El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Vie.14/May/2021

Mundo

Tendencias
Historias relacionadas

Radar

Si prevé abrir un hotel, ya existen las condiciones; empiece a planificar

De enero a diciembre de 2017 el país recibió 1’617.914 turistas, un 14% más que en 2016. El sector tiene señales de recuperación.
29 de enero de 2018 00:00

¿Tiene un capital y está pensando en abrir un negocio? Pues considere que un hotel es una buena opción en este momento. Sin embargo, antes de arrancar con el proyecto debe tomar en cuenta aspectos importantes para que el emprendimiento sea un éxito, recomiendan dirigentes del sector y expertos en el tema.

Entre enero y diciembre de 2017, el país registró la llegada de 1’617.914 turistas, lo que significó un 14% de crecimiento con respecto a 2016, según datos del Ministerio de Turismo. Para 2018, dirigentes gremiales tienen mayores expectativas con las políticas económicas actuales.

Ante ese panorama, André Obiol, presidente de la Asociación de Hoteles del Ecuador (Ahotec) y Holbach Muñetón, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Turismo del Ecuador (Fenacaptur), coinciden en que el país empieza a reunir las “condiciones macro” para abrir este tipo de negocio.

“Existe una recuperación importante de la confianza empresarial. Existe mayor trabajo, capacidad de pago y en consecuencia el turista  ecuatoriano viaja más, al igual que el extranjero. La gente está volviendo a utilizar los servicios hoteleros”, señala Obiol.

Advierte que para que el negocio arranque es clave que todos los elementos estén alineados. “Es un negocio que funciona los 365 días. Por eso es importante, a través de un estudio de mercado, determinar el target o nicho al que se va a enfocar y con base en eso seleccionar el producto”.

Aunque considera que existen las condiciones, Muñetón recomienda a los futuros emprendedores hoteleros ser precavidos y revisar las perspectivas a futuro. “Hay que saber cómo está la ocupación con cifras reales del Ministerio de Turismo. Por ejemplo, si es del 40% de desocupación, esperar un poco y ver las condiciones”.  

Más allá de los pasos requeridos, el emprendedor debe entender que el proyecto es un proceso dinámico que no finaliza con el establecimiento de un negocio, expresa María Belén Salazar, directora de la carrera de Turismo de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil.

“Debe profundizar en la identificación y validación de la opción de negocio, a través de una estrecha conexión con las necesidades de los posibles clientes”. (I)

*Haga click en la imagen para ampliarla

ALGO MÁS
01
El primer paso es verificar si es posible levantar la propiedad hotelera en el terreno previamente elegido
Uno de los requisitos que solicita el Ministerio de Turismo para abrir un hotel es el Permiso de uso de suelo de la actividad comercial.

Antes que nada el emprendedor debe saber si hay factibilidad para levantar una propiedad hotelera porque en muchos casos existe restricción del impacto de la construcción en el uso de suelo.

Además, hay que tener en cuenta que un hotel es rentable a partir de cierto número de habitaciones, dependiendo de la categoría.

Este paso es previo a la compra del terreno donde se levantará el negocio. Por eso es importante revisar si en el sitio escogido se puede construir la obra. En este sentido hay que tomar en cuenta las normas técnicas con las que se va a construir, cuáles son en cuanto a  habitaciones y el segmento (número de estrellas), entre otros detalles.

Antes de la inversión, el Ministerio de Turismo sugiere elaborar un proyecto del emprendimiento, donde conste la información básica, las necesidades de financiamiento (en caso de existir), análisis del mercado, análisis técnico del proyecto, aspectos legales y viabilidad financiera.  

Todo va de la mano con las necesidades del cliente al cual se le desea entregar el servicio. (I)

02
Conocer la factibilidad de la zona para saber si puede entrar un nuevo competidor en el negocio hotelero
El estudio de factibilidad determina cuál es la ocupación de la zona, de la plaza o ciudad, el entorno, las tarifas promedio y, con base en eso, se conoce la demanda latente, es decir la demanda no acumulada para saber si el nuevo competidor puede entrar al mercado.

Por ejemplo en Loja, se han construido muchos hoteles y la demanda no crece, lo que significa que esta se divide para más ofertantes y nadie gana dinero. Eso deriva en una crisis importante de ocupación, explica André Obiol,  presidente de la Asociación de Hoteles del Ecuador (Ahotec).

Los datos del Ministerio de Turismo señalan que en 2017 se registró una tasa de ocupación promedio del 60% para establecimientos de alojamiento de categoría de lujo o 5 estrellas. Este valor es 3 puntos porcentuales superior que en 2016, cuando fue del 57%. En la categoría primera o 4 estrellas se estimó una tasa de ocupación promedio anual de 42% en los destinos representados por la encuesta coyuntural de alojamiento, que es 3 puntos porcentuales superior a la de 2016, que fue de 39%.

En 2016 se cerró con 25.931 establecimientos turísticos registrados en el Catastro de Establecimientos Turísticos. Esta es una cifra similar a la de 2015, cuando fue de 25.672 locales inscritos. (I)

03
Contar con el financiamiento para el proyecto y construirlo de acuerdo con la normativa correspondiente
Una vez que se confirma que desde el punto de vista de mercado el proyecto es factible, hay que ver si lo es desde el tema financiero y en este sentido hay que definir el tamaño del hotel que se va a construir, la capacidad de habitaciones, el menaje y la inversión.

Un hotel debe recuperar su inversión inicial en un lapso de entre 7 y 10 años. Si la tasa de recuperación es mayor que 10, significa que no es un buen negocio hotelero.

El emprendedor necesitará un respaldo financiero inicial externo. En este sentido podría trabajar con un consultor profesional para redactar el plan de negocios.

Los planes de negocios deben incluir un resumen de las ofertas de la empresa, un análisis de mercado, un esquema operativo de procedimientos, objetivos a largo plazo.

Hay que considerar los préstamos bancarios y créditos empresariales, pues un hotel requiere una inversión importante.

Hay que comparar las diferentes propuestas que ofrecen las entidades financieras, ya que puede haber variantes importantes. Es importante verificar, principalmente las tasas de interés y otros indicadores, para poder elegir el préstamo que mejor se adapte a las necesidades de cada persona. (I)

04
Escoger el modelo operativo para que esté a cargo del propietario o de una cadena hotelera
Es necesario decidir bajo qué esquema operativo funcionará el hotel. Es decir será una administración que funcionará con los propietarios o será encargada a una cadena hotelera o una franquicia con la que se adquiere el nombre y se aplica esos estándares.  

El modelo operativo del hotel es lo que prácticamente minimiza el riesgo de que la inversión no sea innecesaria y más bien se encamine hacia el plano productivo, señalan hoteleros.

Un hotel independiente es el que no pertenece a ninguna cadena horizontal ni tampoco está integrado en un grupo vertical.

Pertenece a un empresario o a un grupo de inversionistas privados. Por esta razón, diseña y planifica su cadena de valor con total libertad de acción.

En cambio, el hotel que forma parte de una cadena  también diseña y gestiona íntegramente, pero puede establecer acuerdos de gestión de algunas de sus funciones.

Después de diseñar el modelo operativo es recomendable revisar el arranque del hotel con los procesos que se van a aplicar.

En este sentido, es vital que los negocios de servicios de este tipo estén organizados a base de procesos. De lo contrario dependerán netamente del recurso humano. Esa es la clave para reducir los riesgos. (I)

05
¿Qué tan conveniente es que el negocio hotelero se especialice en una línea o se abra a otros servicios?
Todo va de la mano con las necesidades del cliente al cual se le desea entregar el servicio. Lo conveniente es elegir una línea y tener la capacidad de atenderla de manera adecuada para cumplir con sus expectativas.  

El negocio de los hoteleros dependiendo del tipo de instalaciones con los que se cuente va a estar dado por la venta de habitaciones, la oferta de alimentos y bebidas y el alquiler de sus salones para el desarrollo de eventos, por lo que  algunos establecimientos optan por generar sus propios eventos y captar la atención del mercado local.

Una opción siempre será la de generar alianzas que les permitan llegar a ofertarse como destino para la captación de eventos y con esto garantizar nivel de ocupación, pero son los actores los que deben participar de este tipo de acciones que van más allá del sector hotelero.  Si bien el mercado local aporta en la generación de ingresos para un establecimiento hotelero, los huéspedes son la razón de ser de este negocio.

En este sentido, el Ministerio de Turismo solicita revisar el Reglamento de Alojamiento, donde constan los servicios que debe tener un establecimiento dependiendo del tipo de actividad (hotel, hostal, hostería) y el número de estrellas (de 1 a 5 estrellas) al que desea aplicar. (I)

06
Aspectos que deben considerarse para mantener vigente el negocio
El emprendedor debe estar alerta de las tendencias en el mercado para de esta manera proponer innovaciones en productos y procesos que maximicen la satisfacción de sus clientes.  

Para ello es necesario considerar los siguientes aspectos: a) mantener y renovar las habitaciones como los espacios que se ofertan a los huéspedes; b) Innovar y ajustarse a la dinámica del turismo, ya que es una actividad cambiante que requiere ajustes permanentes en base a las tendencias, gustos y necesidades de los huéspedes, y c) La forma de mantenerse en el mercado está dada por la guerra de precios, puesto que esto incide directamente en la calidad del servicio.

Se debe considerar principalmente el comportamiento del mercado del negocio, en este caso el de alojamiento, ya que los emprendimientos de cualquier tipo existen para satisfacer las necesidades de sus clientes, por lo tanto las implementaciones e innovaciones se deben enmarcar en esas necesidades.

Para el hotelero Holbach Muñetón es clave hacer un mejoramiento de la calidad, el marketing, la constancia y la capacitación del equipo con el que se trabaja. “Hay que motivarlos y empoderarlos para que puedan tomar  decisiones”. Él comenzó desde los 25 años de edad con negocios pequeños y ahora maneja el proyecto HM Hoteles. (I)

Te recomendamos

Las más leídas