Menéndez pudo romper el cerco de “Mul-T-Lock”

06 de mayo de 2011 - 00:00

Emelec se trajo un  punto en su visita a Ibarra, gracias al gol de Cristian Menéndez al minuto 42’. El ex Lanús definió con borde interno de derecha  y venció a Johvani Ibarra, que solo dejó pasar ese balón ayer, en el estadio olímpico de Ibarra.

El ex Deportivo Quito hizo mérito a su apodo, pues fue un “Mul-T-Lock”  en el arco. Es que Ibarra estaba motivado, pues jugaba en casa, ya que es nativo de la provincia de Imbabura. El portero frenó con solvencia, despejó los potentes  remates de larga distancia que ensayaron los porteños.  Los parantes también le ayudaron a impedir que su meta reciba más de una anotación en contra.

Los “gardenios” tomaron el control del esférico. Con orden en la defensa y en el mediocampo supieron descomponer al adversario.

Ante la insistencia sobre la portería de Javier Klimowicz, llegó el tanto de la apertura a los 19’,  tras un pase preciso del juvenil Leandro Pantoja al  capitán, Édison Vega, que fue el autor del gol con un certero remate, que hizo ilusionar a los seguidores del Imbabura con la posibilidad de la victoria.

Esa anotación provocó la reacción de los “eléctricos” y a jugada seguida Édison Méndez ensayó un remate que se estrelló en el travesaño.

David  Quiroz y Fernando Gaibor comenzaron a formar una dupla incontrolable en la media. De sus pies nacieron  todos los avances de los azules, que desnudaron las falencias del novel plantel imbabureño, que prácticamente tuvo un hombre menos en la cancha porque el atacante Jorge Burgos no atinó a conectar ni una sola pelota, y menos llegar sobre el arco defendido por “Klimo”.

Eso despertó a los seguidores “millonarios”, que habían permanecido, hasta ese momento,  estáticos y en silencio en la general sur del escenario ibarreño.

Con ese apoyo los visitantes se hicieron más fuertes y, gracias a una confusión en el área local, apareció el artillero argentino Cristian Menéndez, para conectar un disparo de derecha y decretar la igualdad.

En la segunda etapa, Emelec  subió el ritmo, mientras los “gardenios”, sin imprimir variantes, le   facilitaron la tarea a los porteños.

El “Mago” Franklin Salas estuvo perfectamente resguardado  por Fernando Giménez y  Wilson Morante, quienes se turnaron para impedir que la habilidad del quiteño les complicara las cosas.

Anulado Salas, el trabajo de los locales fue más intenso, sobre todo porque los “eléctricos”, con buena disposición táctica, controlaron la zona medular y el balón.

Pusieron la pausa cuando fue necesario y también inquietaron con disparos de afuera. David Quiroz tuvo dos ocasiones: una desde más de 45 metros y otra cerca de la finalización del partido,  a una distancia de 25 m. En las dos, la oportuna aparición de  Ibarra ahogó  el festejo azul.

Los locales,  con más ganas  que calidad,  intentaron incesantemente  poner el desequilibrio, pero Romel Zura y Javier Angulo no atinaron a depositar el balón en el fondo del área.  Y cuando más insistían, la experiencia del DT azul, Omar Asad, apareció para enfriar el partido con  cambios ordenados y el empate quedó clavado.

Con este resultado el “Ballet” sigue de líder con 33 puntos, mientras que los “gardenios” son novenos con 19. El próximo partido de Emelec es ante Liga, el miércoles, en Casa Blanca,  mientras que  el Imbabura visitará  a El Nacional el fin de semana.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: