Ecuador, 01 de Junio de 2023
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

La oportunidad de renacer

La oportunidad de renacer
19 de octubre de 2013 - 00:00

Una cosa es ponerse un zapato y otra distinta es colocarse un pie. Jaime Castillo y Ángel González cumplen su rutina diaria de entrenamiento, antes de salir a ejercitarse revisan sus prótesis. El atletismo adaptado les permitió superarse y convertir la tragedia en oportunidades.    

Sus facetas de deportistas están colmadas de éxitos; los más recientes son las medallas conseguidas durante el Mundial de Atletismo Militar para Personas con Discapacidad. La justa se celebró en Warendorf, Alemania, entre el 9 y 16 de septiembre pasado.    

Castillo obtuvo la medalla de oro en los 1.500 metros planos de la categoría transtibial, para exponentes con amputaciones bajo la rodilla; mientras González levantó la presea de oro en los 1.500 y la de plata en los  100 metros llanos de la categoría transfemoral, dirigida a personas con amputaciones sobre la rodilla.  

Nueva vida

Todavía recuerdan los estallidos de las minas antipersonales que los dejaron sin partes de sus cuerpos. Como a otros ecuatorianos, la Guerra del Cenepa (1995) marcó en ellos huellas imborrables, el inicio de una vida llena de esperanzas y retos por vencer.        

El quiteño Jaime Castillo, mayor del Ejército, de 45 años de edad, cuenta que el explosivo detonó cuando realizaba un patrullaje en la zona de Etsa (Morona Santiago). Perdió el pie derecho.

Al principio le costó mucho aprender a caminar, las lesiones en la piel y el sangrado constante le dificultaban acostumbrarse a su nueva condición. “Mis dos hijos y mi esposa resultaron fundamentales, ellos siempre me han motivado”, relata.  

Otro factor determinante en su “renacimiento” fue su apego al deporte, cuando era subteniente en 1994 se adjudicó dos medallas en el Sudamericano de Pentatlón Militar que se celebró en Bogotá (Colombia). En esa ocasión alcanzó la presea  de oro en la prueba de cross country y la de plata en la de tiro.

El sargento del Ejército Ángel González, guayaquileño de 36 años de edad, atravesó una experiencia parecida. Pisó la mina mientras se hallaba en combate en el sector Cueva de Los Tayos (Morona Santiago). El arma le hizo perder la pantorrilla y pie derechos.

El aliento de sus allegados le impulsó a salir adelante y encontrar en la actividad física un motor de nuevos emprendimientos. En Alemania cumplió un gran papel en condición de abanderado nacional.

Para 2014 ambos planifican incursionar en dos triatlones internacionales y en la maratón de Boston (Estados Unidos). Jaime, en tanto, aspira a terminar la temporada 2013 luego de presentarse en la media maratón de Quito, a realizarse el 27 de octubre.

Proyecto

Los altos costos de las prótesis para competencia impiden que existan más deportistas ecuatorianos en este tipo de lides. El protesista estadounidense David Krupa, quien reside desde hace siete años en Ecuador, considera injusto que la falta de recursos margine del mundo deportivo a potenciales atletas.

Por este motivo, junto al Comité Paralímpico Ecuatoriano (CPE), depura un proyecto que permitiría masificar el uso de extensiones artificiales e impulsar a los mejores hacia el alto rendimiento. En la actualidad los dos únicos “tricolores” que tercian en lides de gran exigencia son Jaime Castillo y Ángel González.

Krupa añade que, a través de fundaciones, se podría ayudar a ciudadanos pobres a recibir estos implementos. En el caso de Castillo y González, ser militares les permitió que el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa) les proporcione las prótesis.

Al referirse a los precios, Krupa explica que no existen valores fijos ni tallas, “no es como comprar calzado, una extensión se hace a la medida de cada persona y en respuesta al uso que se le va a dar. Hay quienes priorizan el sentido estético, hay quienes prefieren la funcionalidad”, detalla.

Ángel González, por ejemplo, tiene una ortopedia en forma de C, no es parecida a una pierna normal, pero su diseño “absorbe” mejor el impacto del peso corporal. Un 30% de las prótesis de Protéus, empresa de Krupa, son importadas desde Islandia, Corea del Sur y Estados Unidos, la cuenca (base que se une al muñón) se elabora en el país. Todo es fabricado con fibra de carbono.

DATOS

Jaime Castillo trabaja a doble jornada de cara a su participación en la media maratón de Quito. Entrena de 05:00 a 6:30 y de 16:00 a 18:00.

Ángel González y Jaime Castillo cuentan con el respaldo de la Federación Deportiva Militar Ecuatoriana (Fedeme).

De acuerdo a lo que cuentan Jaime y Ángel, durante el Mundial en Warendorf corrieron contra  rivales  de Canadá, Estados Unidos, Alemania, Francia, Marruecos y Ucrania.   

Ángel González debutó en el atletismo adaptado en 2008, cuando intervino en una carrera de 8 kilómetros en Nueva York.  

Protéus trabaja con Ángel González desde 2007 y con Jaime Castillo desde 2010. Una prótesis para competencia cuesta de 2.000 dólares en adelante. Más información en www.proteus-ec.com.        

David Krupa opina que la etapa más dura para personas con amputaciones o pérdidas accidentales de miembros es aceptar su nueva imagen corporal, pues están acostumbradas a verse íntegras.

Contenido externo patrocinado