Ecuador, 26 de Septiembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Los Globetrotters llevaron su “magia” a los niños del Hospital Roberto Gilbert

Los Globetrotters llevaron su “magia” a los niños del Hospital Roberto Gilbert
17 de noviembre de 2012 - 00:00

“¡Wow, qué grandes son!”, es lo dijo Jadien Tipán, un niño de 8 años, al ver ingresar a los Harlem Globetrotters en la sala principal del Hospital Roberto Gilbert.

Los tres “gigantes” que sobrepasan los dos metros llamaron la atención con cada paso que dieron en el sitio durante su visita. “Quake” (2,10 metros), “Spider” (2,07 m) y “Hi-Lite” (2,04 m) saludaron a todos en la sala. Pero faltó mencionar a “Too Tall”, quien a diferencia de sus compañeros solo mide 1.58 metros.

Entre risas y con un español entrecortado “Hi-Lite” indicó en voz alta: “niños, coman frutas y vegetales para que crezcan como nosotros (y señaló a “Spider” y “Quake”) y no se queden pequeños como él (“Too Tall”).

Tenían en sus manos balones de básquetball, los que en cada momento ponían a girar en sus dedos índice, en especial el más pequeño del grupo. “¡Qué chévere!... ojalá yo lo pudiera hacer”, soltó Érick Proaño. Al notar la expresión de asombro del niño, “Hi-Lite” tomó una pluma y se la entregó al pequeñín. El jugador puso a rodar balón en su dedo y luego traspasó la bola desde su índice hasta el esferográfico que sostenía en su mano Érick.

Este lugar, aunque acoge a niños, por lo general es un sitio silencioso; pero ayer fue diferente. El ambiente estuvo alegre por dos horas con la presencia es los Globetrotters, un equipo de baloncesto-espectáculo que visita Guayaquil y que presenta desde ayer (hasta mañana) su show en el coliseo Voltaire Paladines Polo, de la Av. de las Américas.

Los “gigantes” y “Too Tall” fueron de cama en cama para saludar a los niños. Los abrazaban, los besaban. Es una actividad que les encanta hacer, tal como contó “Hi-Lite”, quien lleva 11 años en el equipo. “Es algo muy bonito visitar a los niños en los hospitales, lo hacemos cada vez que podemos”. El resto de sus compañeros solo tiene dos años en el equipo.

Maita Torres, de 16 años, se encontraba en su cama jugando Uno -un juego de cartas- con su mamá y fue interrumpida por los malabaristas del balón.

Los Globetrotters empezaron a jugar Uno con Maita. Fue un momento que la adolescente disfrutó mucho. “Cuidado que ellos son muy tramposos”, indicó Pierina Correa, presidenta de Fedeguayas, quien los acompañó en su visita al hospital.

Pero faltaba algo más de solo ver a los Globetrotters rodar el balón en sus dedos índices. Antes de dejar la sala armaron un pequeño espectáculo, en el que demostraron un poco de sus destrezas.

“To Tall” empezó a cantar, mientras “Spider” y “Quake” se lanzaban el balón entre sí, hasta que lo agarró “Hi-Lite” y se lo pasó de una mano a otra. En un momento parecía que lanzaba el esférico a un pequeño, pero solo se trataba de un truco. Así se despidieron, regalando alegría a los niños del hospital.

El equipo ha recorrido 118 países en sus 86 años de trayectoria

No siempre el equipo se llamó Harlem Globtrotters. El quinteto fue fundado como Savoy Big Five en 1926 y dos años después fueron llamados New York Harlem Globetrotters, esto a pesar de que su origen había sido Chicago. Para 1929 el nombre se acortó y quedó en Harlem Globetotters, el que se maneja hasta la actualidad.

Su espectáculo, en el que han intervenido decenas de jugadores y que ha recorrido 118 países del mundo, ha cautivado a millones de personas. Sus bromas en la cancha y destrezas con el balón hacen que los partidos que juegan estos malabaristas sean muy dinámicos. Su show ha perdido el renombre de décadas anteriores, pero la “magia” sigue intacta.

Contenido externo patrocinado