Hoy se entrega el Premio Espejo en la Presidencia

- 10 de agosto de 2016 - 00:00
De izquierda a derecha. Beatriz Parra (artes), Jorge Dávila Vázquez (letras) y Manuel Cruz Padilla (ciencias) son los galardonados.

Beatriz Parra (artes), Jorge Dávila Vázquez (letras) y Manuel Cruz Padilla (ciencias) son los galardonados.

La soprano ligera Beatriz Josefa Parra Durango ganó el premio Nacional Eugenio Espejo en la categoría de creaciones, realizaciones o actividades a favor de la cultura o de las artes. El escritor Jorge Eduardo Dávila Vázquez obtuvo el galardón en la categoría de creaciones, realizaciones o actividades literarias. Mientras que el investigador oceanográfico Manuel Zenadio Cruz Padilla fue premiado por sus aportes en actividades científicas.

El anuncio de la mayor condecoración a personalidades del arte, la cultura y las ciencias se dio el pasado 8 de agosto, mediante Decreto Ejecutivo Nº 1137, a través del cual el presidente de la República, Rafael Correa Delgado, confirió el Premio Nacional Eugenio Espejo, en su edición 27º.

La ceremonia de premiación será hoy, a las 11:00, en el Salón Amarillo del Palacio Presidencial. Tras 41 años de vigencia, el Premio Nacional Eugenio Espejo, creado el 6 de agosto de 1975, entregó 94 condecoraciones a 84 personas y 10 instituciones destacadas.

Beatriz Parra (Riobamba, l939) ha vivido casi toda su vida en Guayaquil. Y asistió, por idea de su madre, Dora Durango López, al Conservatorio Nacional de Música desde que tenía 9 años.

En l954 fue alumna de canto con Nadine Foster, de ballet con Ileana Leonidof y formó parte del Cuadro Lírico del Núcleo del Guayas de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE). En 1957 obtuvo el primer premio en el concurso ‘Buscando una voz en Ecuador’, que organizó la Cadena Radial Ecuador (CRE). Entonces, la Academia musical Juliart de Nueva York, Estados Unidos, le ofreció una de sus becas anuales, pero no pudo aprovecharla dada su juventud. En 1960, Parra ingresó al Conservatorio de Música Peter Tchaikovsky, en Moscú, donde tomó clases con la maestra Nina Dorliac y en el Conjunto de música antigua.

“Su voz ligera podía alcanzar notas muy agudas y al mismo tiempo poseía la ligereza necesaria del registro”, escribió Rodolfo Pérez Pimentel en su Diccionario biográfico del Ecuador.

En 1965, la artista ganó la medalla de plata de Francia en la ciudad de Tolosa. Un año después se graduó de cantante de ópera y de cámara con mención de excelencia, logró un diploma de honor en el concurso mundial de canto de Moscú, fue solista de la Orquesta de Cámara de esa ciudad, bajo la dirección de Leo Markis, y del Conjunto de música antigua de la misma Filarmónica, dirigida por Andrey Volkonsky.

Beatriz Parra se desempeñó como subsecretaria de Cultura durante el gobierno de León Febres-Cordero, entre  1984 y 1988.

Jorge Dávila Vázquez (Cuenca, 1947) publicó la novela María Joaquina en la vida y en la muerte (novela) y el cuentario Este mundo es el camino, que recibió el Premio  Aurelio Espinosa Pólit 1976 y 1980. El cuentista es autor de Los tiempos del olvido, obra galardonada por la CCE, en 1977.

En teatro, los libretos de Con gusto a muerte y Espejo Roto también fueron galardonados, en 1990. Además de ser doctor en Filología por la Universidad de Cuenca, columnista de opinión y crítico de arte, Dávila  Vázquez ha aparecido en diversas antologías nacionales y extranjeras, con textos traducidos al francés, inglés, alemán, portugués, italiano y hebreo.

Entre las investigaciones de Manuel Cruz Padilla está la de su tesis de magíster, sobre los eventos de El Niño y La Niña.  Cruz se dedicó a determinar “qué especies pueden ser consideradas como indicadores de la presencia del evento El Niño” mientras estudiaba en la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad de Guayaquil. Actualmente, trabaja en el Instituto Oceanográfico de la Armada del Ecuador (Inocar).

Historia de un premio

De 1975 a 2012 se otorgaba el Premio Eugenio Espejo cada  año y, en 2013 y 2014, la entrega del premio se suspendió. El galardón se retomó en 2015.

Para la edición 2016, el Consejo Nacional de Cultura (CNC) anunció una nueva modalidad que facultó la candidatura de personas jurídicas de derecho privado o público, que se consideren merecedoras del premio.

Como respuesta a este proceso se inscribieron 24 personas. Los galardonados recibirán una medalla, un diploma, $ 10.000 y una pensión vitalicia mensual correspondiente a 5 salarios básicos unificados para el trabajador en general. Este año, cada salario básico es de $ 366, por lo que la suma es de $ 1.830.

El 9 de agosto es el Día de la Cultura Nacional, mediante Decreto Ejecutivo Nº 677, instituyéndose así el Premio Nacional Eugenio Espejo, que será entregado por el Presidente de la República al ecuatoriano que haya sobresalido por sus creaciones, realizaciones o actividades en favor de la cultura.

En su última edición, los premios fueron para Pilar Bustos, Luis Cumbal y Fernando Tinajero. El 26 de octubre de 2015, Correa restituyó la pensión vitalicia mensual a los ganadores del que que constituye el máximo galardón de cultura que otorga el Estado ecuatoriano. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: