Brasil 2014: ¿Mundial o plataforma para Teixeira?

05 de agosto de 2011 00:00

Brasil fue anunciado como sede de la Copa Mundial 2014 el 30 de octubre de 2007. Casi 4 años más tarde, las incertidumbres pesan sobre las ciudades anfitrionas. Hay menos de tres años para el comienzo de la competición y está empezando a parecer poco probable que los estadios y las sedes apropiadas designadas estén listas para recibir los juegos.

LOS ESCENARIOS NO ESTÁN LISTOS

RÍO DE JANEIRO: Sería impensable  un Mundial de Brasil sin el Maracaná, cuya historia está entrelazada con la propia del fútbol brasileño. El caso de este escenario es anecdótico, ya que hace cuatro años se reabrió para los Juegos Panamericanos, después de una renovación que costó 120 millones de dólares y ahora volverá a ser afectado por las demoliciones. La actual obra de remodelación del Maracaná estaría valorada en 600 millones de dólares. Solo el 20% de la obra está construida.

Además de Río de Janeiro otras ciudades que están atrasadas son: Porto Alegre, con el 14% de la obra concluida del estadio Beira-Rio;  Recife, con el 12% de obra concluida del estadio Arena Pernambuco; Fortaleza, faltando el 79% del escenario Castelao; y Manaos, con el 18% de la construcción del estadio Arena Amazonía realizada.

SAO PAULO:  Esta ciudad alberga a los hinchas en el estadio Arena Corinthians, que su obra está apenas avanzada en un 4%. De su parte, el escenario Arena da Baixada no ha logrado ningún avance, además del estadio Arena Das Dunas, que tampoco ha comenzado la remodelación.

BRASILIA: Candidata a recibir la apertura del Mundial, lleva el 35% de la remodelación en su estadio. El valor de la obra es de 430 millones de dólares. El Mineirao está dentro de los estadios que están en el tiempo estimado, con el 20% de obra concluida. Sumamos también el escenario de Arena Fonte Nova, que tiene el 20% de avances.

PERSONA NO GRATA

El periodista británico Andrew Jennings dijo que Brasil debe llevarse la corona 2014 de la mano de Ricardo Teixeira; ello le daría fuerza para su candidatura a Presidente FIFA. El escritor del libro “Juego Sucio” es persona no grata en la FIFA. Este comunicador dijo: “No importa que la FIFA esté sobrevalorada, está formada por delegados de las seis confederaciones continentales, que me recuerda a una de las cinco familias mafiosas de Nueva York, que hacen reuniones periódicas para discutir su negocio”.

Andrew Jennings, en el programa Panorama de la BBC, presentó una lista de dirigentes de la FIFA, entre ellos Teixeira y João Havelange, quienes habrían recibido 100 millones de dólares durante 1990 a partir de la compañía ISL marketingesportivo.

“Teixeira no es importante para la FIFA, porque nadie es importante para la FIFA, solo lo es para la región de la CONMEBOL. Yo sé que Teixeira tiene una influencia política, podría haber una reacción de la CBF. Pero ¿qué pueden hacer? Brasil está lleno de gente capaz de organizar una Copa del Mundo, no es necesario este ladrón”, escribió Jennings.

TEIXEIRA VA POR LA FIFA

Ricardo Terra Teixeira, con 64 años, es el presidente del Comité Organizador de la Copa del Mundo en 2014 y miembro del comité ejecutivo de la FIFA. Hijo de un funcionario del Banco Central y un ama de casa, nació en Carlos Chagas, en Minas Gerais. Fue criado en Belo Horizonte. Estudió en San Ignacio, Río de Janeiro. En su adolescencia, llegó a unirse al equipo de voleibol de Botafogo. El fútbol nunca ha sido su fuerte. En 1989, Teixeira fue elegido presidente de la CBF por presión de Joao Havelange, quien para ese entonces era presidente de la FIFA, además de su suegro.

A los 19 años, en un baile de carnaval en Teresópolis, conoció a Lucía, la hija de Havelange, entonces titular de la CBD Brasileña de Deportes. Se casaron 5 años después y tuvieron 3 hijos. En 1997 se divorciaron.
Una de sus más recientes actividades es su granja, en el interior de Río. Ahí se producen 10.000 litros de leche por día y los productos lácteos se consumen en los numerosos restaurantes de él, en Río de Janeiro. Además de la inseminación de ganado.

Teixeira dijo este mes que no seguirá en Presidencia de la CBF después del 2015, exactamente el año de la elección del puesto que deja el suizo Joseph Blatter.

El Mundial de Brasil 2014 se acerca, los estadios en su mayoría están atrasados, además de que se conspira contra su organización, utilizando este evento como plataforma para llegar a la presidencia de la FIFA.

¿Brasil 2014 será una fiesta futbolística o una plataforma política para que Ricardo Teixeira obtenga el puesto que le dejó su ex suegro, Joao Havelange, a Blatter?

Contenido externo patrocinado