Ecuador, 20 de Mayo de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Los avances desarrollados en los drones se aplican en las cámaras desplegadas por las montañas

El deporte se asocia con la tecnología en Sochi

El patinador estadounidense Shani Davis compite con el  traje aerodinámico Mach 39 que le permite moverse con más agilidad. Foto: AFP
El patinador estadounidense Shani Davis compite con el traje aerodinámico Mach 39 que le permite moverse con más agilidad. Foto: AFP
18 de febrero de 2014 - 00:00 - Agencias

Trajes diseñados por la NASA, drones y tabléfonos de última generación también compiten en Sochi. Los Juegos Olímpicos más caros de la historia buscan ser recordados también como los más vanguardistas gracias a los avances técnicos ideados para el ámbito deportivo.

Los 36.000 millones de euros invertidos en la capital rusa y los patrocinios de grandes empresas convierten a la cita en un evento con una huella de carbono neutral, con las transmisiones más nítidas de la historia y una indumentaria deportiva concebida para el espacio.

Uno de los avances más notables de la edición 22 de los Juegos Olímpicos de Invierno se deja notar en la imagen. Los últimos modelos de televisores hacen sentir al espectador las sensaciones más realistas de los patinadores y saltadores que muestren sus habilidades en territorio ruso. Por primera vez en la historia, las retransmisiones se llevan a cabo en el formato Super Hi-Vision, con una nitidez que supera 16 veces la HDTV y proporciona una definición de 75.580 x 4.320 píxeles y un sonido Dolby 5.1.

Los avances desarrollados en el campo de los drones también se aplican en las cámaras desplegadas por las montañas de Sochi gracias a la ‘start up’ francesa XD Motion, la cual consiguió un contrato con los Servicios Olímpicos de Broadcasting (OBS, en sus siglas en inglés).

Este dispositivo con apariencia de araña, que mide 1,3 metros y alcanza los 70 kilómetros por hora, captura los movimientos más reales y cercanos de los esquiadores acrobáticos. En total, 1.600 cámaras de video vigilan a los olímpicos.

Pero si hay una innovación que parece traída de otro planeta, es la relativa a la indumentaria de los deportistas. EE.UU. quiere superar las 37 medallas que se llevaron a casa sus deportistas en Vancouver 2010 y por ello ha apostado por las técnicas más novedosas para los trajes que lucen los miembros del equipo de patinaje de velocidad de EE.UU.

Desarrollado por la empresa de artículos deportivos Under Armour y la ingeniería Lockheed Martin, que colabora en los proyectos que lleva a cabo la agencia espacial estadounidense, el traje aerodinámico Mach 39 permite a los patinadores moverse con más agilidad. Está compuesto por un tejido abierto que permite que el calor corporal se disipe y reduce la fricción en muslos y axilas hasta en un 65%.

La firma deportiva Nike aporta también sus innovaciones textiles. Los uniformes olímpicos de la representación canadiense de hockey fueron fabricados con polyester elaborado a partir de botellas de plástico PET.

Aunque muchas firmas independientes como la mexicana Kaluna ya comercializan desde hace tiempo prendas y accesorios de diseñador fabricados a partir de plástico PET reciclado, esta es la primera vez que una selección nacional olímpica de hockey apuesta por esta tecnología en unos juegos olímpicos de invierno. Según Nike, los jerseys son 15% más ligeros, pesan solo 448 gramos y retienen menos sudor y humedad gracias a que están hechos a partir de botellas de plástico recicladas.

En el caso de los jerseys, se necesitan 17 botellas para elaborar cada prenda, mientras que en el caso de las medias y calcetines, se requieren 5 botellas.

La elaboración del uniforme ‘verde’ del equipo nacional canadiense de hockey no es la primera incursión de la firma en la manufactura de prendas sustentables. A través de su línea Nike Better World, la compañía norteamericana lanzó en 2012 una ambiciosa estrategia de comercialización de jerseys de fútbol soccer elaboradas a partir de polyester reciclado. Desde el desarrollo de esta tecnología implementada en 2010, Nike ha recuperado más de 1,1 billones de botellas de plástico PET, transformándolas en prendas textiles más ligeras y que requieren mucho menos agua y energía en su proceso de manufactura. Además del uniforme del equipo nacional de hockey de Canadá, Nike elabora prendas para las selecciones de Eslovaquia, República Checa, Rusia y Estados Unidos.

La competición no se mide solo en los metales logrados por los atletas, sino también en la presencia empresarial. La surcoreana Samsung ha desarrollado el proyecto Everyones Olympic Games con el que, además de entregar un teléfono Samsung Galaxy Note 3 a cada participante, ha desarrollado la aplicación WOW (Wireless Olympic Works), que permite a los organizadores y atletas obtener información actualizada sobre todos los eventos que se celebran en Sochi.

Datos

Pese a que se pensó que sería el ‘supertraje del futuro’, Estados Unidos dejó de utilizar este fin de semana el Under Armour con ingeniería Lockheed Martin debido a los malos resultados que ha obtenido en las pruebas de patinaje de velocidad.

Deportistas como Shani Davis aparecían como favoritas para llevarse la medalla de oro, pero no destacaron. Los estadounidenses volverán a utilizar otros trajes de la misma marca fabricados para otras competiciones.

Las acciones de Under Armour cayeron un 2,4% este fin de semana debido a la decisión de los patinadores de EE.UU.

Contenido externo patrocinado