Hinchas, entre los tours y el “mochileo”

10 de abril de 2011 - 00:00

Restan 81 días para el inicio de la cuadragésima tercera edición de la Copa América, que este año se desarrollará desde el 1 de julio en Argentina. En las 10 naciones sudamericanas el ajetreo de los aficionados por averiguar y reservar paquetes de viaje hasta las ciudades sedes es constante.

En la capital ecuatoriana eso puede apreciarse. Ya sea por internet o vía telefónica, los aficionados al fútbol buscan las alternativas que les brinden la posibilidad de observar el desempeño de la Tricolor en el torneo y al mismo tiempo hacer turismo en suelo “albiceleste”.

De momento son pocas las personas que ya han asegurado su cupo en uno de los paquetes que se ofertan en el mercado.

Según Gonzalo Paladines, propietario de la agencia de viajes Solcaribe, hay interés entre los compatriotas por asistir a este evento futbolístico, pero no se lo expresa todavía apartando oficialmente los cupos; todo queda, hasta el momento, en averiguaciones.

“Conforme se acerque la fecha aumentará la demanda”, acota. “Siempre a último momento se deciden. Hoy muchos preguntan, pero son mínimas las reservas confirmadas. Lo han hecho sobre todo empresas particulares”. Paladines prefiere guardar la confidencialidad de esas compañías, que  buscan sobre todo promocionar sus productos a través de sorteos. En su oferta se estipulan alrededor de 480 cupos. El 15% ya está comercializado. Son 3 aviones chárter en la compañía TAME. En cada uno hay capacidad para 160 pasajeros.

Pero si esperaba compartir el vuelo con los seleccionados nacionales, olvídelo. En ninguno hay la posibilidad de tenerlos como compañeros de viaje. La única razón es la diferencia del día en el que el equipo se desplazará. La selección que comanda el colombiano Reinaldo Rueda irá desde la última semana de junio, cuando los chárter ni siquiera han tomado pista.

Los paquetes que maneja Solcaribe, así como Dinviajes, Continentur, Euroviajes, Metropolitang Touring, entre otras, contempla una estadía promedio de 5 días, con valores que van entre 2000 y 3000 dólares. Todo depende de la habitación, sencilla o doble.

A esos valores se deben agregar alrededor de 350 dólares por combustible, y según la agencia, una suma igual por impuestos de mayorista y de salida de aeropuertos.

“La diferencia radical entre el vuelo chárter y uno comercial es el traslado. En el primero se va directo porque se alquila el avión para un destino determinado sin importar el número de personas que lleve. El comercial debe ir lleno y cumplir escalas que hacen más largo el trayecto”, refiere Juan Albán, asesor de Turismo en Euroviajes.

En varias alternativas de viaje se manejan por separado los tres cotejos de la selección. Eso en razón de la diferencia de días que existe entre el primer y último partido que tendrá Ecuador en la primera fase del grupo B. El debut “tricolor” está señalado para el 3 de julio ante Paraguay, mientras que el 9 mide a Venezuela.

El 13 termina ante Brasil, y ese compromiso es el más ofertado por todo lo que representa el pentacampeón del mundo. Por eso consta en dos paquetes de turismo. La restante opción contempla el cotejo de semifinales y la final de la Copa América. “Existen personas que no necesariamente desean acompañar a la selección sino disfrutar del fútbol y por eso tienen esta alternativa”, refiere Elena Liut, asesora de turismo en Dinviajes.

En estas opciones solo se incluye el desayuno. El almuerzo y la merienda corren por cuenta del aficionado, por lo que deberá adicionar al menos 40 dólares diarios para cubrir la alimentación. Y la mitad  (20 dólares) si anhela conocer algún punto de la ciudad que no especifica el viaje y necesite transporte.

Una propuesta más cómoda

Hay dos opciones que manejan toda la participación de la Tricolor en la primera parte del grupo B. Ritosturisa y Sumundo. La diferencia con las anteriores es la utilización de aviones comerciales en lugar de los chárter. Eso disminuye considerablemente el valor.

La primera alternativa es la más económica del mercado y la más larga. Empieza el 1 y termina el 17 de julio a un valor de 1.995 dólares. Aquí, a más de las entradas para las localidades de preferencia de los encuentros ecuatorianos, se incluyen las 3 comidas diarias y un viaje en autobús hasta Montevideo (Uruguay). Germán San

Martín es el gerente propietario de la operadora Ritoturisa, quien justifica sus precios porque desde inicio de año compró los pasajes comerciales directamente a la aerolínea LAN. Sus opciones contemplan hospedajes en habitaciones dobles y triples. No hay individuales.

“Los hoteles que ofertamos no son los mejores, pero bastante adecuados para una estancia cómoda, de 4 y 3 estrellas. Además nuestra relación con otras operadoras de la localidad nos ayuda para tener el mejor precio del mercado”, cuenta San Martín, quien además destacó que ya tiene vendidos 60 cupos de los 80 disponibles.

La segunda opción de Sumundo va del 2 al 17 de julio y maneja como pago mínimo 3.169 dólares, con hospedaje en una habitación triple. La individual se la comercializa en 5.426. En esta agencia se oferta solo  un desayuno. Por lo que deben agregarse alrededor de 500 dólares para la alimentación de 15 días.

De momento existe una mayorista de turismo, Moontravel-Maxitravel, avalada por la Federación Ecuatoriana de Fútbol, para distribuir  800 entradas a la Copa América a través de los distintos paquetes turísticos que se ofertan en las agencias, que sirven de intermediarias.

Por ello el precio, aunque se trate del mismo paquete, varía, según los desembolsos extras que por comisiones e impuestos establezca la operadora elegida.

La última alternativa para el aficionado es viajar por su propia cuenta a Buenos Aires  y aventurarse en la búsqueda  de entradas y hospedaje barato. El mes de julio en Argentina coincide con la época invernal y por realizarse ahí deportes de nieve como el sky, la demanda aumenta y los precios suben. En promedio solo por el pasaje deberá cancelar alrededor de 800 dólares.

En ninguna opción, por lo limitado del tiempo, se incluye el paseo obligado por el mítico museo de la “Pasión boquense” y el tour en la Bombonera, en el barrio La Boca de Buenos Aires.

Si es de su interés conocer este emblemático lugar necesita alrededor de 30 dólares para cancelar las entradas. Hay un visita normal que cuesta 7 dólares y una express de 9. El recorrido por el estadio la Bombonera asciende a 10 dólares.

Opciones de bajo costo

Pero no siempre viajar en un tour cuesta tanto. Danilo Rodríguez busca la forma de estar con la selección de una manera en la que no tenga que desembolsar mucho dinero.
“Estoy averiguando para ser líder de un grupo”, manifiesta Rodríguez, así las compañías de viajes me hacen un descuento, pero estoy analizando las opciones”.

El plan de Danilo, quien trabaja para una empresa de un producto de consumo masivo, es conseguir varias personas y promocionarles un tour, así su viaje saldría sin costo, claro, dependiendo del número de clientes que tenga. “He preguntado en varias agencias de viajes y estoy reuniendo la información. Debo tener todo listo para exponerles a mis amigos los costos del viaje, ojalá todo salga bien y pueda irme a la Copa América, a apoyar a la selección y sobre todo para así conocer Argentina”.

Una de las empresas en las que averiguó Rodríguez fue Solcaribe. “Ellos me dijeron (vía telefónica) que debo conseguir a 30 personas para arreglar mi viaje; es una cantidad muy alta, ojalá se bajen un poquito en eso, sino me tocará pagar algo para poder irme, claro que esa es la última opción que espero manejar en este viaje”.

“Como sea me voy”, fue la expresión de José Vásquez al preguntársele  si ya tenía lista la forma de viajar a Argentina para asistir al torneo continental.

“Mire primo, ya tengo cansada a mi mujer de tanto decirle que me voy a Argentina con la selección. Vi los tours y no me convencen, son muy caros, lo más seguro es que me reuna con unos tres panas y me vaya en bus (Ormeño)”, comenta José, quien trabaja de manera independiente como dueño de una bananera.

Barcelonista como dice él: “de toda la vida y hasta la muerte”, indica que no quiere irse más de 10 días al país “albiceleste”, pero si amerita, “me quedo todo el mes. Depende primero de si me voy en bus, ahí son 10 días menos. Asimismo, hay que ver si Ecuador clasifica, si es así, me quedo de largo”, expresa el hincha de 33 años.

Agrega que su presupuesto para irse a suelo “gaucho” es de “ cerca de luca y media (1.500 dólares), ojalá me alcance para estar allá y seguir a la selección, vamos a ver qué pasa”.

Una de las opciones que Vásquez tiene para reducir costos es un conocido que tiene en Argentina. “Un pana  vive allá hace tres años; estudia periodismo y me dijo que sí tengo chance para quedarme donde  vive”.

Para llegar a Argentina en bus, el costo es de 270 dólares, solo de ida, en transportes Ormeño. Los buses son semi-cama. El viaje dura cinco días y solo hace una parada larga, de una noche, en Lima; luego, solo se detiene para que los pasajeros coman algo. Suena pesado, pero, seguramente, algunos ni sentirán el trayecto, afiebrados de fútbol.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP