El retiro de mallas, en análisis

25 de septiembre de 2013 - 00:00

El Campeonato Nacional de 2014 podría jugarse en escenarios sin mallas que alejen al público de las canchas. Esa es una de las propuestas que analizan la Ecuafútbol, el Ministerio del Deporte y el Ministerio del Interior, para erradicar la violencia en los estadios del país.              

Así lo anunciaron Luis Chiriboga, presidente de la Ecuafútbol; y José Francisco Cevallos, ministro del Deportes, la tarde del lunes pasado, luego de participar en  una reunión interinstitucional.   

Esta sería  una de las principales iniciativas que estarían contempladas en un proyecto de ley que discutiría  la Asamblea Nacional en los próximos días.          

Pero esa  idea no es nueva. El  año pasado, Christopher Whalley, director de seguridad de los estadios en la  Liga inglesa, en su visita a Ecuador, habló sobre esa alternativa.       

Whalley asesoró hace dos años a la dirigencia del fútbol colombiano, donde en la actualidad se juegan los partidos en escenarios sin mallas.

La medida se tomó luego del mundial Sub-20 que se efectuó en el país “cafetero” en 2011. El mismo presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió luego del torneo Sub-20 que los estadios se quedaran  sin mallas. “No debemos dividir al público de los jugadores y eso debemos mantenerlo como una consigna”, exhortó Santos.  

Brasil y México también están retirando el alambrado que divide a los hinchas de la cancha y Chile también estudia tomar esa medida.

David Baquerizo, jefe de seguridad de la Asociación de Fútbol del Guayas, consideró que la medida  ayudaría a mejorar la seguridad dentro de los estadios, pero que debería complementarse con otras acciones, especialmente con una reforma en los estatutos y las leyes. “Aquí deben trabajar conjuntamente el Ministerio del Deporte, Cuerpo de Bomberos, municipios y la Ecuafútbol para poder llegar a la Asamblea Nacional y modificar las leyes”, opinó Baquerizo.

Añadió que el retiro de las mallas deberá ser progresivo y después de que algunos estadios realicen   adecuaciones. “Por ejemplo, el estadio Monumental de Barcelona tiene una fosa que evita que el hincha pueda ingresar fácilmente a la cancha, pero hay otros estadios que deben realizar algunos cambios, para la seguridad de los asistentes”, indicó.

Para el representante de la AsoGuayas, otro de los factores positivos al aplicar esta medida será el espectáculo, debido a que el público tendrá un contacto más directo con el jugador y mejorará  la visión del juego desde las gradas.

Para  Daniel Terán, encargado de la seguridad de Barcelona Sporting Club, la decisión de retirar las mallas de los estadios no es la solución, pero si se la adopta debe estar acompañada de otras acciones, como endurecer las leyes para castigar a quienes generan violencia dentro de los estadios, reforzar a la Policía para que brinde seguridad en los estadios y, finalmente, que los clubes inviertan en equipos tecnológicos, como cámaras y sistemas de grabación, en sus escenarios.   

“Para mejorar la seguridad se deben endurecer las leyes, para que se castigue severamente a los supuestos hinchas que convierten los escenarios deportivos en campos de batalla”, concluyó Terán.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: