Ecuador, 19 de Abril de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Seguridad del Atahualpa se reduce a señalización

Seguridad del Atahualpa se reduce a señalización
29 de agosto de 2012 - 00:00

Situado en plena zona comercial del norte de Quito, el estadio Atahualpa, en El Batán, con capacidad para 45 mil personas, cuenta con 15 puertas de ingreso en los alrededores y solo una de esas permite la entrada de aficionados con discapacidad.

Pero no es una rampa acondicionada especialmente para ellos lo que permite dicha entrada, sino que en el sector de preferencia el acceso exterior va al mismo nivel del interior y por eso el desplazamiento de las sillas de ruedas se facilita.

En ese sector, que es opuesto al de la tribuna, existe un pasillo cuya extensión se acerca a los dos metros, para que se acomoden; pero deben compartirlo con el tránsito regular de los aficionados por llegar a sus puestos en el graderío y con los vendedores que deambulan mientras se desarrolla el evento.

En el resto del escenario la única forma de acceder para una persona con alguna discapacidad es en brazos de otros, tal como ocurre con el vicepresidente Lenín Moreno, al que sus escoltas deben transportarlo en hombros hasta la suite.

Por eso se habló de un proyecto del Ministerio del Deporte para dotar al sector de palco de un ascensor, pero aún nada se ha dado. Lo que está adjudicado al momento son los estudios de vulnerabilidad sismorresistente para la rehabilitación integral del estadio Atahualpa.

El proceso fue encargado a través del portal de compras públicas a la empresa PPG Consultores, por un precio cercano a los 237 mil dólares. El plazo de entrega del informe vence en octubre próximo y ahí se conocerá cuáles serían las modificaciones y el costo.

Las 15 puertas del escenario, tal como en los domicilios, están diseñadas para permitir el ingreso, mas no para facilitar la salida.

Se abren para adentro y no todas están a disposición de los presentes. Al menos la mitad permanece con candados en partidos del torneo local. Solo en los compromisos por eliminatorias sudamericanas hay la apertura total de las puertas internas y externas.

Precisamente en este tipo de encuentros, cuando hay mayor presencia de público, se copan incluso las gradas de acceso, que deben estar libres en caso de emergencia y para facilitar el tránsito de las personas entre un lugar y otro.

La estructura de cemento presenta resistencia sísmica, por lo que nunca ha tenido inconvenientes, aunque es notorio también el paso de los años por los graderíos.

29-08-12-deportes-gradasNo hay un sistema digital o computarizado que regule el ingreso de los espectadores. En las programaciones locales se lo hace de manera  manual y después el talonario se deposita en una ánfora de metal cerrada por un candado.  En los cotejos de selección solo se registra la validez de la entrada a través del código de barras mediante un dispositivo electrónico; pero como ningún boleto tiene numeración que coincida con el asiento, salvo en palco, el aficionado se instala en el lugar que puede.

El escenario no cuenta con cámaras propias de seguridad y tampoco con circuito cerrado de Tv. La organizadora de los eventos deportivos, AFNA (Asociación de Fútbol no Amateur de Pichincha), contrata las cámaras para  los partidos y en conjunto con la Policía determina un sector para asignarlo a la hinchada visitante. 

Tampoco cuenta con un sistema de amplificación y sonido propio. En cotejos domésticos hay dos parlantes localizados solo en el sector de la tribuna. En eliminatorias se aumenta el número de éstos y se los ubica en los alrededores de la pista atlética para  todas las localidades.

La iluminación de las cuatro torres de 24 focos no es la óptima, sobre todo en la noche. Existen faros quemados que no han sido reemplazados y el marcador solo señala el resultado, mas no el tiempo transcurrido del partido, porque ese circuito se dañó hace al menos 5 años y no ha sido sustituido.

El escenario presenta una fosa de al menos 2 metros de profundidad que separa el graderío de la pista atlética. Se la hizo para evitar que la afición invada la cancha, pero en lugar de dar seguridad ha sido el sitio de múltiples accidentes.

Además, las mallas que evitan el contacto de hinchas con la cancha solo obstaculizan la visión. Otro de los aspectos negativos es que los aficionados de palco no tienen derecho al parqueadero, salvo con la cancelación de entre 2 y 3 dólares. 

La realidad del exterior

Los estadios Nacional de Lima (Perú) y Old Trafford ( Inglaterra), por ejemplo, cuentan con modernas instalaciones que brindan comodidad a los espectadores en cada sector.

Tienen una cobertura de estructura metálica para todo el escenario,  que sirve de protección ante las inclemencias del sol y la lluvia. La iluminación es perfecta y repartida en toda la cubierta.

Cuentan con un sector preferencial y exclusivo para la ubicación de la hinchada visitante, con número determinado de asistentes que va entre 5 y 9 mil personas y el  acceso es lo más cercano posible a la calle.

En el estadio del Manchester hay una plataforma exclusiva para los discapacitados, quienes tienen una membresía especial y acceden totalmente gratis a cada partido, junto con un acompañante. Incluso tienen una zona de prensa con laptops e internet inalámbrico.

Para estar siempre al día con lo último en noticias, suscríbete a nuestro Canal de WhatsApp.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media