El escultor nació en portoviejo y está radicado en barcelona

Teddy Cobeña mostrará su arte en Seúl

- 21 de abril de 2015 - 00:00
Detalle de ’Caribbean fish’ (Pez caribe), del escultor Teddy Cobeña, en una de sus muestras en Barcelona, España, a finales del año pasado. Imagen cortesía del artista

El escultor nació en portoviejo y está radicado en barcelona

Apreciar el reflejo del cuerpo humano es una forma de autodescubrimiento que, desde el arte, se acerca mucho a las ciencias exactas.

Hijo de un hipnoterapeuta (David Cobeña) y de una maestra en artes plásticas (Judith Loor), era predecible que un adolescente Teddy Cobeña (Portoviejo, 1973) encontrara la biografía y obra de Leonardo da Vinci en la biblioteca de su casa.

Mirar la obsesiva precisión en los trazos de El Hombre de Vitruvio -junto a las notas anatómicas de su autor- debieron provocarle a Cobeña una admiración que cambió su destino, como ha cambiado el de muchos, en diversos oficios, desde 1492, época en que se plasmó la obra, compuesta por elementos cuya trascendencia sorprende incluso a los anatomistas contemporáneos. Aquellos Diarios de Leonardo Da Vinci le dieron un giro a la vida de Cobeña, un médico-cirujano que empuña un cincel de escultor.

Adicional a su intención de representar cosas reales en cada una de sus obras para transmitir sensibilidades que comúnmente se califican de indescriptibles (figurativismo), en el arte de Cobeña permearon influencias concretas cuando descubrió a Miguel Ángel, Salvador Dalí y Jean-Baptiste Carpaux, no solo en textos de biblioteca sino en sus visitas a París, Londres, Florencia, Venecia, Roma y Atenas.

Su estilo es resultado de ese cúmulo de experiencias que sintetiza, como buen navegante, en una suerte de cuaderno de bitácora, del que solamente son visibles sus obras.

Barcelona (España) lo tiene como residente desde 1999, en esa ciudad ejerce de médico y escultor que combina realismo anatómico, expresión emocional y surrealismo.

El pasado 7 de abril -y durante una semana-, volvió sobre sus pasos a Roma, en donde inauguró la exposición multidisciplinar ‘Renacer’, la cual contiene 7 obras de bronce que forman parte de su colección ‘Joy and Love’ (Alegría y amor), una de ellas premiada, en Madrid, por la Asociación Española de Pintores y Escultores, en noviembre de 2014.

El bronce es la materia prima en que trabaja el artista manabita, con la consecuencia estético-temporal que ese material le otorga a cada obra: ácidos y nitratos en las pátinas del acabado dan la ilusión de un transcurso que torna duras, de color aceitunado, húmedo y reluciente a cada pieza figurativa.

‘You and Me’, en cambio, mezcla la abstracción de un corazón dorado contenido en las manos de un par de enamorados, en un concepto que caracteriza a todo su mensaje.

El próximo desembarco de la muestra de Teddy Cobeña -que tuvo como espectadores a miembros de la realeza española, en marzo pasado- será en el continente asiático, pues fue invitado a la Feria de Arte de Seúl que será en el mes de julio. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: