Clubes exceden capacidad de endeudamiento

22 de octubre de 2013 - 00:00

La realidad actual del fútbol ecuatoriano está marcada por el contraste. La clasificación de la Selección Nacional a su tercer mundial se contrapone con  las  crisis económicas e institucionales que atraviesan los  clubes que compiten en el Campeonato Ecuatoriano.           

Según un estudio realizado por la Facultad Latinoaméricana de Ciencias Sociales (Flacso), el  endeudamiento de los equipos nacionales hasta julio pasado superaba los 32 millones de dólares. Lo paradójico es que esos equipos que tienen urgencias financieras proyectaron  un presupuesto acumulado de   54  millones de dólares para sostener sus plantillas en esta temporada.         

Pero esas cifras sufrieron un aumento considerable hasta inicios de este mes. En su texto “El fútbol por dentro”, Fernando Carrión, catedrático de la Flacso, asegura que la deuda total de los equipos es  superior a los 49 millones.      

Ese pasivo acumulado está compuesto por deudas con bancos, no pago a futbolistas, a cuerpos técnicos y a personal administrativo, crecientes compromisos económicos con la Ecuafútbol, proveedores que no pueden cobrar, juicios  laborales perdidos o en proceso, no cancelación de los tributos propios como tampoco de los que cobran los clubes como agentes de retención, altos niveles de corrupción y no cancelación de las transferencias de los deportistas a los clubes que los venden, la mayoría de las cuales son a corto y mediano plazo.     

El análisis de Flacso revelaba que ocho  de  los 12  clubes  de  la  serie  A  del fútbol ecuatoriano arrastran  déficits. En la actualidad también Universidad Católica acusa problemas financieros. Solo Emelec, Independiente del Valle y Deportivo Quevedo mantienen sus finanzas sin sobresaltos, sus presupuestos  están ajustados a su realidad económica.

Populismo financiero

Carrión manifiesta que la crisis del balompié nacional no es de ingresos, sino de egresos. “Según la información que se  tiene, la economía del país creció en un 4,5% en los últimos cinco años; mientras la economía del fútbol creció tres veces esa cantidad, eso significa que no  existe una planificación adecuada en los clubes”, dice.  

Los clubes superan su capacidad de endeudamiento, contratan futbolistas que les cuestan más de lo que pueden pagar. No existe equilibrio en el manejo financiero.

En esto influye mucho el marco institucional, un modelo donde los clubes son utilizados por organizaciones como fideicomisos y grupos empresariales, que son quienes gozan de rentabilidad.  

Estas organizaciones, al invertir, por ejemplo, en la incorporación de algún elemento, al final se quedan con la carta pase  del exponente y descapitalizan a la entidad deportiva. De esta manera los clubes se quedan sin  retribución económica. Este inconveniente se ha evidenciado en, prácticamente, todos los clubes.  

DATOS

Pese a su situación, Deportivo Quito no se ha declarado en bancarrota. La insolvencia le impediría continuar con los servicios del goleador argentino Federico Nieto.  

A juicio de Fernando Carrión, a cargo de los clubes no deben estar simples hinchas, sino personas que conozcan de  administración y estrategias de marketing.  

Deportivo Cuenca ya sobrevivió a una crisis económica en 2008. Ser el ídolo de Azuay y permanecer en la serie A no le garantiza contar con grandes auspiciantes.     

Universidad Católica lamenta el mal momento de Barcelona y Liga de Quito, rivales con los que no tuvo buenas taquillas.     

Los torneos internacionales constituyen un remanente de ingresos para los clubes.
Al ahondar su lectura, el experto cita que otro gran inconveniente es el comportamiento de los directivos en el mercado nacional y en el mercado externo; en este último también constan los jugadores ecuatorianos que retornan de otros países y resultan caros para los elencos nacionales.

Ese es el caso del defensa central Jorge Guagua, quien en 2012 cambió del Atlante de México al Deportivo Quito. O del volante Michael Arroyo, que pasó del mismo club mexicano al Barcelona de Guayaquil.

