El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Dom.20/Jun/2021

Mundo

Tendencias
Historias relacionadas

Cooperar y competir ayuda al desarrollo de las empresas

Nelson Baldeón es representante co-champion del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés) y graduado en el Instituto Tecnológico de Monterrey (México). También estudió una maestría en Administración de Empresas en la Universidad Internacional de Florida. Tiene 12 años de experiencia como asesor en varias compañías multinacionales como Whirlpool Corporation y Schlumberger Limited y también ha incursionado en el sector público.
24 de abril de 2018 00:00

 El quedarse en una zona de confort o lanzarse a competir en mercados internacionales puede llegar a ser una decisión determinante para el crecimiento de una compañía.

Para Nelson Baldeón, representante co-champion del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) ese es el impulso que le falta a la mayoría de empresas ecuatorianas y lo atribuye a que los emprendedores tienen miedo a fracasar: “El gran problema de nuestra sociedad es que desde pequeños nos enseñaron que la curiosidad mató al gato y en realidad la curiosidad le ayudó a sobrevivir. Las empresas llegan a ser multinacionales porque aprenden del error”.

El dirigente empresarial asistió, en representación del Ecuador, a la III Cumbre Empresarial de las Américas en Lima (Perú) que contó con la participación de más de 12 jefes de Estado y más de 700 líderes empresariales. Los temas que se analizaron fueron cómo potenciar las cadenas de valor de América y la importancia de la colaboración público-privada para promover las inversiones, facilitar el comercio e impulsar el desarrollo sostenible de los países del continente.

Según Baldeón, uno de los compromisos a los que se llegó fue el de integrar a más países a esta iniciativa para generar libre comercio, competitividad, incrementar la demanda y la creación de productos innovadores, generando así empleos: “Se resaltó la importancia de generar cadenas de valor a través de la integración regional. No crear muros, sino abrirse para competir en comercios justos y abiertos para todos”.

En este marco lamentó que la representación ecuatoriana en la Cumbre haya sido escasa con respecto a los funcionarios de instituciones del Estado, por ejemplo de la Contraloría que, en el caso de Colombia, sí asistieron y se reunieron con el gerente de Microsoft para América Latina con la intención de conocer cómo el blockchain evita la corrupción.

Con 12 años de experiencia asesorando a multinacionales, Baldeón, cree necesario que Ecuador aprenda a competir, pero, sobre todo, a ‘coopetir’: cooperar y competir.

Señaló que el fallo de muchas compañías nacionales es permanecer en una zona de confort y no salir a mercados internacionales porque piensan ‘para qué si aquí lo tengo todo’, pero -advierte- “si el país no se abre a competir, va a seguir siendo el mercado de 16 millones de ecuatorianos, mientras China tiene unos 1.300, Estados Unidos unos 300 y Colombia 50 millones de habitantes. Es duro competir afuera pero si no se compite, no se saca lo mejor de cada uno”.

¿Cómo competir en mercados internacionales?

La innovación y la adaptabilidad son la clave -según Baldeón. Él aconseja a las empresas ecuatorianas que quieran expandir su negocio en mercados internacionales que le den un valor agregado a cada uno de sus productos o servicios, ya que eso le permitirá ingresar y posicionarse en mercados más competitivos.

Por ejemplo, la aplicación de nanotecnología en las fibras posibilita a la industria textil desarrollar productos antibacterianos, con resistencia térmica, transpirabilidad, protección balística, camuflaje, etc. Esto les permite ahorrar tela, lo cual reduce sus costos de producción y los hace más competitivos en el mercado.

Otro caso de éxito que recordó es el de República del Cacao, una marca que se ha sabido adaptar al país al que va. En una de sus tiendas en Perú vende sombreros de paja toquilla bajo el nombre de Cajamarca’s hats y vende chocolate que en la parte posterior de su etiqueta dice producido por Confiteca Ecuador, es decir “te hablo como peruano, pero soy una multinacional ecuatoriana”.

Baldeón insiste en que sí podemos crear multinacionales ecuatorianas exitosas “sí lo hemos hecho, pero debemos replicarlo más”. Por ello, insiste en que una multinacional no tiene fronteras: “Uno no tiene que ser ecuatoriano para crear la multinacional ecuatoriana”.

