Ecuador, 01 de Junio de 2023
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

2013, año memorable para el deporte adaptado

2013, año memorable para el deporte adaptado
22 de diciembre de 2013 - 00:00

Jesús Vélez nunca imaginó que su costumbre de recorrer las calles de El Empalme (Guayas)  en su triciclo le reportaría la mejor oportunidad de la vida: convertirse en un atleta adaptado de alto rendimiento.  

Cierto día, mientras paseaba por esa localidad, Byron López, presidente del Comité Paralímpico Ecuatoriano (CPE), lo observó y se percató de su potencial deportivo. Luego de charlar un rato le propuso someterse a algunas pruebas.

Después de una semana en Quito, Jesús pasó las evaluaciones y aceptó afiliarse a la Federación Ecuatoriana de Deportes para Personas con Discapacidad Física (Fedepdif).

López  no se equivocó. En poco más de un año Vélez perfeccionó su técnica y se convirtió en el exponente ecuatoriano con mayor proyección dentro del atletismo para personas con discapacidad física. En los Juegos Juveniles Parapanamericanos Buenos Aires 2013, que se celebraron del 13 al 20 de octubre pasado, obtuvo 2 medallas de oro, una en los 3.000 metros planos y otra en los 400 metros.   

Esos logros confirmaron las buenas condiciones de Jesús en la actividad física, pues días antes en Sao Paulo (Brasil), durante el Circuito Loterías Caixa de Atletismo, se  había colgado las preseas doradas de los 400, 1.500 y 5.000 metros llanos.

Pero lo importante no solo se reflejó con títulos, su incursión en el deporte también le permitió ayudar a su padrastro, José Holguín (albañil), y a su madre, Alexandra Saltos (quehaceres domésticos), quienes pese a la falta de recursos económicos siempre lucharon por cubrir sus necesidades elementales. Ahora es él quien, gracias a la ayuda económica del Gobierno Nacional, les extiende una mano.   

DATOS

Piero Molina nació en Esmeraldas hace 15 años, actualmente reside en Palma de Mallorca (España).

Brasil (209 medallas), México (155) y  Argentina (133) ocuparon los 3 primeros lugares de los Juegos  Parapanamericanos.

Antonio Guevara, vicepresidente de Concentración Deportiva de Pichincha, no ‘autorizó’ a Diario EL TELÉGRAFO para ingresar al estadio Atahualpa y entrevistar a los chicos con discapacidad intelectual.

Los exponentes fueron entrevistados en la calle. El Presidente de la Fededi calificó de discriminatoria la actitud de Guevara
Jesús cuenta con la beca C del Plan de Alto Rendimiento del Ministerio del Deporte, que le permite recibir una mensualidad de 950 dólares. Por ahora su prioridad es el atletismo, para mantener la beca o mejorarla debe reportar mejores resultados. Lo siguiente será retomar los estudios, solo aprobó hasta octavo de básica. Su anhelo es terminar el bachillerato y después hacer carrera en arquitectura.  

Consolidación

A juicio de Byron López, el descubrimiento de exponentes como Vélez fue posible por la nueva estructura del deporte paralímpico en el país, que desde 2012 cuenta con federaciones ecuatorianas en cada discapacidad (intelectual, visual y física) y con el CPE.

Este nuevo organigrama tiene 3 propósitos fundamentales: masificar la práctica deportiva en los ciudadanos con discapacidad, trabajar desde las divisiones formativas y apoyar a las figuras de alto rendimiento.     

En 2013 cada federación organizó sus Juegos Nacionales con competencias en las categorías  infantil, juvenil y absoluta, y aportó a sus talentos para la primera participación de Ecuador en unos Juegos Juveniles Parapanamericanos.       

La delegación ‘tricolor’ que se desplazó a Argentina intervino en atletismo, natación y tenis de mesa;  consiguió 16 medallas: 7 de oro, 2 de plata y 7 de bronce, y se situó en el sexto puesto del medallero, entre 15 naciones inscritas.  

El exponente nacional con mejores resultados fue el nadador Piero Molina, quien se adjudicó 4 galardones de oro y 1 de bronce, una actuación sin precedentes en la historia del deporte ecuatoriano a escala paralímpica.

Piero, cuyo registro pertenece a la Fedepdif, subió a la grada 1 del podio en los 100 metros espalda, 100 metros libre, 400 metros libre y 50 metros libre. La presea de bronce la levantó en los 50 metros mariposa.

En las lides para chicos con limitaciones físicas también destacaron los microtenistas Gabriel Salazar y Carlos Carrera. Salazar alzó una presea de oro en el torneo individual varones de la categoría TT8 (severa deficiencia en una o ambas piernas) y Correa se aseguró el bronce en la serie TT10 (Función normal en el brazo activo).

Cifra
174.846 dólares destinó el Ministerio del Deporte para la participación de Ecuador en los Parapanamericanos
El aporte de los representantes de la Federación Ecuatoriana de Deportes para Personas con Discapacidad Intelectual (Fededi) se resume en 4 reconocimientos, 3 en atletismo y 1 en natación. Maritza Yangua se hizo con la medalla de plata en los 1.500 metros femeninos de la división sub-6; Steeven Cueva logró el bronce en los 1.500 metros masculinos sub-16, mientras Johnny Córdova se aseguró el bronce en los 1.500 metros de la serie menores.

En natación, Jordan Abad tributó a la nación una presea de bronce en los 100 metros espalda. A criterio de Juan Carlos Araujo, presidente de la Fededi, un aspecto importante de los Juegos Parapanamericanos constituyó el sistema de calificación, a través del cual no se premió por el orden de llegada a la meta, sino por el cumplimiento de un porcentaje del récord mundial de cada prueba.

Si un deportista llegaba en primer lugar, pero no cubría el tiempo requerido, no obtenía medalla, situación que tornó más competitivos los campeonatos.  

“Estoy orgullosa de la medalla de plata que sacó mi hija, es la primera vez que sale del país”.
Vilma Yangua  
Madre de la deportista Maritza Yangua.
Luis Angos, entrenador del nadador no vidente Kevin Freire, concuerda con esa opinión, explica que en natación para ganar el oro, la plata o el bronce se debía cubrir el 80, 70 y 60% de la marca mundial orbital, respectivamente. El tiempo de Freire (1 minuto con 43 segundos) le sirvió para hacerse del bronce en los 100 metros espalda.

En esta disputa, al no marcar ninguno de los competidores el crono equivalente al 80% del récord mundial, no se entregó la presea dorada. Perdigao Maia de Brasil arribó primero a la meta, mas su tiempo solo le sirvió para recibir la plata.

El ‘botín’ ecuatoriano se llenó con los metales preciosos del atleta invidente Miguel Montalvo, merecedor de la plata en los 200 metros llanos y del bronce en los 100 metros planos.

Contenido externo patrocinado