En este punto, Carrión distingue una diferencia entre los clubes más populares y los considerados “chicos” o no tan tradicionales. Los clubes grandes solo tienen presente y, por lo general, prefieren contratar a jugadores en formación o que ya están formados, lo hacen a conjuntos que figuran de media tabla para abajo, eso les resulta más rentable que formar a un futbolista.

También prefieren incorporar a un jugador extranjero para luego transferirlo. Si uno de estos representativos está en algún torneo internacional y adquiere a un elemento de Argentina, Paraguay, Uruguay, etc., en 400.000 dólares, esa vitrina posibilitará que el exponente sea transferido por 600.000 dólares, siendo un negocio rentable, al contrario de lo que gana por un jugador formado, que no supera, conforme a Carrión, un 5% de utilidad. No obstante, si el foráneo no rinde lo esperado, el precio de venta  repercute en el club.

Un factor determinante en el armaje de presupuestos es la renta de los derechos de televisión, cuya negociación a partir de este año ya no le corresponde a los clubes, sino a la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).  

Directivos como Esteban Paz (Liga de Quito) exteriorizan su inconformidad porque no decidieron  el costo de la imagen del club en televisión. A eso se suma, precisa Carrión, que la participación de un canal de cable, que oferta un paquete por la transmisión de todos los partidos de la primera A, estaría disminuyendo las taquillas. Es decir, los aficionados prefieren invertir por ese servicio  y no ir a los estadios.

Oswaldo Paredes, gerente deportivo de Universidad Católica, comparte esa preocupación. No sabe si en 2014, por la buena campaña realizada hasta la fecha en 2013, el cuadro “camarata” merezca una cifra más alta por concepto de sus derechos de transmisión televisiva.

Añade, además, que el estar en el pelotón puntero le ha traído dificultades financieras. Si bien Católica, ascendido a la A en 2012, quería mantener la categoría, tampoco esperaba pelear por los primeros lugares, eso ha requerido subir en un 60% el rubro de premios a la plantilla principal.

Replanteamiento

A criterio de Carrión es fundamental que los clubes ecuatorianos replanteen sus estrategias para captar ingresos y no busquen a un “salvador” que a través de su chequera esté dispuesto a subsanar los déficits.

Es necesario revisar el comportamiento de los dirigentes y las estructuras institucionales. Los presupuestos deben ser aprobados por los directorios de los clubes y reflejar sus posibilidades.

Urge, además, que la FEF replantee su relación económica con los clubes. No es congruente que mientras la FEF tenga enorme éxito financiero debido a la venta de publicidad, derechos de televisión y que solo por taquilla en las recientes Eliminatorias se haya embolsado 8,2 millones de dólares, sus filiales atraviesen una crisis. “Son los clubes los que forman y aportan a los jugadores para la Selección mayor y las juveniles. No sabemos si reciben algo o cuánto reciben en razón de eso”, reflexiona el investigador.

Los déficits  también se extienden a los combinados de la primera categoría B, que, al protagonizar un torneo menos atractivo, tienen contratiempos para pautar con grandes auspiciantes y atraer a los estadios a sus aficionados. Grecia de Chone, Técnico Universitario de Ambato, Universidad Técnica de Cotopaxi, Deportivo Azogues y Olmedo de Riobamba atraviesan un año duro, en el que sus directivos deben ingeniárselas para paliar los déficits.

SOLUCIÓN A LARGO PLAZO EN DEPORTIVO QUITO

La nueva directiva de Deportivo Quito, encabezada por Eugenio Romero, se reunió con el primer equipo y el cuerpo técnico para informarle sobre los objetivos de su gestión. La solución a las deudas no será a corto plazo y en 2014 se reducirán los techos salariales.

Según el antecesor de Romero, Fernando Mantilla, a los deportistas se les pagó hasta abril. El déficit de la entidad “chulla” bordea los 4’000.000 de dólares. El egreso por concepto de salarios sería de 350.000 dólares al mes.

CATÓLICA LE DEBE UN MES Y MEDIO A JUGADORES

Oswaldo Paredes, gerente deportivo de Universidad Católica, puntualizó que la buena campaña del “trencito azul”, segundo en la tabla de posiciones detrás de Emelec, provocó un alza del 60% en el pago de premios y un 20% en el de concentraciones.

Estos incrementos elevaron el presupuesto del club de 2,8 a 3 millones de dólares. Por ahora existe un retraso de un mes y medio en los sueldos; en premios está  al día. Del presupuesto total, el 70% se destina a cancelar honorarios de los deportistas.

EN MACARÁ NO COBRAN DESDE AGOSTO

Macará empezó la temporada 2013 con un presupuesto de 2,5 millones  de dólares y una deuda total  de 1,5 millones por diferentes conceptos. Según Miller Salazar, presidente del club ambateño, la plantilla ha cobrado sus sueldos hasta el mes de agosto, pero la falta de financiamiento le ha impedido a la dirigencia ponerse al día con los compromisossalariales.

El dirigente del conjunto “celeste” confirmó además que hasta finales de este año el déficit acumulado del club será superior a los dos millones de dólares.

BARCELONA AÚN TIENE CUENTAS EN ROJO

A 15935.267 dólares asciende el déficit económico que arrastra Barcelona SC, según el informe presentado por la empresa PKF durante la asamblea extraordinaria que se desarrolló en enero de este año. La auditoría realizada por dicha entidad  abarca desde el 2007 hasta el 30 de junio del  2011.

Este fin de semana trascendió que la dirigencia le adeuda a la plantilla los dos últimos meses de sueldos, pero esto no se confirma o descarta aún. Esa deuda habría generado los reclamos de los jugadores el fin de semana pasado.

EL NACIONAL NO DISMINUIRÁ SU DÉFICIT ESTE AÑO

La dirigencia del elenco de las Fuerzas Armadas es cauta en sus expresiones. No desea hacer oficial la cifra de déficit que tendrá hasta fin de esta temporada. Sin embargo, según algunos exdirigentes, es probable que el déficit de 4 millones sea superior al final del mandato de Hugo Villacís.

Al momento les adeudan a los jugadores entre 3 y 4 meses de sueldo. ”Seguimos haciendo gestiones para encontrar los recursos que nos permitan solventar las deudas que tenemos con los jugadores”, dijo el presidente del club.

EL PRESUPUESTO DE LDU BAJARÁ EN UN 50%

El presidente ejecutivo de Liga de Quito, Esteban Paz, fue enfático en señalar que si su plantel no accede a la disputa de un torneo internacional en el 2014, el presupuesto disminuirá totalmente. “Ahí sí las cosas cambiarán porque los ingresos serán menores y debemos ajustarnos a eso”.

Según el directivo, el recorte presupuestario será del 50% en relación a esta temporada. “El que quiera quedarse en Liga de Quito para el próximo año tendrá que ajustarse a la realidad”, advirtió Paz. El presupuesto del equipo “albo” este año es de $ 8’000.000.

LIGA DE LOJA SE APURA PARA RECUPERARSE

Hasta diciembre pasado el déficit del equipo de la “Garra del oso” era de $ 22.758,02. Así consta en el informe económico del 2012 que divulgó la dirigencia del club a mediados del año en curso.   

Los ingresos del equipo el año pasado sumaron $4’200.692,27, cifra que toma en cuenta hasta el mínimo rubro de ingresos que tuvo la institución. Sin embargo, los egresos del conjunto son altos, especialmente en lo que respecta a transporte aéreo y hospedaje cuando juega de visitante. Los dos suman $361.955.07.

EL CUENCA AÚN TIENE DEUDAS CON JUGADORES

El 8 de octubre pasado el presidente del Deportivo Cuenca, Fernando Muñoz, reconoció que el equipo se encuentra en crisis financiera por falta de ingresos.

Esos “apuros” económicos del cuadro “morlaco” se reflejaron en la decisión de los jugadores de no entrenarse durante un día hasta que la dirigencia no les cancelara los tres meses de sueldos que les adeudaban.

El problema tuvo una solución parcial debido a que, según Muñoz, se les canceló un mes de sueldo y existe un convenio para que el pago de la deuda sea progresivo hasta finales de año.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: