Los procesados estaban prófugos; ayer se declararon inocentes

Hugo M. y Pedro V. se entregaron a la justicia

- 08 de septiembre de 2016 - 00:00
Pedro V. (centro con manos cruzadas y lentes) y Hugo M. (centro con brazos cruzados y gafas) en la Fiscalía.
Foto: Álvaro Pérez/El Telégrafo

Audiencia de juzgamiento por presunto lavado de activos será el 26 de este mes. Comparecerán directivos de la FEF.

Ayer por la mañana, en las instalaciones de la Policía Judicial de Pichincha, se entregaron a la justicia Hugo M. y Pedro V., extesorero y excontador de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), sobre quienes pesaba una orden de prisión preventiva desde el pasado 3 de marzo, debido a que no acudieron a una audiencia de formulación de cargos en la investigación por presunto lavado de activos que la Fiscalía lleva adelante contra expersoneros de la FEF.

M. y V. completan el grupo de 5 procesados del caso, de los cuales 2 ya obtuvieron sentencia: Francisco Acosta, exsecretario, quedó absuelto, mientras Vinicio Luna, exjefe de logística, quien fue condenado a un año de cárcel por no poder justificar posesiones que sumaban $ 32.400.

En cuanto a Luis Ch., expresidente de la Ecuafutbol, cumple arresto domiciliario desde hace 9 meses y el 26 del presente se someterá a la audiencia de juzgamiento.
M. y V. llegaron a la Policía Judicial de Pichincha en compañía de sus abogados: Raúl Rodríguez, defensor de Mora, y Marco Freire, defensor de Vera.

Freire mencionó que los imputados son inocentes y acuden en forma libre y voluntaria a colaborar con las autoridades.

Los abogados Mauricio Garrido y Juan Carlos Machuca, defensores de Luis Ch., también concurrieron a la sede policial. Garrido indicó que el extesorero y excontador no se presentaron a cumplir con la medida cautelar ya que consideraban inaceptable estar tras las rejas sin tener culpa alguna. “La jueza del caso (Ana Lucía Cevallos) dictó orden preventiva a inicios de marzo y recién vamos a audiencia de juzgamiento; hubieran pasado 6 meses privados de su libertad en forma injusta”, alegó.

Hugo M. aclaró que se entrega para ejercer su derecho a la defensa y se declaró totalmente inocente. “Nunca he cometido un ilícito en mi vida. He llevado una vida tranquila durante mis 58 años”.

Añadió que por inconvenientes de salud -no especificó cuáles- y porque analizaba la situación de su defensa, no se puso antes a disposición de las autoridades. Remarcó que no hubo lavado de activos en la matriz del balompié nacional.

Pedro V. sostuvo que no podían precipitarse, pero ahora se aferrarán a todos los mecanismos de justicia que les permitan sostener su libertad.

Tras ser registrados, los inculpados fueron trasladados a un sanatorio (probablemente de la Policía Nacional), donde se les hará una revisión médica, que dará constancia de su estado de salud al ingresar a la prisión preventiva.

Después retornarban a la unidad de la Policía Judicial de Pichincha donde estaban registrados para que se elabore el parte correspondiente. Dicho parte era puesto en conocimiento de la jueza Cevallos, quien dispondrá el centro de detención donde pasarán la prisión preventiva. Mientras eso ocurría, los procesados tenían que permanecer en la prevención de la Policía Judicial de Pichincha.

Sobre la audiencia de juzgamiento del 26 de este mes, comparecerán Luis Ch., Hugo M. y Pedro V., estos últimos esperan que dentro de este capítulo procesal se les otorgue un fallo favorable y queden en libertad.

El Ministerio Público también ha convocado entre sus testigos a Vinicio Luna, sobre el cual, Mauricio Garrido desmintió que haya acusado de algo o hablado mal de Luis Ch., y viceversa. Por la cantidad de testigos y documentos, se estima que la audiencia demore más de 3 días.

Adelantó que como defensa, están llamados a dar testimonio todos los miembros del comité ejecutivo de la FEF, porque el  Ministerio Público sostiene la tesis de que el caso es institucional, ya no personal de Luis Ch.

“Todas las acciones de la FEF fueron validadas por las personas que conformaban el comité ejecutivo y el congreso de fútbol; todos estos dirigentes conocían lo que pasaba, pero, en principio, la justicia se enfocó en contra de Luis Ch. Es un tema institucional, así se demostró dentro de la indagación de la Fiscalía, que al igual que la Unidad de Análisis Financiero y el Servicio de Rentas Internas, jamás pudieron demostrar que un solo centavo de origen ilícito haya llegado a las cuentas de Luis Ch.”, argumentó.

Tendrán que brindar su testimonio, entre otros, Carlos Villacís, presidente de la Ecuafutbol y Álex de La Torre, vicepresidente, quienes trabajaron con Luis Ch. cuando estaba al frente de la FEF. “No pueden negarse a asistir, de lo contrario, la fuerza pública los obligará a hacerlo”, enfatizó.

Los defensores del exmandamás del balompié tricolor también siguen de cerca las averiguaciones que aplica en torno a su cliente la justicia de Estados Unidos, de la cual no se sabe todavía una conclusión final. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: