Ciclistas desafían a los carros en competencia

31 de mayo de 2012 00:00

La idea era empezar con la competencia de ciclismo a las 07:00, para precautelar la seguridad de los participantes, ya que a esa hora, un domingo, hay poca presencia de carros circulando por la vía Samborondón.

A pesar de acordonar las calles con conos para que los vehículos respetaran el evento de los 30 km contrarreloj, la realidad fue otra. Entre arreglos y la llegada de los aproximadamente 90 deportistas que asistieron, dieron las 08:30.

A esa hora salía el primer participante, quien tenía que luchar contra el viento para ser más rápido y llegar en el menor tiempo a la meta. Primero partían las categorías promocionales, las que  tenían que recorrer 20 kilómetros. Después lo hicieron las de mayor edad, esperando 30 segundos entre cada competidor, quienes estaban en fila aguardando su turno.

A las 09:00 recién salieron los más experimentados (élite), que tenían que recorrer los 30 km. Paola Gamboa, una de las organizadoras del evento, explicó que la vuelta de regreso era hasta el Cuerpo de Bomberos de “Sambo”.

Aún con la brisa de la mañana, los deportistas realizaron tranquilos su recorrido, hasta que con la llegada del sol también se dio paso a la circulación masiva de los vehículos.

31-05-12-deportes-ciclista-1“¡Cuidado!, respeten por favor”, alertó uno de los organizadores, cuando alcanzó a ver un auto acercarse a la zona de competencia. Un ciclista apenas alcanzó a esquivarlo. A las 09:30 llegó el primero de los que corrían 20 km; se trataba de Cristian Cedeño, quien arribó muy contento y fue felicitado por sus compañeros.

“El principal problema fue el viento, que lo tenía de ida y de regreso. Al principio mantuve constante la velocidad, pero luego al regreso decaí; además, un carro casi me toca, se cerró bastante. También en los giros en U los carros se cruzaban mucho...”, comentó Cristian, quien practica este deporte tres veces por semana.

“Creo que podrían hacer como en Quito, en donde cierran algunas calles los domingos para que la gente pueda pedalear en familia”, opinó sobre una alternativa para que los ciclistas puedan “rodar” sin sustos. Los amantes de las dos ruedas iban avanzando en las diferentes categorías, y otra vez surgió un momento de tensión.

Esta vez no fue un carro particular, sino uno del Municipio de Samborondón, que no se percató de la zona de competencia e ingresó torpemente. “¡Frena”, gritó el papá del organizador del evento, Pedro Núquez, quien se dio cuenta del involuntario error del conductor, quien por poco impacta  en una curva a un ciclista, quien gracias a sus reflejos logró eludirlo a tiempo.

La prueba concluía cerca de las 10:00, y los ciclistas que se sentían no haber marcado un buen tiempo optaron por retirarse. Otros se fueron a desayunar a una gasolinera que queda al frente de  donde se disputó la competencia.

Después de media hora, se anunció al ganador: Luis Moncayo, de Galápagos, de 23 años, quien se impuso en los 30 km. “El viento estaba tenaz. Recién vengo entrenando hace 15 días porque tuve una ‘para’ de 6 meses por trabajo... Como vivo en Galápagos, las prácticas se me hacen más duras y ahora solo estaba ejercitándome los domingos. De aquí me voy a una competencia en Santo Domingo”.

El ganador asistió a la carrera por la invitación de un amigo. “Siempre me ha gustado competir, pero tuve un pequeño contratiempo en un semáforo porque un carro se cruzó, pero gracias a Dios pude agarrar otra vez el ritmo; casi me caigo. Así es siempre, uno sale a las carreteras sin saber qué puede pasar...”. (APS)

Contenido externo patrocinado