Buen Sentir

¿Por qué la comida japonesa es tan saludable?

- 17 de septiembre de 2016 - 00:00
Comer al estilo japonés es saludable y provee nutrientes que retrasan el envejecimiento celular. Muchos japoneses se ven jóvenes para su edad.

La alimentación en Japón es parte de la receta para la longevidad. Su dieta está claramente relacionada con su salud.

Para nadie es un secreto que una de las razones de la larga vida en Japón es la comida. De hecho, su alimentación es considerada una receta para la longevidad. Según la página web japan.org, los japoneses poseen la esperanza de vida media más larga del mundo, unos 78 años para los hombres y 85 años para las mujeres.

La dieta está claramente relacionada con la salud, por lo que no cabe duda de que la alimentación que han llevado los japoneses a lo largo de los años es un factor determinante en la promoción de una vida duradera.

La dieta tradicional japonesa, parte de la cultura tradicional del país desde tiempos remotos, atrae cada vez más la atención de todo el mundo, especialmente de Occidente. Comer al estilo japonés es saludable y provee muchos nutrientes que retrasan el envejecimiento celular.

Gracias a esa dieta, los japoneses han retardado el proceso de envejecimiento más que cualquier otro grupo poblacional de la Tierra.

Incluso, algunas personas parecen realmente jóvenes para su edad, por muy avanzada que sea esta. La base: arroz, sopa y 3 platos complementarios. La dieta japonesa está basada en una idea conocida como ichi ju san sai —3 guarniciones que acompañan una sopa de miso (que se compone de 2 ingredientes esenciales: dashi, que es la base de la sopa y miso (pasta aromatizada de soja)—. Los ingredientes más utilizados son el tofu en forma de cubitos, las algas wakame y cebolleta o puerro. Puede llevar otros ingredientes como verduras, carnes, pescados o setas. Las 3 guarniciones constan de un plato importante y otros 2 menores. Este modelo fue desarrollado en el período Muromachi, en los siglos XIV a XVI, convirtiéndose en el estándar que se conoce hoy en día.

El plato principal no lleva proteínas vegetales, a menudo es de pescado. Este pescado se podría servir crudo, en sashimi o cocido o a la parrilla, con un gran número de recetas. Uno de los 2 platos menores, generalmente sazonados, puede presentar patatas satoimo, nabo blanco daikon, zanahorias, raíz de bardana, o algas kombu.

El otro plato menor puede incluir natto (soja fermentada), tofu, judías cocidas, verduras cocidas en un caldo de soja, o ingredientes sazonados con vinagre endulzado. Las comidas siempre cuentan con encurtidos, quizá vegetales en una pasta de arroz o encurtido de albaricoque japonés.

Estos ingredientes dependen, por lo general, de la estación del año, ya que a los japoneses les encantan los productos de temporada.

La comida japonesa también es conocida porque no engorda. Así, por ejemplo, el sushi es considerado una cocina ligera que aporta platos sanos, con pocas calorías, ideales para quienes tienen problemas de peso.

Si bien los restaurantes japoneses son una buena opción cuando se trata de seguir una dieta saludable, escoger los alimentos erróneos puede llevarle a comer no tan sano.

Por eso, se sugiere pedir un vaso de agua o una taza de té verde caliente en lugar de bebidas azucaradas. Como primer plato, lo mejor es escoger una ensalada como la de algas, de pepino o una sencilla ensalada de la casa.

Muchas combinaciones de comida incluyen, aparte de una pequeña ensalada, la sopa de miso, que también es una buena opción baja en calorías. Es preferible evitar, a toda costa, los extras que incluyen salsas basadas en mayonesa, saki, cócteles, aperitivos fritos y postres, los cuales pueden elevar las calorías de una comida.

También se aconseja comer todos los platos con palillos chinos, ya que estos hacen que las personas coman más despacio y, al mismo tiempo, permiten que el estómago se dé tiempo de notar que está lleno, lo cual reduce las posibilidades de comer más. También es necesario escoger platos principales con proteínas magras y muchos vegetales.

Los menús japoneses usualmente tienen muchas opciones de pescado, en los que se incluye el sashimi (cortes de pescado crudo) que es un plato principal alto en proteína. Es posible alternar entre el sushi tradicional y piezas de sashimi. Si no le gusta el pescado crudo, escójalo a la parrilla, también puede probar con camarones o pollo. Evite platillos capeados y fritos, como el tempura y busque aquellos que incluyan varios tipos de vegetales.

De igual manera, los alimentos no se clasifican por el lugar que ocupan en una comida, sino por el método de cocción.

Por ejemplo, los elaborados a la parrilla, alimentos hervidos, cocinados en hornillos en la mesa, los rebozados en pasta y fritos, pescado crudo en fetas.

Es típico el arte de cortar el pescado con cuchillos afiladísimos y con cortes magistrales. A veces sacan delgadísimas lonchas que parecen artificiales de tan iguales que son unas a otras.

Las algas desempeñan un papel importante en la cocina japonesa, especialmente en el caldo básico.

La soja, en sus distintas versiones, es tan importante como la salsa de soja, las judías agrias y alubias rojas y blancas en puré. Quizá sea el sukiyaki, plato nacional, el más conocido y más familiar; es a la vez, de los más apetitosos. Se llevan a la mesa todos los ingredientes se colocan en una fuente de servicio y cada uno lo pone a cocer en una olla de líquido hirviendo. En tiempos pasados, este plato era oficiado en la clandestinidad por los agricultores, ya que estaba prohibido por motivos religiosos.

Son populares y gustan mucho los gyoza, pequeños rollitos de pasta hojaldrada rellenos de carne picada, fritos y luego condimentados con una salsa de soja a la que se agrega vinagre para que resulte picante. El norimahí es arroz al vinagre acompañado con huevos y pepinos y envuelto en una hoja de alga. Un plato tradicional de los más apreciados es el o-sobu, o sea espaguetis de trigo sarraceno con salsa a base de la infaltable soja, que en Japón es como el perejil entre nosotros; aparece en todas partes.

Muy ortodoxo es el plato unagi, anguila al espetón. Sin cabeza y cortada en trozos más bien largos, se pincela la anguila con una salsa de soja azucarada y se coloca sobre un lecho de arroz hervido. La anguila es en Japón tan apreciada, que en la actualidad importan grandes cantidades de estas para comercializarlas cuando lleguen a adultas.

Los ingredientes más utilizados son el tofu en forma de cubitos y las algas wakame.

Fuentes: http://www.ligadealimentacion.com

www.web-japan.org

www.livestrong.com

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: