Ensayos y más ensayos...

31 de agosto de 2011 - 00:00

Quiero ser optimista. Me declaro partidario de mi selección, estoy convencido de que cuando gana la “tricolor” ganamos todos.

Deseo ver siempre triunfadores a nuestros jugadores y saliendo por la puerta grande, pero ese positivismo  no me puede apartar de la realidad. Considero que,  con una óptica diferente, que no significa oposición, argumentando y manteniendo una crítica constructiva, se puede aportar a que el fútbol ecuatoriano continúe por la senda de la victoria. 

Me preocupa que en la convocatoria de Reinaldo Rueda para los dos últimos ensayos de cara a las eliminatorias al Mundial Brasil 2014 (en cuarenta días más debutaremos ante Venezuela en el Atahualpa), el colombiano mantenga algunas inconsistencias, lo que lleva a pensar que mantiene serias dudas y peor aún, daría la impresión de que no ha logrado un conocimiento total de la realidad de los jugadores ecuatorianos, ni ha podido establecer y compaginar con la dirigencia de la FEF las políticas a implementar para buscar las mayores posibilidades que lo conduzcan al éxito que, en este caso, no es otro que clasificar a la próxima cita mundialista.

Desde esta columna hago votos porque el trabajo, el apoyo y otros factores que puedan sumarse, contribuyan a lograr el objetivo propuesto y volver a disfrutar con la presencia del combinado nacional en una Copa del Mundo.

Entre el 2 y 6 de septiembre la mayoría de selecciones buscará aprovechar estas fechas “fifas” para realizar los últimos ajustes y dejar a punto a sus planteles, para iniciar el duro camino de las eliminatorias.

Para aquello han convocado a sus mejores elementos, aquí surge la primera interrogante: ¿Por qué Rueda no convoca a los jugadores que militan en el viejo continente? Esta pregunta da paso a la segunda:  ¿Podemos darnos el lujo de no contar en estos dos últimos ensayos con Antonio Valencia, Christian Noboa, Felipe Caicedo? ¿De no brindarle ninguna oportunidad a Montero, que al parecer, con Rueda no la tendrá? Solo para establecer una comparación, Colombia para sus amistosos con Guatemala y Jamaica ha convocado a todos sus “europeos”. Sobre esta decisión de no citarlos, el DT no ha dado explicación alguna.

Otro aspecto que nos genera confusión es la convocatoria de algunos elementos, que previo a la  disputa de la Copa América, fueron piezas clave en los trece amistosos y  que luego no fueron considerados para el torneo más antiguo del mundo: Isaac Mina y Juan Carlos Paredes, por citar a dos. Otros en cambio, que formaron parte de la nómina en Argentina, ahora no aparecen en la lista.

En esto quiero ser claro, me parece que algunos no mostraron el nivel para vestir la casaquilla “tricolor”, ni antes, ni ahora, pero igual fueron citados. ¿No se perdió tiempo y recursos con tantos ensayos?

En esta nueva convocatoria aparecen algunos nombres que nunca antes fueron considerados, como Marvin Pita, Eduardo Morante, Juan Luis Anangonó, entre otros. La mayoría creo que se ha ganado la convocatoria con méritos propios, la inquietud es por qué no recibieron la oportunidad antes y no ahora con la presión y urgencia que demanda el cada vez más próximo debut en la eliminatorias.

Otro de los temas recurrentes es el tan mentado recambio generacional. ¿Podemos afirmar que estamos en ese camino, si apenas hay uno o dos nombres en esta lista que pertenecen a la “savia nueva” de nuestro balompié?, ¿por qué no acompañó el seleccionador a la “Mini-Tri” al Mundial Sub 20 de Colombia?, ¿cuáles fueron las razones por las que no estuvo junto a este grupo de jóvenes elementos, que son el futuro y en algunos casos, se constituyen ya el presente del fútbol nacional?, ¿cuándo van a tener su oportunidad?

Estas son algunas de las inquietudes que provocan preocupación, las que seguramente muchos ecuatorianos hinchas de la selección mantenemos. Espero de todo corazón ser yo el que me equivoque, que sea don Reinaldo Rueda el que tenga toda la razón y que con su labor, capacidad, entrega y profesionalismo, nos guíe para hacer realidad el sueño de todo el país, el de estar otra vez en un Campeonato del Mundo.

Ojalá que el tiempo haga realidad esta aspiración a la cual me sumo como un hincha más de mi selección, pero en estos momentos, la objetividad me obliga a ser realista y cambiar el optimismo lamentablemente por la incertidumbre.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:
Medios Públicos EP