Errores multinacionales: ¿cómo sobrellevar el fracaso?

“El error es el despertar de la conciencia”, dice Baldeón. Entonces -según el experto- al administrar grandes empresas, los errores pueden suceder. Lo importante es que se los reconozca, se propongan soluciones y se empiece de nuevo.

Por ello -insiste- la metodología de la Universidad de Harvard en Estados Unidos está basada en casos de éxito, en los que se estudia cómo las empresas salieron adelante luego de cometer errores.

Recordando el escándalo de Facebook Inc., que permitió que se filtraran los datos de 87 millones de usuarios a Cambridge Analytica, consultora que trabajó en la campaña del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Baldeón cree que si el emprendedor o empresario comete un error, en primer lugar, debe reconocerlo: “Se deben enfrentar los errores, pero al mismo tiempo mejorar sistemas o procesos”.

En el caso de una plataforma digital,  debe mejorar su sistema de seguridad, o como Volkswagen que luego de haber instalado un software ilegal para cambiar los resultados de las emisiones contaminantes de sus vehículos, ahora produce autos eléctricos. Una forma de sobreponerse de un escándalo corporativo -de acuerdo a Baldeón- es crear productos más confiables para recuperar la fe de sus clientes, y, aunque cada uno es importante, no debe pensar en los que perdió, sino en los que puede ganar al mejorar sus productos o servicios.

El asesor cree que el éxito de saber sobreponerse de una crisis corporativa depende en gran medida de un tema de liderazgo, puesto que las multinacionales no son líderes solo en un país, sino en varios. Por lo tanto, un escándalo “sí es más grave”, pero se debe tener una mirada más pragmática al respecto: focalizar el problema en el país que sucedió y pensar que aún “tengo 5 millones de habitantes más por atender”.

En ese sentido, la cultura corporativa es indispensable y el liderazgo se logra con el ejemplo, afirma Baldeón. El emprendedor o empresario difícilmente podrá estar a cargo de todo, por ello debe socializar cuál es el espíritu de la empresa. (I)

El éxito en tres pasos

01
Entender la cultura del país donde se  venderá el producto o servicio

Para que su producto o servicio se adapte a un mercado internacional es indispensable conocer la cultura del país en el que su empresa intenta incursionar. Una vez que se hayan comprendido sus gestos, gustos, costumbres, etc. se debe adaptar el producto o servicio a esa sociedad, es decir resolver sus necesidades. “Uno debe olvidar que tiene una nacionalidad determinada, debe vivir la cultura del país en el que está interesado. De otra manera no podrá entenderlo”, aconseja Baldeón. En el caso de que el mismo empresario o emprendedor no pueda hacerlo, puede contratar a alguien que haga un estudio de mercado detallado. Baldeón cuenta que hasta la forma de entregar una tarjeta de presentación puede variar de país en país. En Japón hay que tomarla con las dos manos y hacer una venia al entregarla como símbolo de respeto, y al recibirla, como un gesto de cortesía, hay que leerla antes de guardarla. Para tener éxito el emprendedor debe fundamentar bien su decisión y tener claro cómo incursionará en ese nuevo mercado. (I)

02

Encontrar socios locales en el país en el que se incursionará

Nelson Baldeón recomienda encontrar socios locales en el mercado internacional al que se vaya a introducir un producto o servicio: “Socios locales que le ayuden a crecer, solo no se puede”. Baldeón insiste en la ‘coompetencia’ (cooperar y competir), es decir que exista colaboración entre diferentes actores económicos que, a su vez, compiten por un nicho de mercado. En este punto recordó la relación entre las 2 potencias comerciales Estados Unidos y China.(I)

03

Hacer contactos: autoridades locales, empresarios y sociedad en general

“Yo le decía a un exjefe, no podemos estar solos en la industria de electrodomésticos, tenemos que conectarnos con diplomáticos, cocineros con todo el mundo porque no se puede saber cuándo esa persona pueda ayudarle en su negocio”, dice Baldeón. El experto considera que esa habilidad también les falta a los ecuatorianos porque suelen rodearse de compatriotas, en vez de intentar conocer personas de otras nacionalidades que les puedan compartir experiencias.(I)

Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado