sectores en el sentido de que el IESS está necesitado de plata. Esto es falso y el Instituto está sólido. “Cuando empezó el Gobierno los ingresos del IESS eran de $ 600 millones y hoy tenemos $ 6.600 millones”, aseveró.

La aclaración dada por el presidente del directorio tuvo reacciones inmediatas por parte de profesionales que se encontraban en las dependencias de la entidad.

Uno fue el ingeniero Cristhian Mancheno, quien indicó que es una buena noticia ya que ofrece servicios profesionales y le hubiera tocado aportar cerca de $ 600, ya que según la ley el aporte era de acuerdo a las declaraciones que hiciera al Servicio de Rentas Internas (SRI).

Jackeline García también se mostró satisfecha con la aclaración, ya que como contadora sirve a varias empresas y con la norma debía pagar una fuerte suma de dinero al IESS, lo que a su criterio era ilegal.

Ahora, de acuerdo con la normativa legal vigente, el afiliado voluntario tiene derecho a todos los beneficios, como atención de salud, préstamos quirografarios, prendarios e hipotecarios, informó el director general del IESS, Francisco Vergara.

Agregó que anteriormente este segmento solo tenía derecho a los servicios de salud, lo que estaba en contradicción con la Constitución.

La resolución 464, del directorio, también determina que se califica como afiliado voluntario solo a los ecuatorianos residentes en el exterior, quienes aportarán sobre la base del Salario Básico Unificado ($ 340).

El resto de ecuatorianos aportantes al seguro se conocerá solo como afiliados sin relación de dependencia y deberá aportar sobre la base de los ingresos totales que percibe mensualmente.

Contenido externo patrocinado